Psicología mental: factor clave para tu seguridad en moto

Comentar Publicado el miércoles 11 de febrero de 2015
Psicología mental: factor clave para tu seguridad en moto

Tener "la cabeza bien amueblada" es fundamental para adelantarnos a los imprevistos que encuentras cada vez que te subes a tu moto o scooter. Las siguientes pautas básicas son, aunque mil veces repetidas, de obligado cumplimiento.

En el anterior número de Fórmula SCOOTING introdujimos esta nueva sección "Seguridad sobre dos ruedas" con un compendio de 10 útiles trucos elementales para minimizar los riesgos que implica circular sobre tu scooter o moto en la vorágine del tráfico diario. A continuación añadimos una nuevo plantel de experiencias que te pueden servir para sentirte más seguro en la convivencia con el resto de usuarios de la vía.

Controla tus emociones

Tu estado emocional puede jugarte una mala pasada como si fuera una auténtica droga. Invierte un minuto en analizarte a ti mismo ¿Estás como loco de contento, triste, ansioso...? ¿Lo suficiente para que no estés atento a lo que realmente importa, la conducción?

Respira profundamente

Visualiza bien tu alrededor para no perderte ningún detalle. A tan solo 100 km/h no son nada agradables las sorpresas sobre tu scooter o moto. Sé consciente de que eres vulnerable. Los superhombres solo existen en los cómic.

Conducción a diario

No hay que dejar nada al azar, aunque cada día circules exactamente por el mismo recorrido. Las circunstancias del tráfico varían a cada instante: ¿una mancha de gasolina? ¿una puerta de un coche que se abre inesperadamente? ¿un asfalto mojado por riego? No te confíes.

Relájate y disfruta

Atención no es sinónimo de tensión. Montar en tu scooter o moto debe significar disfrutar de la conducción, pero sin dejar de estar alerta. Conduce con naturalidad.

No eres Superman

Si estás cansado, quizá sea mejor no coger la moto o el scooter ese día. Puede que no estés preparado para responder ante circunstancias adversas.

Sentido de la velocidad

La velocidad es un dato real. No obstante, también es "real" que tú la puedes percibir de distinta manera en cada momento. Cuanto entras en un núcleo urbano después de circular "deprisa" en autovía o vía de circunvalación, debes volver a programar tu "chip interior". También debes estar atento a la instrumentación para saber a qué velocidad vas cuando ruedas por la noche. La sensación de velocidad no es la misma que durante el día. En esta situación hay que extremar las precauciones y ser más prudente. Lo peor es el paso del día a la noche, cuando "ni si, ni no".

Inteligencia y seguridad

Sé prudente, conduce seguro y sé inteligente. A tu moto o scooter hay que tenerle respecto, no miedo. Así le sacarás el máximo partido con las mayores garantías posibles.

Los piques, para circuito

Asume que siempre habrá alguien más rápido que tú para llegar a aquel semáforo que tienes a la vista. Además, cuando entras en un pique con otros, tienes todas las papeletas para que acabes sobrepasando tus límites. Mal asunto.

Recuerda que en el último número de Fórmula SCOOTING, que ya tienes en tu punto de venta habitual, podrás seguir aprendiendo y leyendo consejos de seguridad y conducción de motos y scooters.

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP