Prueba Piaggio MP3 350/500 HPE: perversión sagrada

Comentar Publicado el lunes 04 de febrero de 2019
Prueba Piaggio MP3 350/500 HPE: perversión sagrada

Cuando muchos piensan todavía que más de dos ruedas en una motocicleta es una redundancia, en Piaggio mantienen su apuesta por un concepto, aún hoy, revolucionario.

Los primeros pasos fueron difíciles, pero tras más de una década entre nosotros, el Piaggio MP3 ("Moto Piaggio 3 ruedas") ya es una alternativa profundamente arraigada en el mercado. Otras marcas han seguido el rebufo de una tecnología no bien recibida por los más puristas, pero que el tiempo está consolidando en su justa medida. En el caso de este pionero italiano, en su popularización resultó fundamental la adecuación en 2009 a la normativa de permisos de conducir que permite su acceso a los propietarios de carné de coche con tres años de antigüedad. Pero también su acervo técnico en aspectos fundamentales de la conducción como la seguridad. Es evidente que con más goma en contacto con el asfalto, la estabilidad y las distancias de frenado se optimizan, aunque a costa de un peso superior a un equivalente tradicional de dos ruedas. Para no perder la posición de liderazgo de la que goza el estandarte MP3, Piaggio no cesa de presentar constantes evoluciones. Las penúltimas versiones nos traen un nuevo 350 que aprovecha el exitoso propulsor estrenado en el Beverly Sport Touring y se ha aprovechado para renovar en profundidad el "buque insignia" de 500 cc. Y digo "penúltima" porque en el reciente Salón de Milán celebrado en noviembre de 2018, la firma italiana ha resucitado la versión 300 e incluso ha presentado una nueva edición 500 Sport Advanced dotada de macha atrás o faro delantero 100% LED, entre otras mejoras.



Comenzando con la versión recién llegada, el MP3 350 no solo adopta el referido motor de origen Beverly, el que fue pionero en la introducción del sistema ASR (primer control de tracción instalado en un scooter), sino que presenta multitud de variaciones respecto a la referencia 300 anterior. Así, la pantalla es de nueva factura, al igual que el asiento, todo lo cual configura una conducción más cómoda. El equipamiento es de primer nivel, un detalle que también se refleja en sus acabados. En este sentido, destaca el diseño de la parrilla frontal, un símbolo de distinción frente a modelos MP3 precedentes. Y para mostrar el aspecto más sport que busca, equipa discos de freno delanteros de perfil ondulado.

En cuanto al 500, la primera gran novedad radica en su propulsor. Las siglas hpe ("High Performance Engine" o motor de altas prestaciones) declara un propulsor capaz de ofrecer superiores sensaciones en sorprendente combinación con unos consumos más contenidos. Los detalles de pantalla, asiento, parrilla delantera, equipamiento y acabados son compartidos con el nuevo 350, pero su perfil más tope de gama queda ahora reflejado en nuevas versiones de marcada personalidad propia. Por un lado encontramos la ediciónn Sport, con un carácter más juvenil en función de sus nuevos amortiguadores traseros firmado por la japonesa Kayaba de gas y la adecuación de discos de freno de perfil ondulado. Por otro, una variante Business incluye de serie navegador TomTom Vio, un detalle que lo desmarca de nuevo de toda su competencia y que lo posiciona en la cima de la exclusiva gama MP3.



En todos ellos, el acento se ha puesto sobre un incremento sustancial de prestaciones y un aumento notable de calidades y comodidad, con el objetivo de hacer los MP3 modelos aún más aptos para un uso tanto dentro como fuera de la urbe. Y no podemos más que refrendarlo: ¡misión cumplida!

En cuanto te subes al 350 y giras por primera vez el puño derecho, aprecias que tanto la entrega como su nivel de potencia es netamente superior. No podía ser de otro modo cuando de los 21CV del MP3 300 se pasa a una cifra de 30 CV en el nuevo 350, nada menos que un 50% por encima. También el espacio disponible para el piloto es más espacioso, aunque el diseño del pedal para el freno trasero continúa siendo un incordio para posicionar el pie derecho sobre la plataforma, un peaje que a pagar para cumplir la normativa vigente respecto a los triciclos. Si pasamos del 350 y al 500, en el caso del nuevo Sport se aprecia el rendimiento de los nuevos amortiguadores Kayaba traseros, su novedad estrella en una gama MP3 siempre en vanguardia.

Piaggio MP3 350/500 HPE: en marcha

El sistema de bloqueo electrónico de la dirección sigue siendo un plus en todos los MP3. Unido al freno de mano, facilita subir y bajar una vez estacionado.

EN CIUDAD

El dinamismo que permite el nuevo motor del 350 respecto al anterior 300 lo convierte en un referente en la urbe. Gracias al incremento en un 45% de su potencia se acerca a las prestaciones de un 400, ofreciendo más agilidad que su hermano 500. Bajo el asiento sigue ofreciendo buen espacio, suficiente para albergar dos cascos. En el caso del 500, la integración de un navegador en el Bussiness lo posiciona como el más adecuado para este entorno.



EN CARRETERA

El 350 responde a bajo y medio régimen casi al mismo nivel que el 500. Solo cuando este último "estira las piernas" se aleja irremisiblemente. La protección es notable, lo que habla de las bondades de la nueva pantalla. La respuesta de motor en todos los casos es muy suave, con vibraciones nulas a cualquier régimen. Seguramente los cambios introducidos en el embrague han tenido este efecto. A la hora de frenar, es destacable tanto desde el punto de vista de la progresividad como de la potencia. No pasa desapercibido el menor esfuerzo que requieren las manetas para alcanzar una frenada tan notable como en el modelo anterior. En la 500 Sport, el reglaje más deportivo de sus amortiguadores Kayaba no repercute en menor comodidad.

Piaggio MP3 350/500 HPE: así lo vemos

Al subirte en cualquier MP3 de esta última generación, la sensación de calidad se hace evidente al primer vistazo. La visión de la pantalla es muy clara y no echas en falta ninguna información. También la visión de los retrovisores es adecuada.

Como no podía ser de otro modo, desde el primer instante te sientes obligado a comparar las reacciones de su tren delantero con doble rueda respecto a un tren convencional. La respuesta del MP3 es impresionante. El funcionamiento independiente de cada rueda frontal hace que pase por irregularidades como alcantarillas u otras irregularidades que sobresalen del asfalto, con total naturalidad. No se descompone en ningún momento. El esfuerzo que requiere al piloto sobre el manillar no es proporcional a su número rueda, ofreciendo buena cintura.



El nuevo propulsor del 350 es súper suave y fino. En la primera apertura de gas o abriendo y cerrando en marcha, la respuesta es inmediata y sin la más mínima brusquedad. Con datos de su instrumentación, es capaz de alcanzar los 140 km/h. El mayor peso respecto a un scooter estándar obliga a anticipar la frenada, muy adecuada en cualquier caso y con un ABS que se acciona cuando realmente debe. El control de tracción ASR sabe que interviene porque se enciende la luz correspondiente en la pantalla de lo suave que es. Así lo descubrí acelerando en exceso al recorrer un camino de tierra, porque en asfalto será difícil apreciarlo si no es en una urgencia. Y la distancia libre al suelo es superior en el 350 que en el 500, el cual roza antes con sus bajos en el asfalto.

Entre ambas ediciones, 350 y 500, muchos kilómetros debes tener pensado hacer fuera de la ciudad para decantarte por el mayor coste que supone el "medio litro", aunque éste es el tres ruedas "más" en todos los sentidos.

CON PASAJERO

El acompañante ha recibido tanta atención al detalle como el piloto en esta renovación. El asiento del pasajero está ahora situado más bajo, mientras que las asas se encuentran un poco más elevadas.



Más información de la Piaggio MP3 500 HPE

0