Royal Enfield Continental GT: los rivales

Comentar Publicado el lunes 06 de julio de 2015
Royal Enfield Continental GT: los rivales

Si tienes en cuenta todas las características de esta Royal Enfield, prácticamente solo hay una moto en el mercado al que enfrentarla: la Mash Five Hundred. Aunque si el dinero no es problema, te damos más opciones.

La Mash Five Hundred es el rival real de la Royal Enfield GT Continental. Ambas son monocilíndricas y tienen una potencia parecida, aunque su origen es completamente distinto. Pero supongamos (feliz suposición) que el dinero no es un problema. Entonces, si lo que buscas son motos retro no muy grandes, tus posibilidades para elegir son mayores y podríamos incluir un buen puñado de modelos.

Kawasaki W800: 8.499 €

La Kawa es, dentro de las japonesas, la más auténticamente retro. Un motor bicilíndrico de 48 CV a 6.500 rpm, refrigerado por aire y cambio de cinco velocidades en una moto que emplea tambor trasero, llantas de radios, fuelles de horquilla y escape "pea shooter". Es bastante más grande y pesada que la Royal Enfield, pero también un funcionamiento más moderno y menos "auténtico" que la Continental.

 

Mash Five Hundred: 4.395 €

Mash es una marca francesa que fabrica en China especializada en este tipo de estética retro. La 500 es realmente una 400 cc con un motor de concepción moderna (derivado del que empleó Honda en su XR 400) y con una estética muy lograda. Más pequeña y ligera que la Continental, ofrece 2 CV menos, pero también su motor "moderno" es más capaz de subir de vueltas y tiene una respuesta más viva.

Moto Guzzi V7 II Stone: desde 8.249 €

Otra marca con buena base para hacer motor retro es Moto Guzzi. Con el motor V2 a 90º de cigüeñal longitudinal, la Stone es la más básica de la gama V7 II actual, una serie que se basa en aquellas V7 deportivas de finales de los 60. Un comportamiento divertido, con un cierto punto de autenticidad "retro" que en esta versión se ensombrece por las llantas de palos. Si quieres más clasicismo tendrás que optar por la versión Special, de llantas de radios y pintura bicolor o a la preciosa Racer.

Triumph Bonneville: desde 8.595 €

Triumph se ha convertido en la marca de referencia en el segmento de motos retro. Todas sus alternativas son plenamente actuales en todos sus aspectos técnicos, pero sus carrocerías emulan motos de otros tiempos. Con motores bicilíndricos, con detalles tan cuidados como la inyección "camuflada" dentro de cuerpos de carburadores para no romper la estética, la gama empieza en una Bonneville de ruedas de aleación y se completa de varios modelos, con series especiales entre las que destacan las T100, Scrambler o Thruxton.

YAMAHA SR 400: 5.999 €

Forma parte de la gama Sport Heritage de Yamaha, donde se integran los modelos con inspiración en versiones de décadas pasadas. En este caso toma la referencia de la SR 400 de 1978 y mantiene todas las características de motor y parte ciclo, con la excepción de la alimentación electrónica. El chasis contiene el aceite como depósito al mismo estilo de la serie XT 660.

0