Triumph Street Scrambler Dirt: de la calle al óvalo de flat track

Publicado el domingo 30 de septiembre de 2018
Triumph Street Scrambler Dirt: de la calle al óvalo de flat track

Con motivo del evento 'Oldies but Goldies', Triumph España presentó una preparación especial de la Street Scrambler en colaboración con el piloto de Supermotard Diego Grande. La Triumph Street Scrambler Dirt es una moto preparada para el óvalo de flat track.

La tercera edición de uno de los eventos de preparadores y estilo de vida con más renombre de nuestro país trajo consigo la presentación del proyecto conjunto entre el concesionario Triumph Madrid y Diego Grande. La Street Scrambler Dirt sorprendió a propios y extraños gracias a una estética retro, y es que esta preparación está pensada para competir en flat track, una competición en la que se da vueltas a un óvalo de tierra con la única ayuda del gas y el freno trasero. Estas motos destacan por una estética vintage, la misma con la que las primeras motos popularizaron esta técnica disciplina.



La preparación, que toma como base la actual Street Scrambler. Aunque la moto ha sido concebida para los circuitos de flat track, hay que destacar que no ha sido necesario modificar el motor respecto al modelo original. En este sentido sólo se ha cambiado la cola de escape, instalando en su lugar un silenciador Vance & Hines presente en el catálogo de accesorios originales de Triumph. Como se trata de una preparación de carreras, se ha eliminado el dBkiller y reprogramado la ECU para aprovechar el potencial del escape más abierto y el extra de vueltas que le aporta. En el apartado de la electrónica, se han anulado de forma permanente tanto el ABS como el control de tracción.



En lo referente a la parte ciclo, la Street Scrambler Dirt ha sido equipada con nuevos amortiguadores traseros FOX multiregulables procedentes del catálogo de Triumph. Delante, la horquilla es de serie pero cuenta con unos muelles más duros. Tras prescindir del freno delantero, el manillar se ha cambiado por un Fat Bar de motocross acoplado tanto a las torretas como a la tija de origen. Las estriberas también se han reposicionado pensando en el uso en circuitos ovalados, teniendo muy en cuenta la altura de la palanca de cambios para permitir accionarla con comodidad.



Por último, se han eliminado todos los elementos no imprescindibles, como los guardabarros y el portamatrículas, además de simplificar el sistema eléctrico renunciando a los faros, intermitentes, claxon, etc. Las llantas de radios siguen siendo las de origen pero con neumáticos específicos para flat track.

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP