Las motos de 200 CV que llegan en 2020

Publicado el viernes 22 de noviembre de 2019
Motos más 200 CV

¿Con cuántos CV nos conformamos?¿Cuántos son suficientes? La tecnología consigue que potencias que tan solo hace unos años considerábamos ingobernables sobre dos ruedas estén al alcance de muchos hoy día. 2020 será el año en el que más de 200 CV no sea algo exclusivo de las superdeportivas más radicales.

Siete motos nuevas llegarán en 2020 con más de 200 CV. Algunas de ellas son motos que ya conocíamos y que simplemente han mejorado sobre sus predecesoras, como la Aprilia RSV4 o las Panigale V4. Ambas ya pasaban esa cifra mágica. Otras son completa novedad, como la impresionante Streetfighter V4 de Ducati. Y en algún caso son versiones nuevas de sagas tan longevas, conocidas y valoradas como la nueva CBR 1000 RR.

Pero aún hay más. La sobrealimentada Kawasaki Z H2, la espectacular nueva Bimota Tesi H2 o las siempre especiales MV Agusta Brutale. Como verás, los 200 CV ya no son patrimonio exclusivo de las deportivas RR y ya hay naked sport que sobrepasan esa barrera psicológica que no hace mucho tan solo alcanzaban las motos de carreras más salvajes e incontrolables.




1º) Aprilia RSV 4 1100 Factory

No es, en este caso, una moto nueva. Ni siquiera acaba de ingresar en este selecto "Club de los 200 CV". pero incorpora novedades interesantes que la hacen aún más rápida y efectiva. Estéticamente exhibe pocas (o ninguna) diferencia con la RSV4 Factory que ya conocíamos y pocas novedades en un motor V4 que entrega 217 CV, ahora 400 rpm más arriba, a 13.600 rpm, con un par máximo de 122 Nm a 11.000 rpm. Emplea un nuevo mapa para la centralita electrónica que, entre otras cosas, entrega ese suplemento de rpm. La gran novedad es el empleo de las nuevas suspensiones electrónica semiactivas firmadas por Öhlins. El sistema Smart 2.0 del fabricante sueco supone una evolución importante sobre la pista, ofreciendo no solo mayores posibilidades, sino mejores sensaciones al piloto. Como dijo la propia Aprilia hace algún tiempo, no iban a emplear este sistema hasta que el cronometro no lo certificase.

El sistema ofrece dos modos: semiactivo y manual. El manual anula el sistema semi activo, pero permite guardar tres mapas de suspensión regulados de la misma forma que en una suspensión puramente mecánica, permitiendo variar entre esos tres mapas preconfigurados operando simplemente con los mandos y la pantalla TFT de la moto. En modo semiactivo hay también tres modos: A1 para uso con slicks en pista, A2 para neumáticos convencionales en circuito, y A3 para uso en la calle y carretera.

Todas las motos deportivas del mercado





2º) Bimota Tesi H2

Yo creo que más o menos todos los que seguimos el día a día del mundo de la moto dábamos por muerta esta marca italiana especializada en motos Premium basadas en motores de otros fabricantes. Y seguramente por ello ha sido una de las motos mas sorprendentes del último Salón de Milán EICMA 2019. Se confirmaba su asociación con Kawasaki, que compra el 49% de la sociedad y comienza la fabricación de lo que mejor han sabido hacer siempre, motos espectaculares, prácticamente artesanales y únicas. La primera de esta asociación es la espectacular Tesi H2.

La moto mezcla una nueva versión del impactante chasis Tesi de tren delantero alternativo con una nueva, una espectacular carrocería deportiva y el no menos impresionante motor sobrealimentado Kawasaki H2. Encontramos aluminio, carbono, alerones, formas futuristas y un diseño increíble en una moto de la que no se han dado todavía datos ni de potencia, precio u otros detalles, más allá de lo que puedas deducir de las fotos, como sus dos amortiguadores -uno para cada tren- Öhlins. Pero no existen versiones, al menos por ahora, del motor H2 de menos de 200 CV, lo que hace pensar que entra en este listado de motos con dos centenares de CV. A partir de ahí, la imaginación es libre, pero te recuerdo que este motor, en la H2R, pasaba de 300 CV.



3º) Ducati Panigale V4 y V4S

No cabe duda que las Panigale V4 son, desde su aparición, toda una referencia entre las deportivas de última generación. Se trata de motos derivadas de la competición, pero que tampoco se olvidan de que sus usuarios no son siempre pilotos de GP. Por ello las versiones 2020 de las Panigale V4 y V4S introducen mejoras no solo para hacerlas más efectivas (cosa que por otra parte son), sino además más utilizables y cómodas. La pantalla es ahora 15 mm más ancha por cada lado y el carenado 38 mm más ancho también por cada lado. Pero sobre los laterales se fijan ahora las aletas aerodinámicas que antes pertenecían en exclusiva a la versión V4R y unas nuevas branquias laterales. Todo esto no solo hace la moto más cómoda. A 270 km/h añaden 30 kilos de carga aerodinámica, dándole mayor estabilidad a alta velocidad, haciendo la frenada más segura y mejorando el paso por curva.

No cambia el motor. 214 CV a 13.000 rpm deberían ser suficientes en este caso, pero sí hay nuevos mapas de motor que permiten modificar también la entrega de par. Una nueva pantalla TFT mejora la visualización de los datos y también se ha trabajado en la parte ciclo, algo inevitable al haber modificado la aerodinámica. Así, el centro de gravedad sube 5 mm, las suspensiones tienen algo más de recorrido, pero la altura de la moto en sí ha bajado 4 mm de delante y 2 mm de atrás. Las suspensiones quedan a cargo de una horquilla Showa de 43 mm y amortiguador Sachs detrás en la V4, y Öhlins en la V4S con horquilla Nix30 y amortiguador TTX36. Dicen en Ducati que Pirro rodó con ella solo 3,3 segundos más lento que con la moto de SBK.

Estará disponible a partir de diciembre la versión S, desde 31.590 €, y en enero la estándar desde 26.190 €.



4º) Ducati Streetfighter V4 y V4 S

La versión naked de la Panigale V4 se ha hecho esperar solo lo justo y siguiendo la tradición Ducati de emplear sus motores más guerreros en algunas de sus naked. Dispone de 208 CV a 12.750 rpm y un par de 123 Nm a 11.500 rpm que pueden elevarse hasta los 220 CV con accesorios y escapes especiales, ya proporcionados por Ducati, cigüeñal contrarrotante, muñequillas desfasadas 70º, pistones de aluminio moldeados y, por supuesto, distribuciónn desmodrómica. Es una naked que emplea como base esa Panigale, incluyendo hasta los alerones laterales aerodinámicos. Es casi una nueva categoría de naked sin contemplaciones, aunque tiene detalles que ayudarán a darle una mayor versatilidad. Por ejemplo, al ralentí, con el agua del motor a más de 75º, la moto desconecta la bancada de cilindros traseros. Con chasis derivado de la deportiva, anclado al motor y de solo cuatro kilos de peso, habrá versión con suspensiones Showa BPF de 43 mm y amortiguador trasero Sachs o versión V4 S, con horquilla Öhlins Nix30 y amortiguador TTX36, con sistema semiactivo Smart 2.0. Añade frenos Brembo Stylema, electrónica con IMU de seis ejes y todas las ayudas que encontrarás también en la Panigale V4.

Las dos motos llegan el próximo mes de marzo 2020 a un precio de 21.990 € para la Ducati Streetfighter V4 y 25.490 € para la Streetfighter V4 S.

Todas las naked del mercado





5º) Honda CBR 1000 RR-R Fireblade

Las Honda CBR 1000 RR se consideraban deportivas de perfil más civilizado, utilizable y cómodo que sus rivales, también más fácil para los "no pilotos". Pero los resultados en el Mundial SBK no acompañaban, quizá precisamente por eso, por lo que para los que sí buscan las prestaciones extremas de las deportivas actuales, Honda ha radicalizado su superbike.

Alerones aerodinámicos y 218 CV a 14.500 rpm son la mejor carta de presentación de las intenciones de esta nueva CBR que ya lleva hasta tres "R" en el apellido. Desarrollada por HRC, la nueva Fireblade lleva un nuevo motor, de carrera corta, con cotas internas copiadas de la RCV 213V-S, equipando bielas de titanio, pistones de aluminio forjado, acabado DLC en las levas, distribución con empujadores sin taqués y un gran Ram Air frontal de formas similares al de las RCV de carreras. Por supuesto incorpora acelerador electrónico y plataforma IMU de seis ejes que ayuda a todos los sistema de ayuda. En este sentido cuenta con tres modos de pilotaje, potencia regulable en cinco niveles, freno motor en tres niveles, control de tracción de nueve modos, "antiwheelie" también regulable en tres posiciones y un nuevo control de lanzamiento, todo ello de serie. Sus intervenciones se gestionan desde una pantalla TFT de 5" personalizable y desde la piña izquierda.

Presenta nuevo chasis de doble viga de aluminio, con diferentes geometrías y con el cigüeñal más cerca del tren delantero y más alto para favorecer la manejabilidad, además de un basculante más largo. Suma amortiguador Showa BFRC-L (Balance Free Rear Cushion Light) y horquilla BPF (Big Piston Fork) de la misma marca, de 43 mm en la versión estándar, por que habrá versión SP con Öhlins semiactivas de segunda generación, para una CBR que vuelve, por fin, a lo más alto de la competencia entre deportivas.



6º) Kawasaki Z H2

Kawasaki piensa aprovechar al máximo su plataforma motriz sobrealimentada H2. Tras las aparecidas en 2015 Ninja H2 y H2 R se sumaron posteriormente las más "lógicas" H2 SX y SX SE+. Ahora llega ese motor a las naked verdes con la nueva Z H2. Es, sin duda, la estrella de la familia Z, por encima de la Z 1000, reina de la naked de Akashi durante muchos años. Equipa un motor H2 retocado, con una turbina de 12 filos fabricado a partir de un bloque completo de aluminio forjado. Dotada de acelerador electrónico, la moto incorpora un paquete de tecnología muy completo, con control de tracción, tres mapas de motor y cuatro modos de respuesta de todo el sistema, KCMF (Kawasaki Cornering Management Function) que vigila tanto la tracción como el ABS KIBS (Kawasaki Intelligent Anti-Lock Brake System), cambio con "quickshifter" de dos direcciones, control de crucero y lanzamiento, todo ello gestionado por la ya tan necesaria plataforma IMU.

En el chasis encontramos una estructura multitubular, como en las H2 y en las últimas creaciones de la marca. Cuenta con basculante derivado de la ZX-10 R, con placas insertadas que aumentan la rigidez bajando el peso en la zona trasera del motor, más suspensiones Showa, con horquilla SFF-BP y monoamortiguador sobre bieletas, todo completamente regulable, añadiendo frenos Brembo monobloque delante y Nissin detrás.

Incorpora luces completas de LED, pantalla TFT en color y conexión a la app "Rideology" que permite utilizar el teléfono para recopilar información y la pantalla de la moto para leer datos del móvil, así como navegación GPS.



7º) MV Agusta Brutale 1000 RR y Rush 1000

No podía faltar en esta "fiesta de los 200 CV naked" una marca como MV Agusta, cuyas Brutale siempre han oficiado de punta de lanza. Y no faltan, contando con dos motos, a cada cual mas impresionante: Brutale 1000RR y Rush 1000.

La Brutale es tan espectacular como siempre, una de esas motos que parece que te quieren asustar con solo verla. Se basa en la edición especial Serie Oro y monta el tetracilíndrico en línea de la marca, con 208 CV a 13.450 rpm y un par máximo de 116,5 Nm a 11.000 rpm. Incorpora centralita IMU, con toda la tecnología y ayudas que eso implica, más cambio "quickshifter up&down", faros LED y suspensiones Öhlins de alto nivel, incluyendo amortiguador electrónico de dirección de la misma marca. La MV Agusta Brutale 1000 RR compartirá la mecánica con la nueva Rush 1000.

De hecho, la Rush se basa muy de cerca en la anterior, pero eleva la exclusividad un paso más lejos. El faro se orienta en dirección a la curva, la llanta trasera es de fibra de carbono y la decoración es exclusiva, aún más agresiva. Emplea la versión semiactiva de las suspensiones Öhlins y están disponibles escapes específicos para elevar la potencia hasta los 212 CV. Por si los 208 CV se te quedan cortos algún día.



0