Juan Soler Bultó (1927-2017) fallece tras una intensa vida dedicada al motociclismo

Comentar Publicado el viernes 08 de diciembre de 2017
Juan Soler Bultó (1927-2017) fallece tras una intensa vida dedicada al motociclismo

Brillante piloto en todas las especialidades, puntal empresarial de Bultaco, eminente federativo en la FIM y gran interlocutor pacificador en el deporte y la industria, vivió entregado al motociclismo con la nobleza como estandarte.

Fue el sobrino predilecto de Francisco X. Bultó, fundador de Bultaco, quien le llamaba cariñosamente "Juanillo". De pequeño lo paseaba sentado sobre el depósito de su rugiente AJS 350 por las carreteras de Vilanova i la Geltrú. Ahí nació su pasión por las motos. Cumplidos los catorce años, "Tío Paco" le regaló una Motobecane 100 Grande Route. Su primera moto y también la que sirvió de patrón para diseñar la primera Montesa. "Juanillo" se quedó sin su preciado tesoro durante muchos meses, pero recibió a cambio la Montesa Nº 002. En aquel tiempo se graduó Perito Industrial Mecánico, formación que le fue de gran ayuda en su trayectoria profesional en Montesa, primero, y en Bultaco a continuación donde desempeño diversos altos cargos ejecutivos con suma brillantez. Previamente, en su etapa de piloto, en la que oficiaba de probador-desarrollador merced a sus conocimientos técnicos, abrió camino al motociclismo español. Debutó en el G.P. de Montjuïc con apenas dieciocho años y se hizo con el 5º lugar de la clase 100 cc. Un avanzado para la época.





Seis años después, formó parte del equipo Montesa que compitió en el Tourist Tbrophy de la Isla de Man. Consiguió el 5º lugar absoluto de la clase 125 cc frente a la elite del motociclismo mundial y logró una "TT Réplica de Bronce" tras culminar la carrera a 102,12 km/h de media, prestación que llamó la atención de la entendida prensa británica. "Era un nuevo motor de carrera y biela cortas que había diseñado "tío Paco". Subía de vueltas como un demonio hasta llegar a 11.000 RPM. En la bajada de la "Isla" fuimos cronometrados a 160 Km/h". Recordaba con orgullo Juan Soler Bultó a Formula Moto hace pocos años.

Antes de ese éxito internacional de gran repercusión en la época, "Juanillo" había vencido numerosas carreras por los circuitos españoles y proclamado campeón de España y de Cataluña en diversas ocasiones. En 1955 se le presentó un nuevo desafío con las innovadoras 24 Horas de Montjuïc que se celebraban aquel año por primera vez. Formó pareja con José Mª Llobet "Turuta" y llevaron la Montesa 125 cc. a la victoria. Sus nombres perdurarán para la historia como primeros vencedores de la maratón motociclista barcelonesa que marcó una época para este deporte y para la ciudad que la creó y la albergó en el mítico "Parque" devenido olímpico.




Juan Soler Bultó también cosechó éxitos y gloria en las especialidades off road. Primero en Motocross y también en Enduro, entonces llamado Todo Terreno. Conquistó medallas de oro y de bronce en los ISDT de Erfurt Alemania (1964) y de la Isla de Man (1965). A partir de aquel año se especializó en el incipiente Trial, modalidad que dominó antes de poner el aldabón al capítulo deportivo y muchos años antes de que su primogénito, Manuel, fuera denominado el "Monstruito" del trial. Un fenómeno que conquistó reiterados títulos nacionales y fue el primer español en vencer un trial del Campeonato del Mundo.

Juan Soler Bultó fue un hombre tenaz en sus objetivos deportivos y profesionales que solo compartió con su extensa familia de nueve hijos habidos con su esposa Josefina Alegre Serrat fallecida un par de años atrás. D.E.P.


0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP