Toma de contacto: Peugeot presenta el eléctrico e-Ludix

Publicado el viernes 17 de julio de 2020
Toma de contacto: Peugeot presenta el eléctrico e-Ludix

El e-Ludix de Peugeot es un pequeño y ligero cicloscooter bien conocido por ser uno de los más frecuentes y conocidos para paquetería ligera y reparto, que ahora llega en versión eléctrica tanto para particulares como para empresas. Ya hemos podido probarlo en una pequeña toma de contacto.

Fue un scooter original y diferente hace años cuando se presentó en su primera versión de gasolina. Duro, simple, minimalista, pero simpático, el Ludix tuvo sobre todo una gran difusión como scooter utilitario, como herramienta de transporte ligero en empresas, restaurantes y mensajería. Y fue un diseño muy vanguardista, tanto que, todavía, hoy día, 16 años después de su primera presentación, sigue siendo un scooter de líneas actuales y llamativas, con los pocos retoques de carrocería -que sigue siendo mínima- que se han introducido. Cierto que ahora es un eléctrico y eso cambia el concepto por completo.

Se ha construido partiendo de la parte ciclo de la versión de gasolina. Sobre este ligero cuadro (pesa 77 kg sin batería y 88 con ella) se ha montado toda la parte eléctrica y electrónica de Bosch, por lo que los proveedores están fuera de toda duda en cuanto a calidad y garantía. Con ello, el motor equivale a 4 CV (3,5kW) con un par de 35 Nm desde 200 rpm, para una velocidad máxima de 45 km/h, el máximo permitido por ley para un ciclomotor. El motor va montado en el centro, en la posición tradicional, y lleva correa dentada como transmisión a la rueda trasera. Cuenta con un sistema de frenada regenerativa, tambor trasero y disco delantero, con llantas de 14". En las suspensiones, una horquilla hidráulica con un recorrido de 73 mm y detrás un solo amortiguador en posición lateral.



La batería es también Bosch. Es de 48v y 1,6 kWh, y es extraíble. El cargador no va en la moto, sino que puedes dejarlo en casa y llevar la batería -11 kg- hasta él. En 3 horas recupera el 80% de la carga y necesita 4 horas para recuperar el 100%. Con esta carga tienes una autonomía de 50 kilómetros, lo suficiente para un día de ciudad.

Estará disponible en el mercado a partir del mes de septiembre, llegará en cuatro colores y tendrá un precio P.V.P. a partir de 3.500€.

Peugeot e-Ludix: En marcha



Peugeot ha organizado una pequeña toma de contacto con el nuevo e-Ludix que se realizó para la prensa en el centro de Madrid, un buen ejemplo de utilización real del scooter. Y, como te digo, cuando lo ves sigue siendo un scooter simpático, cuya ligereza y agilidad entra por los ojos desde el primer momento.

A primera vista, nada más subirte notas que es muy ligero. Es poco más que una bicicleta en parado. El cuadro digital, también de Bosch, es completo, aunque como en todos los eléctricos tienes que habituarte a la información que da: tienes autonomía, velocidad, cantidad de entrega de potencia cuando abres el acelerador y un menú para establecer los varios modos de funcionamiento que tiene. Los mandos parecen de calidad. En la piña izquierda aparecen cuatro teclas de cursor que sirven para moverte por los menús del cuadro y llama la atención que no hay mando de luces: solo lleva un tipo de luz delantera, de LEDs, sin cambio entre larga o corta.
 

Ponerlo en marcha es sencillo: con el contacto dado (llave estándar en el contraescudo, igual que cualquier scooter) tocas una de las teclas de cursor y se pone en marcha. No hay sonido ni nada que te advierta de ello, pero lo tienes preparado para salir cuando quieras. En el cuadro te indica en que modo vas y puedes cambiarlo en cualquier momento. Tienes modo "Go", que da prioridad a la autonomía; un modo "medio", denominado "Cruise"; y un modo rápido, bajo la denominación "Boost". Otro modo es "Crawl", que sirve para maniobras a muy baja velocidad, hacia delante o hacia detrás.

En modo Go es muy suave y agradable, No hay saltos cuando abres gas y acaba por alcanzar su velocidad máxima, pero de un modo muy tranquilo. El modo divertido, no te voy a engañar, es el modo Boost: tocas el acelerador y sale disparado, directamente. Las suspensiones son suficientes para sus prestaciones, se llega bien al suelo, a pesar de una altura de asiento de 811 mm y, sobre todo, se siente ligero y muy ágil. Es tremendamente fácil moverlo en parado, "colarse" entre coches, subir o bajar de la acera para aparcarlo o incluso llevarlo hacia atrás sin usar el modo "Crawl" en reversa.

En cierto modo recuerda a una bici, pero "de las buenas", porque su estabilidad es muy superior y a cualquier velocidad (llegas a ver los 47 km/h en el cuadro), a pesar de baches o curvas, se comporta de forma muy noble. Quizá los frenos, con el trasero de tambor, requieren un retoque, aunque también es cierto que estas unidades estaban absolutamente de estreno y nos advirtieron que no había dado tiempo ni a revisar la tensión de ese tambor, que seguramente, una vez rodado y colocado en su posición, mejore bastante.

Peugeot e-Ludix: En conclusión



Peugeot, allá por 1996 lanzó su primer scooter eléctrico. Fue el Scoot´Elec, y a ese han seguido varios sucesores, ente los que destaca el e-Vivacity de hace unos años. Pero todos ellos han tenido las limitaciones de autonomía y precio típicas de sus épocas. El e-Ludix es el más cercano a la realidad del mercado hasta ahora.

Es una gran idea, además, emplear esta plataforma, nacida para el motor de gasolina y transformarla con la ayuda, de alta calidad, de Bosch. Es algo más caro, al final, que otras opciones de prestaciones similares, pero también es cierto que en este caso cuentas con la garantía de marcas de primera línea tanto de lo eléctrico como de la parte ciclo. Y además, una cartera de clientes tan extensa como la de Peugeot en cuanto a flotas vendidas tanto del Ludix como del Tweet ayudarán a darle difusión a este nuevo, original y simpático e-Ludix.

 

0