Royal Alloy aterriza en España: pasión por el scooter retro

Publicado el miércoles 22 de julio de 2020
Royal Alloy

En otoño llegará a nuestro mercado una nueva marca de scooters especializada en el segmento más clásico de estos modelos. Royal Alloy es una firma de origen británico que iniciará su andadura con dos modelos: GP 125 S y TG 300 S.

La atracción por los modelos de corte retro sigue al alza. En este panorama llega a nuestro país una nueva firma de motocicletas. Royal Alloy es una marca de origen británico que fabrica sus productos en oriente con un indudable sabor del retro más puro. Retoma la filosofía "mod" que significaba e contrapunto a la entonces vigente corriente "rocker"de la década de los sesenta, conjugándola con la tecnología más actual, como demuestra su equipamiento compuesto por motores refrigerados por agua con culata de cuatro válvulas alimentados mediante inyección electrónica, frenada ABS (modelo 300) e iluminación 100% LED. Su pasión por el universo Vintage queda patente en su lema "Real Classic" y quedará plasmado en dos modelos que estarán a la venta en nuestro país el próximo otoño.

La cultura "mod" (derivación de "modern") tiene sus raíces en el Londres de finales de los 50. Sus seguidores mostraban un estilo de vida que se reflejaba en aspectos como la música (jazz moderno, Soul, o el Ska jamaicano) o la vestimenta (ajustada con botines y parkas "cola de pez" para los chicos, y minifaldas y jerseys de cuello de cisne para las chicas). Para moverse de un lado a otro de la ciudad, el joven "mod" empleaba scooters italianos personalizados con numerosos retrovisores cromados y abundantes faros auxiliares como bien recordarán los amantes del cine con la película Quadrophenia con el grupo The Who como protagonistas en 1979.



Esta inspiración les ha valido a los creadores de la marca Royal Alloy para mantener vivo aquella filosofía de vida. En lugar de adentrarse en el siempre laborioso y costoso mundo de las restauraciones, los amantes de esta tendencia pueden ahora hacer explícito sus gustos con unos modelos diseñados específicamente para este propósito. Se utilizan con profusión la chapa estampada de acero inoxidable en lugar del plástico tanto en las cachas traseras como en el escudo, así como el aluminio en el faro. El plástico se restringe para la clásica "corbata" en el escudo, guardabarros frontal o guantera en el contraescudo, esta con cerradura.



En cuanto a frenos, la gama de scooters Royal Alloy emplea frenos de disco ondulados de 220 mm de diámetro sobre llantas de 12 pulgadas, añadiendo la seguridad de un sistema antibloqueo de doble canal confiado al especialista alemán Bosch para la versión de 300 cc.

Para mantener el icono auténtico original, la suspensión delantera opta por un sistema de doble brazo por bieletas oscilantes con doble amortiguador regulables en precarga de muelle. Además recurre a un mecanismo anti-hundimiento que aprovecha la reacción del freno de disco para evitar que se comprima la suspensión al frenar, una nueva muestra de combinación entre imagen y tecnología de ayer y hoy.



Este aspecto queda perfectamente plasmado en las distintas soluciones de instrumentación empleadas en cada versión. La 125 presenta un panel LDC retroiluminado con clásico marco cromado. Entre sus datos incluye velocímetro, cuentavueltas, niveles de gasolina y temperatura del refrigerante, cuentakilómetros total y parcial, y diferentes testigos luminosos. En cambio, el modelo de 300 cc recurre a una pantalla TFT en color de mayor superficie con incluso más información.

De este modo, la gama Roayl Alloy se presenta como novedad en el mercado para atender a las crecientes necesidades de movilidad urbana con un estilo muy personal.



Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de todos los modelos del mercado

Royal Alloy GP 125 S

La versión dirigida a los usuarios de carné de coche B convalidado se beneficia del motor desarrollado por Aprilia para su Scarabeo 125 LC. La Royal Alloy GP 125 S incorpora el grupo termodinámico (culata, cilindro y pistón) desarrollado por Piaggio para su icónico rueda alta, además de en otros modelos de la gama del gigante italiano.

La Royal Alloy GP 125 S alcanza una potencia máxima de 14,3 CV a 9.750 rpm, próxima al límite de los 15 CV permitidos para esta categoría. Dispone de refrigeración líquida, con un radiador que canaliza el aire de marcha por debajo de la plataforma del scooter. En cuanto a la culata, sigue un esquema DOHC de doble árbol de levas en cabeza para la gestión de la apertura y cierre de las cuatro válvulas, contando con un sistema de inyección electrónico y escape catalizador de tres vías. La frenada confía en un sistema combinado CBS.

El Royal Alloy GP 125 S se comercializa ya en la red de la marca de nuestro país en colores combinados con diferentes tonos de asiento tapizado en símil cuero que independizan las plazas del piloto y pasajero. El precio de lanzamiento sería de 3.595 € (IVA incluido).



Royal Alloy TG 300 S

La versión Royal Alloy diseñada para los usuarios del carné A2 se denomina TG 300 S. Sus iniciales TG responden a Tigara Grande (Punto Grande) en clara referencia a su mayor cilindrada con un bastidor multitubular vestido con una carrocería remodelada en chapa estampada de acero inoxidable con el característico guardabarros delantero fijo que pusieron de moda algunos modelos italianos de hace más de medio siglo, junto con la decoración bitono.

Resalta su panel de instrumentos en color TFT sobre una hilera de siete testigos luminosos, y el asiento delgado 'Slim' que emplea un mullido tipo gel. Emplea un motor Piaggio de 300 cc con culata de cuatro válvulas refrigerado por agua que rinde 21,8 CV a 7.250 rpm.

El Royal Alloy TG 300 S estará disponible a partir de octubre al precio de lanzamiento de 4.995 €.



Especial MotoGP2020
0