Cuida de la moto en los días de cuarentena: Lava la moto

Publicado el miércoles 18 de marzo de 2020
Cuida de la moto en los días de cuarentena: Lava la moto

Como te decíamos, vamos a pasar estos días de cuarentena preparando la moto para cuando superemos esta crisis y podamos volver a vernos en las carreteras. Y el primer trabajo que debemos hacer es limpiar la moto en profundidad.

Esta vez no pasaremos por la gasolinera a utilizar las máquinas de presión para limpiarla. Esta vez que no debemos salir de casa, por el estado de alarma decretado en España, lo haremos "a la vieja usanza". Es cierto que algunos tenemos una de esas hidrolimpiadoras caseras que puedes comprar en ferreterías (o en internet, si te da por comprarla ahora) y que ayudan en estas cosas. Desde luego, salvo algunas semi profesionales, no son como esas de la gasolinera, pero ayudan en este trabajo.

Limpiar la moto es, además de importante dentro del mantenimiento normal de la moto, algo que nos vendrá bien hacer antes de nada. Si vamos a revisar cosas, si vamos a trabajar sobre la moto, es importante que esté limpia. Es más cómodo trabajar así, es más fácil ver desperfectos y será más eficaz después cuando engrasemos los puntos necesarios, el trabajo de ese aceite y grasa. Manos a la obra.



1º Prepara el material: Si tienes esa hidrolimpiadora, prepárala. Llena el depósito de jabón (hay jabones específicos para vehículos, aunque son caros y un lavavajillas normal valdrá prácticamente igual, siendo más barato) y enchúfala al agua. Prepara un cubo con agua caliente y jabón o lavavajillas, varios trapos y esponja. Si tienes alguna producto "limpia carenados" o similares tenlo a mano también. Si no, un abrillantador genérico. Tapones para el escape, bolsas para las entradas de aire o para tapar partes delicadas también te vendrán bien.

2º Prepara la moto: En un sitio con buena luz, si vas a emplear la hidrolimpiadora, en algún sitio donde pueda dar el agua sin estropear nada (lógico, pero no todo el mundo se da cuenta la primera vez que la usa), tapa el escape y las posibles entradas de agua: no es fácil que entre demasiada por ningún sitio simplemente teniendo cuidado de no apuntar directamente allí con la lanza. Las motos vienen preparadas para aguantar chaparrones enormes sin problemas, pero es una precaución que no está de más.

3º Al ataque: Empieza por empapar la moto con agua jabonosa. Con la máquina esto se hace en un momento; si no, cubo y esponja. Insiste un poco más en los sitios que veas más sucios: debajo de las aletas, en las llantas, frontal del carenado o el faro, pero no te empeñes en quitar toda la suciedad en este primer "ataque".

4º A fondo: Ahora es el momento de tener más ojo y darle fuerte donde la suciedad se ha acumulado. Con la máquina podrás quitar gran parte de esa suciedad. A mano tardarás algo más, pero también sale casi todo. La ventaja es que te ahorrarás un paso si lo haces a mano, porque la hidrolimpiadora no será capaz de sacar todo.



5º Las manchas "rebeldes": Sitios donde se ha acumulado la grasa, insectos clavados en juntas, en el faro o en el frontal que parecen empeñados en pasar a formar parte de la moto y otros detalles por el estilo requerirán cierto empeño en quitarlos. No arañes la pintura, cromados o acabados: paciencia y no usar estropajos u otros materiales que arañen es básico. Cuidado también con ciertos productos químicos de limpieza "hiper potentes", ya que, a veces, pueden estropear ciertos acabados. Si tienes que probarlos, que sea en sitios donde no se vea mucho, por si las moscas.

6º- Revisa varias veces: Lo reconozco, para estas cosas soy impaciente. A veces me pueden las prisas y no es bueno. Te dejas cosas sin limpiar y molesta bastante encontrártelo cuando después ya estás secando y abrillantando.

7º Aclara todo el jabón sobrante y seca: Echa agua limpia sobre la moto, de forma que se vaya todo el jabón, y después seca el sobrante de agua todo lo que puedas, sin exagerar. Tampoco te empeñes ahora en dejarla seca como la mojama, que no merece la pena.



8º A fondo con las motos de campo: En este tipo de modelos, motos muy sucias o que llevan tiempo sin pasar por este proceso, es muy fácil encontrarte tierra seca, grasa sucia y otras suciedades parecidas que ya han pasado a formar parte de la moto. Con mucho cuidado, con un destornillador, una varilla o algo similar empieza a sacar esa suciedad. Después puedes seguir con brocha y gasolina o gasoil para terminar de limpiar esa suciedad adherida a las partes metálicas de la moto. Si ese tipo de suciedad está en zonas plásticas, cuidado con los productos: en una moto antigua yo he visto fundirse el plástico del piloto trasero por sacarle brillo con gasolina.

9º Productos específicos de limpieza a fondo: Son interesantes y fáciles de conseguir. Yo suelo emplear un limpia motores que normalmente compro en la gasolinera (seguro que se encuentra por internet) que es capaz de ablandar esos posos de suciedad agarrada en los bajos o en los recovecos del motor, de forma que luego salen a poco que les des con la brocha y gasolina. Los productos limpiadores de frenos también son interesantes para los discos, ya que desengrasan. Más delicados son los recuperadores de plásticos. En los plásticos negros, como el suelo de los scooters, funcionan bien. Están pensados para los parachoques de los coches y este material es parecido. Pero no abuses de ellos. De vez en cuando dejan brillante estos plásticos, pero si los usas mucho acaban por comerse el acabado del material y acaban por blanquear.



10º A sacar brillo: Este es uno de esos puntos donde se notará el trabajo y lo cuidadoso que seas y es tan fácil como, si has puesto mucho ojo y has quitado todo lo peor, darle el abrillantador con un trapo suave. Hay quien emplea productos específicos para moto. Es lo mejor, pero más caro. Hay quien emplea, con sorprendente buen resultado, un limpia-muebles, tipo Centella o similares. Y hay quienes usamos un abrillantador de superficies, de esos tipo Cristasol, con también buen resultado.

11º- Pequeños arañazos y engrase: Un buen lavado termina con una revisión y reparación de pequeños arañazos y el posterior engrase de todas las partes móviles de la moto, pero como tenemos tiempo y esto es mejor hacerlo con la moto muy seca, lo vamos a dejar para otro día.

Especial MotoGP2020
0