Las motos más famosas del mundo del cine

Comentar Publicado el viernes 30 de septiembre de 2016

Las motos y el séptimo arte mantienen una relación especial que nos ha regalado momentos únicos en la gran pantalla y que nos ha dejado modelos de moto que siempre asociaremos a una determinada película.

El mundo de las dos ruedas siempre ha estado ligado al cine. Desde las primeras grandes películas clásicas, en blanco y negro, hasta las más futuristas y taquilleras del momento han guardado un especial protagonismo que dedicar a algunos de los modelos de motos más carísmaticos. 

No lo neguemos, muchos de nosotros nos hemos sentimo como Tom Cruise en Top Gun cuando nos hemos subido a nuestra moto. O hemos querido cruzarnos con la chica de nuestros sueños mientras ella abría gas en una Vespa como la que lució Audrey Hepburn en Vacaciones en Roma. Como éstos existen otra decena de casos que siempre tendremos en la memoría y que combinan el cine y nuestra pasión por las motos. Aquí te dejamos algunas de las motos más famosas que han tenido su gran protagonismo en el séptimo arte.



Vespa 125, la protagonista de Vacaciones en Roma

La Vespa 125 de 1953 que aparece en Vacaciones en Roma es de las pocas motos que le quitaron gran parte del protagonismo a los actores principales de la película, Audrey Hepburn y Gregory Peck.

En esta película del año 1953, Ana (Audrey Hepburn) la joven princesa centroeuropea, intentando escapar de sus obligaciones y del rígido protocolo, se escapa de palacio para visitar Roma, la ciudad en la que está de visita. Así conoce a Joe (Gregory Peck), un periodista americano que en busca de una gran exclusiva, finge no conocer la identidad de la princesa. Los dos vivirán unos días inolvidable recorriendo toda la ciudad y la Vespa protagonizará muchísimos grandes planos de una película que ya aún sigue en el recuerdo de muchos aficionados al cine y las motos.

Esta moto, una de las más famosas sin duda del mundo del cine, es conocida por su motor bocolo, bautizado así por su sistema de arranque, por su cambio de marchas de tres velocidades con la mano en al empuñadura izquierda del manillar y por su carismático faro en el manillar.




Triumph Thunderbird en "The Wild One"

La película de culto The Wild One fue el mayor y mejor reclamo publicitario para que Triumph diese a conocer a todo el mundo su Thunderbird. La rebeldía de Marlon Brandon y su chulería a la hora de subirse y conducir la moto, hicieron que todos los que han visto esta película se enamorasen de esa moto Triumph y soñasen en alguna ocasión con hacer el 'gamberro' mientras abrían gas encima de una Thunderbird como la de la película "The Wild One".




Triumph Trophy TR6 en "La gran evasión"

Otra Triumph que llegaba al cine de la mano de uno de los actores más carismáticos fue la Trophy TR6 a la que siempre ligaremos la figura del gran Steve McQueen, uno de los aficionados a las motos más famosos del mundo. La gran escena en la que salta sobre una alambrada para huir de los nazis a lomos de su Triumph Trophy TR6 vale todo la película como referente y mito.



Harley-Davidson en "Easy Rider"

Aunque hay algunas más, hay consenso en señalar a Easy Rider como la road movie motera por excelencia. La vida al límite solo puede entenderse sobre una Harley altamente modificada para completar la estética hippie de Peter Fonda y Dennis Hopper que en su periplo por el sur de Estados Unidos además, recogerán a Jack Nicholson como paquete de lujo. La moto que puedes ver en la peli, la que conduce Fonda es, sin duda, una de las Harley-Davidson más famosas de todos los tiempos, un auténtico mito.



Kawasaki Z1000, en Mad Max

Mad Max, película australiana que pese a su escaso presupuesto acabó siendo un éxito, nos mostró una peciosa Kawasaki Z1 que conducía un policióa motorizado llamado el 'Gansito'. Esta Kawa, preparada para la ocasión, fue capaz de quitarle protagonismo hasta a Mel Gibson, que tuvo en esta película su presentación oficial como actor de relumbrón. 



Kawasaki GPZ 900 en "Top Gun"

Es la película con la que todos los adolescentes de la época se creyeron que tener una moto deportiva era un plus muy importante a la hora de terminar ligando con la chica a la que amabas en silencio. En este film, donde vemos al Tom Cruise más 'romántico' encima de una Kawa GPZ 900, se materializa el cambio y pasamos de ver en el cine motos vintage para que las deportivas tomen una relevancia mucho mayor. Este cambio de tendencia se consolidará en películas de más acción como Matrix o Misión Imposible. 



Harley-Davidson Fat Boy en "Terminator 2"

La segunda parte de las andanzas de Arnold Schwarzenegger encarnando a un cyborg venido del futuro tuvo el honor de ser la película más cara en su momento. Parte de la culpa (además de los efectos especiales para dar forma al T1000) la tuvo esta persecución en los canales de Los Ángeles a bordo de una Harley-Davidson Fat Boy. Y quién no olvida la frase ´Quiero tu ropa, tus botas, y tu motocicleta´ doblada genialmente por el tristemente malogrado Constantino Romero.



Batpod, la moto de Batman en "El Caballero Oscuro"

En el siglo XXI parece que ya nada nos puede sorprender en materia motera. Sin embargo Christopher Nolan lo consiguió en la segunda parte de su brillante triología moderna sobre Batman. En el Caballero Oscuro el superhéroe de la capa negra se ponía a bordo del Batpod cuando su Tumbler, el nuevo Batmóvil, queda hecho polvo. Le da para unas escenas de acción redondas siguiendo al Joker interpretado magistralmente por Heath Ledger de forma póstuma.



Triumph Bonneville T140 de "Oficial y Caballero"

Junto a una Triumph Bonneville T140, Gere protagonizó una de las primeras películas en las que empezaba a destacar como actor: "Oficial y Caballero". Además, en su vida real, el actor compró una Triumph Bonneville de fábrica con su primer cheque por participar en la gira del musical de "Broadway Grease" a mediados de los 70.



Las motos que aparecen en Ghost Rider: "El Motorista Fantasma"

Para la filmación de la película, Nicolas Cage usó varios modelos de motocicletas, entre los que destacan la Harley-Davidson Panhead, una Buell X1 Lightning, una Harley-Davidson Sportster y una Honda ST 1100 Pan European. Por supuesto, todas ellas fueron especialmente rediseñadas y customizadas para el rodaje del ´Motorista Fantasma´.



En el segundo film dedicado a la saga de Marvel y también protagonizado por Cage, la moto del protagonista fue sustituida por un modelo mucho más pesado y completamente distinto: La Yamaha Vmax.

Kawasaki ZZR 250, la moto de la película Kill Bill

Una de las sangrientas películas de Quentin Tarantino también guardó un pequeño hueco para las dos ruedas. La protagonista, la Kawasaki ZZR 250, tiene un papel fundamental en una de las primeras escenas de la película cuando Uma Thurman, actriz principal de Kill Bill, aparece conduciendo esta Kawa en color amarillo por las calles de Tokyo. 






Quedan en el tintero de esta selección de motos del cine de todos los tiempos, al menos, otras protagonistas como la Ducati 996 de Matrix, la BMW R71 con sidecar de Indiana Jones o incluso la Indian Flathead de la película el Curioso Caso de Benjamin Button.
0

Yamaha MT-07

Yamaha MT-07 2018: desvelado su precio para España
Yamaha MT-07 2018: desvelado su precio para España

Yamaha MT-07 2018: desvelado su precio para España

La marca del diapasón ha hecho oficial el precio de su naked de éxito, la Yamaha MT-07 2018, que...

Yamaha MT Tour 2018: fechas, ciudades, inscripciones...

Yamaha MT Tour 2018: fechas, ciudades, inscripciones...

Si eres de los que se estás planteando arrancar el año con moto nueva, atento, porque el lado...

Nueva Yamaha MT-07: salón de Milán EICMA 2017

Nueva Yamaha MT-07: salón de Milán EICMA 2017

La Yamaha MT-07, una de las naked medias más vendidas de Europa, se renueva por completo con un...

Prueba Yamaha MT-07: La belleza de la lógica

Prueba Yamaha MT-07: La belleza de la lógica

No. No tiene "cientoypico" caballos. Ni un carenado "racing" ni suspensiones de última generación...

Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán