Prueba Dragon TT Cafe Racer 600 F: muy especial

Publicado el miércoles 27 de noviembre de 2019

Lo que ves debajo de esta carrocería tan exótica es, por si no te habías dado cuenta, una Honda CBR F4. Está realizada por Dragon TT Motorcycles y se acerca al concepto Café Racer desde un punto de vista inédito.

Ya te hemos mostrado en diversas ocasiones modelos de Dragon TT Motorcyles. Es una empresa de ingeniería y soluciones de diseño, muy creativa y con un campo de actuación sorprendente que va desde hacer motos completas o piezas especiales hasta el diseño y la construcción de objetos para cine, etc. En esta visita a sus instalaciones en Illescas (Toledo), nos sorprendieron no solo con esta CBR Café Racer que nos habían invitado a probar, sin que también vimos un muy especial MP3 con techo (que esperamos enseñarte próximamente), preparaciones sobre Ducati, Café Racer más clásicas e incluso gran parte del nuevo armamento de Batman, incluyendo moto, capa, peto o arpones. Y no, no es broma. Ellos han sido los elegidos por una productora de cine para desarrollar todo ese material tan especial. Sales de allí con la sensación de si habrá algo que no sean capaces de hacer, porque además, si no se les ocurre a ellos, se te puede ocurrir a ti: trabajan también por encargo en el proyecto que les propongas. Incluso están haciendo un "supercar" completo con base Audi TT a petición de un cliente.

Pero no nos desviemos. Nosotros vamos a conocer la Dragon TT Café Racer 600 F, una CBR muy especial transformada de la forma que ves en las fotos. No es una Café Racer al uso, es una idea diferente, una mezcla entre una deportiva actual con detalles de estilo retro. Una moto que por prestaciones y comodidad del piloto no debe perder el carenado, pero que recurre a un faro redondo, una moto con colín monoplaza y un piloto trasero también redondo pero de estilo casi futurista. De hecho, tiene soluciones casi contradictorias, como ese faro, redondo como mandan los cánones "racers", pero de superficies elipsoidales y LED. El piloto tiene esa influencia retro también en sus formas redondas, pero es también de LED e imita el reactor de un avión de combate en combustión.



Con escapes elevados, tapa de colín que conserva el asiento debajo, semimanillares de serie pero con los espejos en las puntas y decoración a gusto del propietario, la Dragon TT Café Racer será tan bonita como a tus ojos pueda parecer o no, pero no cabe duda que es una moto original y diferente en el panorama de preparaciones actuales, un tanto encorsetado en las Café Racer tradicionales y scramblers minimalistas.



La base mecánica es una CBR 600 F4, la CBR ya de inyección de la primera década de este siglo. Esta en concreto es una 2007 y el kit está preparado para montar sobre cualquiera de ellas, desde el 2001 al 2009. Una de sus ventajas es que es precisamente un kit, y puedes montarlo y desmontarlo cuando quieras y volver a dejar la moto de serie, ya que no se modifican piezas fundamentales de la moto. La otra ventaja es que puedes comprarlo por partes. El kit completo o solo el frontal, la quilla o el colín. En principio, se entregan sin pintar y con un manual de instrucciones para que lo montes tú mismo, pero también puedes llevarles tu CBR y acordar con ellos la decoración y el montaje de los componentes que quieras.



Rodando con la Dragon TT Café Racer 600 F

¿Has cogido alguna vez una Honda CBR 600 F? Si tienes unos años, casi seguro que sí. ¿Y te gusta cómo van? También es muy probable que sí. Eran el paradigma de la polivalencia, capaz de viajar, de llevarte a trabajar, de rodar en circuito y de hacerlo todo suficientemente bien como para que cualquiera de esas cosas resultase agradable con ella. En caso de que sea así, la Dragon TT también te va a gustar, porque otra de las ventajas de este kit Café Racer 600 F es que no modifica en absoluto el comportamiento de la moto en carretera. Sí es cierto que los escapes, más abiertos, la han convertido en más sonora, algo que a muchos les gustará. Yo prefiero el sonido y la suavidad de los escapes de serie, pero estos tampoco van mucho más allá de cualquier escape homologado de CBR.



Ha sido un reencuentro agradable. Hacía mucho tiempo que no volvía a ponerme tras el manillar de una Honda CBR. Esta es una unidad muy especial, pero, como te digo, sobre el sillín las sensaciones son las mismas que tienes sobre la moto de serie. Exhibe una posición inclinada hacia delante, pero no RR, con los pies ligeramente retrasados, la cabeza a buena altura sobre una cúpula que tapa lo suficiente si, como yo, no eres alto. En general resulta una postura agradable para cualquier uso. El motor de cuatro cilindros se nota potente, con buena respuesta desde abajo y no necesita ir arriba del todo, una de las mayores ventajas de la CBR frente a su competencia de entonces. Sin embargo, si le buscas las cosquillas, acelera de verdad, con un precioso aullido de sus cuatro cilindros.



La moto frena bien. Llegas a las curvas, te colocas y mueves la moto con facilidad. Hay que ponerse en situación tras estos años de evolución tecnológica: no hay ABS, control de tracción ni nada que si tienes un error grave durante la conducción. También se sujeta bastante bien y hay agarre. Reconozco que tardé un rato en recuperar las sensaciones, la forma de entender la CBR (además de rodar con el cuidado especial que merece una moto así, que tan amablemente nos ha cedido su dueño) pero al final me lo pasé muy bien con ella.

¿Cuánto cuesta la Dragon TT Café Racer 600 F?

Estamos ante una moto normal, de serie, con un precio cerrado. Tampoco esta unidad está en venta a un precio determinado, con lo cual este aspecto no es tan fácil como parece. Lógicamente, para empezar depende de que tengas que comprar una moto o tengas ya una para establece una base. Por si estás en el primero de los casos, un vistazo en internet dice que una Honda CBR 600 F4 de los años que sirven para este kit están entre los 2.000 € y los 3.000 €. El kit completo curata 1.100 €. Por piezas, el frontal tiene un precio de 419 €, la quilla 247 € y el colín con tapa 525 €. Estos son precios sin contar IVA y envío y, como te decía antes, sin pintar. Puedes hablar con ellos y cerrar un precio pintado y montado e incluso cerrar otros detalles como escapes, espejos y demás. Para ello, contacta con Dragon TT en el 925 501 146 o en info@dragontt.com . Descubrirás un nuevo mundo de posibilidades para tu moto.

FOTOS Javier Ortega




 

Especial MotoGP
0