Tapones de oídos en moto: ¿Son legales?

Comentar Publicado el jueves 03 de agosto de 2017

Es un debate que desde hace años resulta recurrente, sobre todo en internet. Y es un asunto que no estaba claro: desde la prohibición absoluta, a cierta indefinición, uno puede leer de todo en la red. Hoy día, sin embargo, está bastante claro: sí, son legales y puedes usarlos. ¿Pero debes?

Todos hemos visto a los pilotos, en casi todas las categorías de este deporte, ponerse los tapones en los oídos antes de colocarse el casco. Y conocemos a muchos, sobre todo a los más ruteros, que los suelen emplear. Dicen, los que los emplean, que evitan las molestias causadas por el zumbido del viento, por el ruido que entra dentro del casco. Y dicen los pilotos, que atenúan el sonido ambiente y permiten concentrarte mejor en tu propio motor. Incluso, que se oye más claramente si tienes a un rival cerca.

Legalmente, desde nuestro punto de vista, no están prohibidos: el articulo 17 y 18 del Reglamento General de Circulación habla de que el conductor de un vehículo tiene que estar en todo momento en condiciones de controlarlo y debe mantener la atención permanente a la conducción con el fin de garantizar su propia seguridad y la del resto de usuarios de la vía por la que circula. Hay quien dice, que esto, puesto en relación con el 43 del Reglamento General de Conductores, limita el uso de estos tapones, ya que en este articulo 43, donde se definen las pruebas psicotécnicas que debes pasar para poder conducir dice que, entre otras cosas, comprobarán tu capacidad auditiva. Lógicamente, si los tapones que llevas no modifican tu capacidad auditiva de forma grave, no debería haber problema. Pero claro, ¿quién, en plena carretera va a probar si oyes o no lo suficiente, de forma objetiva? Es decir, no están prohibidos de forma expresa, pero te arriesgas a que te multen si los llevas. Otra cosa es que tienes posibilidades de ganar el recurso.

En cualquier caso también dependerá de los tapones que lleves. No es lo mismo unos tapones que limiten ciertas frecuencias y molestias, especialmente desarrollados para montar en moto que unos de esos de "tres pesetas", genéricos, que en principio solo taponan los oídos y punto.



Pero permítenos una recomendación: no los lleves en la carretera. Está claro, tienen ciertos beneficios y mucha gente te dirá que le resultan cómodos e incluso que le desaparecen los "zumbidos" que muchos tenemos tras un tiempo largo en moto. Es posible. Pero lo cierto es que anulan tu percepción de ciertos sonidos; claro, bajan el nivel de ruido molesto que te llega, pero también te quitará la posibilidad de "escuchar" bien lo que te dice tu moto. Un "clic" que aparece de repente por algo suelto, un ligero matiz de cambio de sonido del motor... mil problemas cuya advertencia previa es un pequeño sonido. Ese ya no te llega.

Y no se a ti, pero a mí me ha pasado más de una vez aquello de bajar la velocidad y abrir la pantalla del casco para escuchar mejor algo que suena raro. Y no quiero averías (y mucho menos accidentes) por no haber escuchado a tiempo ese "clic" maldito.

Mi consejo: si vas de ruta, para como máximo cada 2 horas (menos, si te cansas), quítate el casco y descansa, entre otras cosas, las orejas y oídos. Y escucha a tu moto.
0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP