Probamos los principales servicios de Motosharing en España

Comentar Publicado el miércoles 04 de abril de 2018
Probamos los principales servicios de Motosharing en España

Se trata de un negocio nuevo, una forma novedosa de movilidad, pero está claro que el sistema funciona, resulta útil, económico y fácil de usar. Nosotros hemos probado tres de estos servicios de Motosharing: Yugo, Muving y e-Cooltra y podemos contarte cómo es la experiencia.

Si hace poco te mostrábamos en un reportaje "cómo funcionaban los servicios de Motosharing", donde te indicábamos el precio de cada uno, su disponibilidad y su radio de actuación, en esta ocasión hemos decidido ponernos el "mono de trabajo" y subirnos a tres de los servicios de motosharing más importantes a nivel nacional. Aquí, nuestra opinión tras movernos con los scooter de Yugo, de e-Cooltra y de Muving.

Servicio Motosharing "Yugo"

En los tres casos, tanto el alta con la instalación de la app es extremadamente sencillo. Reservar el scooter también lo es. En el caso de Yugo aprovechamos un viaje a la Ciudad Condal para probar el servicio. Reservamos desde la misma estación de tren y el scooter más cercano estaba a un paseo de casi un kilómetro. Lógicamente, en una ciudad que no conoces bien, la ayuda de la app para guiarte hasta el scooter resulta útil.

Llegas al scooter, lo activas con la app y puedes acceder al scooter, abrir el cofre y coger el casco si lo necesitas. En nuestro caso no es así: íbamos a probar una moto y llevábamos nuestro propio equipamiento. Con el scooter preparado, arrancas y sales. Es muy bajito de altura al suelo. El aspecto retro le favorece: los han pintado de un verde clásico que resulta llamativo y reconocible, además de hacerlos más visibles. La idea era prácticamente cruzar media ciudad, desde la estación de Sants hasta la zona de Diagonal-Mar.



Es un scooter de origen asiático. Lógicamente, están bien mantenidos y cuando hay una avería o un mal funcionamiento, la empresa tiene previsto un servicio de reparación. Además, como en otros casos, si esa avería te surge a ti, puedes avisar al teléfono de emergencia de la propia app donde te lo solucionarán.

En marcha, hay que tener en cuenta que sus prestaciones son las de un ciclomotor y, por tanto, su velocidad máxima está limitada. Las aceleraciones son algo justas con solo el conductor abordo. En caso de querer llevar a alguien, quedará aún más limitado. Suspensiones y frenos quedan también a un nivel muy básico. Se aprecian los baches y el scooter vibra y se mueve sobre ellos. Para frenar, el tacto de frenos también es mejorable, sin ofrecer demasiada confianza. Pero el conjunto cumple su cometido.

Servicio Motosharing "e-Cooltra"

Probamos el ciclomotor Govecs que emplea e-Cooltra en Madrid. El proceso de reserva de la moto es muy similar. Como conozco la ciudad, me resulta fácil llegar hasta él sin necesidad de apoyarrme en la ayuda de una app que, por supuesto, también tiene. Cuando lo encuentras, el proceso es el estándar: desbloqueas con la app, hay un casco bajo el asiento y otro en una maleta trasera que abres con una llave que hay bajo el asiento.



El Govecs es de origen alemán, pero se fabrica también en Asia. Aún así, los acabados parecen algo mejores que los del Yugo. Ponerlo en marcha es similar. Sales con él y notas varias puntos que lo mejoran: acelera mejor, frena mejor y tienes más tacto "de moto" que con el Yugo. Ofrece buen tacto de mandos. Eso sí, su velocidad está limitada igualmente y los 45 km/h de velocidad máxima se hacen un tanto justos en calles donde el tráfico va mas rápido, a pesar de las limitaciones legales de velocidad. Durante la prueba tuvimos que cambiar de unidad. La primera, con un 24% de batería restante, "amenzaba" con dejarnos tirados a los 38 minutos de haberlo cogido. No obstante, en una utilización normal, con esos 38 minutos de alquiler nos hubiese dado tiempo cruzar Madrid de punta a punta, dentro de la zona de utilización.



Servicio Motosharing "Muving"

Dos Torrot Muvi quisimos probar durante nuestra jornada de pruebas de motosharing por Madrid. Queríamos testar la versión ciclomotor y la de homologación para carné A1 ó B con más de 3 años, es decir, el "grande". La app, además, cuenta con una pantalla donde lista, fuera del mapa, los scooter que tienes cerca, indicando cuál es ciclomotor y cuál es "125". Aún así, tuvimos que andar bastante más para conseguirlos que para coger los Cooltra que utilizamos: hay menos unidades y se nota.

En marcha, con el Muving ciclomotor la sensación es a medio camino entre el Yugo y el e-Cooltra. El Govecs de e-Cooltra se parece más a un scooter normal, mientras éste está a medio camino entre un scooter de rueda alta muy ligero y una bici eléctrica, con algo más de peso y, por supuesto, sin pedales. Es muy ágil y agradable de llevar.



Con el 125 la cosa cambia. Es, claramente, el scooter ideal para esta aplicación si tienes el carné necesario. Es igual de ágil, igual de fácil, pero más rápido y potente. Con buenos frenos y suspensiones adecuadas, el scooter de Muving es cómodo y práctico. Ahora este tú el que tienes que plantear tus necesidades para elegir entre unos y otros.

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP