Herramientas para moto II: cuestión hexagonal

Comentar Publicado el lunes 06 de junio de 2016

Vimos, hace unas semanas, las herramientas que tienes que llevar en tu moto. Ahora empezamos con las que, si quieres hacer más cosas, debes tener en casa, en lo que será tu surtido de herramientas "de taller".

¿Te has fijado la cantidad de tipos de llaves hexagonales que hay? Planas, acodadas, de estrella, carracas, carracas planas, de tubo: ¿cuestión de capricho? Pues no. Cada una de ellas tiene unas características que la hacen apropiada para ciertos trabajos. Y no quiere decir esto que debas tener todas las llaves de todas las medidas de todos los tipos, pero seguro que si necesitarás más de las que tu piensas.

Llaves planas, acodadas, una carraca y una llave inglesa, como poco serán necesarias y, aún así, habrá operaciones que requieran la que no tienes, si no quieres provocar una avería más grave que la que intentas reparar. Veamos cuáles son las más importantes y qué características deben cumplir:

Tamaños y calidades

Dos características importantes que deben cumplir las herramientas: ser de la medida estrictamente necesaria y de una cierta calidad, tanto en su material como en su fabricación. Lo de la medida, de pura lógica, pero la advertencia no está de más; alguna vez he visto aquello de "como no tengo la suya, una un poco más grande, que parece que agarra": lo más probable es que, o bien acabes rompiendo la cabeza del tornillo o tuerca que queremos soltar o incluso uno de tus dedos, cuando la llave se escape del agarre por no estar bien ajustada.  Y el material, si bien no necesitaremos las herramientas más caras de la ferretería, huye de las mas baratas de la tienda de los chinos de turno; en algunos casos serán de malos materiales, cuyo uso sería entonces muy limitado al desgastarse pronto y deformarse y en otros las medidas, poco precisas, provocarán mal agarre.

Otro punto importante sobre las medidas es el sistema que lleva tu moto. Motos europeas y japonesas suelen emplear medidas en milímetros. Harley Davidson y algunas británicas antiguas suelen emplear medidas en pulgadas. Son parecidas, pero no iguales. Y donde "parece" que una puede encajar, como no es exacta acabará por provocar uno de esos efectos indeseables de los que hablábamos: que se escape o que deforme la tuerca.

Son fáciles de diferenciar: las "nuestras" están expresadas en milímetros: la 10/11 significa que uno de los lados de la llave es para cabezas o tuercas de 10mm y el otro de 11mm. Las americanas se expresan en fracciones de pulgada: 1/4, 3/8, etc. Y, por poner un ejemplo de los errores, la llave de 1/2 pulgada mide 12,7mm. si en una Harley nos ponemos a soltar ese tornillo con la de 13mm, tendrás una holgura de 0,3mm. Es poco, pero suficiente para provocar un desastre.

Los tipos de llaves

-Llaves fijas: La clásica e imprescindible. Abiertas por la punta, sirven para casi cualquier tuerca y tornillo al que cogen por dos de sus caras. En cada una de las puntas llevan una medida, desde 6 mm hasta 19 mm son continuadas ( 6-7, 8-9, 10-11, etc.) y a partir de ahí van salteadas (20-22, 21-23, 24-26, etc). Llevan un ángulo de ataque inclinado hacia un lado (no queda el mango totalmente perpendicular al tornillo cuando lo coges), de forma que puedes dar la vuelta a la llave y coger el tornillo en dos ángulos diferentes, para tener la mejor posición de trabajo.




-Llaves de estrella: Fijas, pero sin la apertura para meter la llave de frente a la cara del tornillo, normalmente son en las mismas combinaciones de medidas que las anteriores. Tienen la ventaja de que, al ser totalmente cerradas y coger el tornillo por todos los ángulos, es más difícil que se escurra. Cada día es más frecuente ver llaves combinadas en las dotaciones de herramientas. Son las que en una punta llevan una llave fija y en la otra la de estrella, de la misma medida, en vez de dos medidas.

- Acodadas: La llave acodada es parecida a la de estrella, pero no son planas, si no que la punta forma un ángulo con respecto al mango, de forma que puedas coger tornillos o tuercas que están hundidos con respecto al plano. Son, seguramente, las segundas más comunes tras las llaves fijas y esenciales en tu caja de herramientas. Sus medidas se combinan en la misma forma que las fijas o las de estrella.


-De tubo: La de tubo, otras muy comunes hace años, siguen mereciendo un hueco en la caja de herramientas, aunque lo cierto es que desde hace años van quedando arrinconadas frente a la más práctica carraca, que hace mucha de sus funciones. Sirven para trabajar sobre tornillos o tuercas "escondidos" en el fondo de un agujero. Las dos puntas, de las mismas medidas que en las llaves fijas, se unen mediante un tubo hexagonal que debes coger con una llave fija. Suelen llevar también unos agujeros en cada uno de los extremos para pasar una varilla y hacer el apriete con ella en vez de con la llave fija.

-Llave inglesa: No, no sustituye a las planas ni a ninguna otra y debe considerarse sólo una segunda opción. Es esa que mediante una rosca sin fin consigue que una de las caras sea ajustable, de forma que puede servir para cualquier medida, dentro de un rango. No todas son iguales: tienes más pequeñas y más grandes, para distintos rangos de medida. Es útil, pero agarra peor que una llave fija. Para usarla, asegúrate de que la cara móvil de la llave es la que hace fuerza contra la tuerca, porque así se bloquea. Si lo haces al revés tiene tendencia a abrirse, con el consiguiente y consabido riesgo.

-Carraca: Seguramente, si hablamos de calidad, es la más cara de todas las que hemos hablado, pero también la más útil. Un juego de carraca se compone del mango, con el mecanismo que permite el retroceso del mango sin sacar la llave del tornillo, varias alargaderas (o manerales) y las bocas de las diferentes medidas para usar. En algunos casos vienen bocas (vasos) largas y cortas, de forma que, las largas, puede usarse "casi" como llaves de tubo. también es útil que traigan articulación (o cardan), de forma que puedas atacar con cierto ángulo, diferente a los 90º que por construcción tiene que trabajar la carraca.

-Carracas planas: Caro, pero útil: como una llave de estrella plana, pero con un mecanismo en cada punta de carraca que permite apretar o soltar tornillos y tuercas hexagonales sin sacar la llave en cada movimiento. Es mucho más rápido, seguro y cómodo trabajar con ellas que con las llaves fijas o de estrella convencionales. Pero son mucho más caras.

-Otras llaves: llaves de pipa (como de tubo, con las dos bocas a 90º) y llaves "T", un mango con la forma de esa letra y una boca o vaso similar al de la carraca, en algunos casos intercambiable y en otros (las mejores), fijas al mango. Son útiles y cómodas, pero casi "un lujo" si tienes las demás, ya que su trabajo se puede realizar con alguna de las anteriores. Llaves dinamométricas, que miden la fuerza del apriete. Son indispensables en muchos trabajos en la moto, pero hablaremos de ellas en otro capítulo.

Y por último, olvídate de todas esas "llaves-milagro" que en las teletiendas y en algunos grande almacenes se ponen de cuando en cuando de moda y prometen que con dos herramientas tienes todas las necesarias: sólo son buenas para estropear tornillos.

Las que necesitas

Tener juegos completos de todas y cada una de las llaves que hemos dicho antes es una barbaridad de caro y poco necesario. Tener un sólo juego de una de ellas, insuficiente: tienes ejes en tu moto y tornillos pasantes que requieren agarrar por los dos lados para soltarse y, si bien en muchos casos el diseñador ha sido "listo" y ha puesto dos medidas diferentes en cada extremo, de forma que puedas emplear dos llaves diferentes, no siempre es así y, a veces, requiere trabajar con dos llaves de la misma medida a la vez.

Nuestra recomendación mínima es un juego de llaves fijas; medidas desde la 6 hasta la 22. Otro igual, con las mismas medidas de llaves acodadas, de forma que en el caso anterior tendremos resuelto el problema. Y un juego de carraca "completito". A partir de aquí, no está de más hacerse con un par de llaves inglesas de diferente tamaño y, si te da tu presupuesto y quieres comodidad, un juego de carracas planas de las medidas más estándar; por ejemplo, de 10 a 17.

Hay otras llaves que necesitarás, pero esto será en función de tu moto: los tapones de horquilla, tuercas de eje de rueda, tuerca superior de la pipa de la dirección y alguna otra que te puedes encontrar suelen estar por encima de esa 22mm recomendada. Pero en esto cada moto es diferente: mira cuáles te hacen falta en tu moto para estas operaciones y que no falten en la caja. Y recuerda, asegúrate siempre de que son del tipo y tamaño adecuado.

0

Yamaha MT-07

Yamaha MT-07 2018: desvelado su precio para España
Yamaha MT-07 2018: desvelado su precio para España

Yamaha MT-07 2018: desvelado su precio para España

La marca del diapasón ha hecho oficial el precio de su naked de éxito, la Yamaha MT-07 2018, que...

Yamaha MT Tour 2018: fechas, ciudades, inscripciones...

Yamaha MT Tour 2018: fechas, ciudades, inscripciones...

Si eres de los que se estás planteando arrancar el año con moto nueva, atento, porque el lado...

Nueva Yamaha MT-07: salón de Milán EICMA 2017

Nueva Yamaha MT-07: salón de Milán EICMA 2017

La Yamaha MT-07, una de las naked medias más vendidas de Europa, se renueva por completo con un...

Prueba Yamaha MT-07: La belleza de la lógica

Prueba Yamaha MT-07: La belleza de la lógica

No. No tiene "cientoypico" caballos. Ni un carenado "racing" ni suspensiones de última generación...

Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán