Motos naked del siglo XX que aún siguen vivas

Kawasaki familia Z apertura 1
Motos naked del siglo XX que aún siguen vivas
Daniel Navarro
Daniel Navarro
Motos naked hay muchas pero, ¿te has fijado la cantidad de modelos que han venido desde hace más de veinte años? Y es que no solo las motos neoretro están de moda, sino que también parece que los nombres clásicos venden mejor.

Algunas montos naked se nutren de ello. No cabe duda que hay nombres míticos en esto de las motos. Nombres que en su día portaron modelos que triunfaron en el mercado, en el gusto de la gente y por ello se suele guardar buen recuerdo de las motos a las que identificaban. Ese buen recuerdo, esa imagen positiva que dejaron, es un valor de marketing invaluable y, por ello, se debe aprovechar.

Pero esto no ha sido siempre así. Pocas motos recuerdo yo en los años 80 ó 90 que aprovechasen nombres antiguos; si acaso la CB750, a la que pusieron por apellido «Seven Fifty» para diferenciarla… y poco más. Y es que los tiempos cambian. Antes, en aquellos años, que algo fuera muy moderno, diferente a todo lo anterior aunque realmente fuese una continuación, era algo en alza. Ahora eso sigue siendo un valor importante en muchos casos (Panigale, V100 Mandello, GSX-8S, etc), pero parece que esa recuperación de nombres míticos, esa vuelta al pasado, es lo que prevalece.

Por ejemplo, siguiendo con Honda, ahora recupera denominaciones míticas como Hornet o Transalp, además de las últimas Africa Twin. Y no lo ha hecho sin cierta polémica en el caso de la naked porque, ¿de verdad con ese aspecto de CB500 grande y sólo dos cilindros es una Hornet? Bueno, parece ser que para algunos no. Pero yo creo que si miras por lo que significó la Hornet, una naked fácil, atractiva y con cierto componente sport, estoy seguro que esta nueva 750 portará ese nombre con honor.

Si coges la lista de precios actual verás que esa corriente de emplear nombres antiguos está, efectivamente, de moda. En algunos casos son motos que, directamente, suponen la continuidad del concepto original; en otros, son nombres recuperados con más o menos relación con el original (en algunos casos ni un poquito) que dan valor a la moto actual. Nosotros nos hemos preguntado cuántas de ellas son de cada tipo y aquí está la lista de esas motos y su relación con las originales.

benelli 900 sei

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS MODELOS DE MOTOS BENELLI del mercado

BENELLI

Benelli le ha cogido el gusto a esto de recuperar historia. Empezando por su forma de bautizar incluso a sus modelos nuevos, que viene de los años 70 y 80 hasta algunos de ellos, tiene claro que la historia es un valor importante. En los 70 empezaron a nombrar sus motos uniendo la cilindrada al número de cilindros, dando así un número diferente: aquella famosa seis cilindros se llamó 906 (“Novecientos Sei”, la llamábamos aquí) pero también hubo 504 ó 654 con motor “tetra” en línea. Ahora mira su catálogo actual: 251, 502, 752

Otro nombre clásico en la marca es TnT que, a su vez, viene de otro más antiguo: Tornado. La Benelli Tornado era una deportiva sin carenar lanzada a finales de los 60, cuando aquellas motos todavía no se llenaban «naked sport». Una moto prestacional, con fama de rápida y de vibrar, que supuso uno de los nombres más míticos de la marca. A finales de los 90, con el intento de relanzar la firma con una deportiva de tres cilindros, se recuperó el nombre, llamándose Tornado Tre a aquella SBK de poco éxito. Esta dio lugar a principios ya del siglo XXI a las naked TnT, siglas que querían decir «Tornado Naked Tre». Ese nombre se ha mantenido en la graciosa 125 de ruedas de 12″ y ahora, tras el Salón de Milán 2022, se vuelve a recuperar el nombre para las nuevas Tornado Naked Twin 500.

Leoncino es también un nombre clásico en la marca. Mientras en las Tornado, como ves, siempre han designado en el fondo motos deportivas, en el caso de Leoncino no es así: las originales de los años 50, y hasta finales de los 70, eran motos de una amplia gama de 125 (con algún modelo de 150) que iba desde alguna utilitaria hasta otra con cierto ramalazo sport, convirtiéndose en una de las primeras motos off-road de la marca. Como sabes, ahora designa toda una gama en 125, 250, 500 y 800 de un original estilo neoretro. En nuestro mercado, la cosa no pasa de la gracia de saber que se emplea un nombre clásico, pero lo cierto es que en Italia el nombre es toda una institución en el mundo de la moto.

bmw r 65 ls

Todas las motos BMW del mercado

BMW

¿Hasta dónde quieres ir en la historia para encontrar las raíces de la actual R 1250 R? Porque si consideras que la primera «R» significa motor bóxer y que la segunda designa a las naked alemanas, te puedes ir hasta 1923 y aquella mítica BMW R 32 con la que la marca inició su andadura en el mundo de la moto. Pero lo cierto es que esa designación viene de los años 90 del siglo pasado: sí, todas las BMW bóxer se han llamado «R» desde 1923. Después llevaban un código con poco significado (R 32 no son 320 cc si no 494 cc), aunque a veces sí era la cilindrada.

A finales de los 60 racionalizaron esa forma de nombrar sus motos con la R, dos (o tres, en el caso de las R 100) cifras para la cilindrada y después la famosa «barra»(/) y el número de serie. Las /5 se presentaron en 1969; las sustituyeron las /6 un tiempo después y llegaron a la /7. Con estas, ya en los 80, empezaron a variar: las R 100 carenadas se llamaron R 100 RS o RT en función del tamaño del carenado (y, por tanto, del enfoque de la moto más o menos sport o GT). Pero no sería hasta unos años después, en 1994, cuando se adopta esa segunda «R» para designar a las naked de la gama. 

brough superior ss 100

Precios y datos técnicos de Brough Superior

BROUGH SUPERIOR

La SS 100 fue un mito sobre dos ruedas, y hoy lo vuelve a ser.  En ese sentido, desde luego, el nombre está bien reutilizado por la actual, además de ser una moto tan exclusiva como fue la anterior y con cierto parecido en sus líneas, a pesar de los 90 años que las separan.

La Brough Superior SS 100 fue un modelo exclusivo de moto vendido entre 1925 y 1940, que tuvo el récord de moto de serie más rápida del mundo durante todo ese período. Se vendía con el eslogan, autorizado por la marca, como «El Rolls & Royce de las motocicletas». Se construyeron, en todos esos años, sólo 69 unidades, todas ellas personalizadas para cada cliente. Llevaban un motor JAP de dos cilindros, 50 CV y cambio de tres marchas, aunque las últimas llevaron motor Matchless y pasaban de las 100 millas por hora, todo un récord en la época. Fue también una moto famosa por ser la que conducía Lawrence de Arabia, que era un fan de la marca.

La Brough Superior SS 100 actual es tan exclusiva como aquella. Los precios parten de los 60.000 € pero se ajustarán a lo que pidas, pues las motos se hacen a mano. Lleva un motor V2 de 997 cc capaz de entregar 102 CV en versión básica… si tal palabra se puede aplicar en una moto así. El chasis es bastante exclusivo, fabricado a base de magnesio, titanio y aluminio con llantas en fibra de carbono y un original tren delantero de paralelogramos tipo Fior, similar al Duolever de BMW, en aluminio y titanio que reinterpreta al original.

ducati monster 7 g 1

Todas las Ducati del mercado

DUCATI

Uno de los pocos casos que podríamos llamar «puros» es el de la Ducati Monster, ya que en el fondo siempre ha sido lo mismo y nunca se ha dejado de hacer, significándose como una naked sport derivada de las deportivas carenadas de cada momento en su historia. Tiene, además, el honor de haber sido una de las «salvadoras» de la marca: cuando se lanza a principios de los 90, Ducati es una marca prácticamente muerta. Sus bicilíndricas más sofisticadas son caras y capaces de enfrentarse a las SBK japonesas, pero no las del resto de su catálogo de entonces. Ducati no vende bien, no funciona como debiera y hay problemas financieros. La Monster, hecha a partir de un chasis de las SBK con el motor de las 900 SS de aire y simplificada al máximo, dio origen al concepto de las naked sport actuales. La moto triunfó y permitió continuar con el desarrollo de la futura 916 que supuso el espaldarazo a la marca en los 90. Según cuenta la leyenda, Galluzzi, su diseñador, se inspiró en la imagen de su 851 accidentada y reparada sin carenado para dibujarla. Las Monster, con una historia ya de más de 30 años, han servido para meter en el universo Ducati a varias generaciones de aficionados y seguirán haciéndolo mucho más tiempo.

Actualmente la Monster es la peculiar y transgresora 950. No es la más potente de las producidas en Borgo Panigale (ahora las naked grandes de la marca son Streetfighter), pero sí la más sofisticada y tecnológicamente avanzada de la saga. Pero como suele ocurrir con motos tan icónicas, su lanzamiento no estuvo libre de críticas: las Monster siempre han sido concebidas mediante un V2 montado en un chasis multitubular de acero, dos señas de identidad indiscutibles de Ducati. Y esta 950 sí es V2, pero no multitubular, sino que se hace valer de un chasis monocasco de aluminio con el motor como parte resistente. Según Ducati, todo ello sí mantiene el espíritu «Monster»: la primera empleaba un chasis derivado de la SBK, la 851 de chasis de acero multitubular. Y ahora lo sigue haciendo, porque el actual proviene de la Panigale, empleando su misma tecnología. Lo importante no es el material o la forma, sino la filosofía.

honda cb750 four

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS MODELOS DE MOTOS Y SCOOTERS HONDA del mercado

HONDA

Está claro que Honda le ha cogido el gusto a esto de utilizar sus nombres clásicos. Las Africa Twin han funcionado comercialmente muy bien, a pesar de lo poco que ver que tienen con las anteriores, y ahora esperan que lo haga la nueva Transalp, así como dentro del segmento que estamos analizando, las naked, la nueva Hornet. Fue este el nombre que con el que se bautizó a la CB600F de finales de los 90. Era la respuesta de Honda precisamente a ese nuevo segmento que estaba creándose de las naked sport. En aquél momento eran motos muy emparentadas con las sport de la época y la Hornet siguió aquella fórmula, empleando como base la exitosa CBR600F, con un motor algo suavizado arriba pero con respuesta mejorada en medios. Se lanzó en 1998 y evolucionó, pasando por varios modelos, cada vez más potentes y sport hasta la versión 2007, una moto completamente nueva que llegó hasta 2013, momento en que sale de producción.

Pero por supuesto que Honda no abandonó el segmento, a pesar de que parecía que ese tipo de motos estaban por extinguirse, como ocurrió con algunas de sus rivales como las Yamaha FZ6 o la Suzuki GSR600. Honda la transformó en una moto más polivalente, con mejor respuesta a pesar de tener menor potencia: fue el origen de la CB650F que sigue en la actual gama de la marca.

Precisamente esa moto sí recupera y potencia otro nombre, quizá aún más mítico y nunca desaparecido del todo en la firma del ala extendida: CB. Unas siglas que se estrenan en 1959 con las CB 72 y que alcanzaron la fama mundial con la CB750F del 69, donde esa «F» significaba «Four» por su motor de cuatro cilindros. Se ha empleado en infinidad de modelos, desde 50 cc pasando por las famosas CB 125, las duras CB 250 que aquí conocimos bien, las preciosas cuatro cilindros de 350, 400, 500 y 750 hasta las potentes 1100 naked como aquella brutal y poco exitosa X-11 (una Superblackbird “desnuda”) o la más atractiva CB1300 conocida en algunos mercados con el nombre bien elegido de «Super Four». Ahora puedes encontrar CB en las 125 y 300, en la exitosa gama 500 y en esa 650 que sustituyó a la anterior Hornet, así como en la preciosa CB1000R, el echo de la actual oferta de Honda.

2 honda CB600f hornet 2001

Así, la nueva Hornet también es una CB. Su nombre oficial es CB750 Hornet (y CB750 también tiene su historia, como hemos visto). Es una dos cilindros de 92 CV que va más hacia ese segmento moderno de las naked medias de precio ajustado. Poco tiene que ver en cuanto a estética con aquellas Hornet 600 y tampoco emplea su arquitectura de motor 4 cilindros (si quieres justo eso tienes la CB650F), pero sí un chasis en tubo de acero como empleó la primera Hornet del 98 y esa filosofía entre deportiva y polivalente que siempre han mantenido. Solo que esta vez, con mucha más tecnología.

Pero no son las únicas Honda naked con nombres traídos del pasado: las Monkey y Dax, actualmente en catálogo como opciones simpáticas y alternativas de una moto ciudadana, no sólo han cogido el nombre sino que estéticamente se acercan mucho a las originales, salvando las distancias: la Monkey fue una moto infantil, mientras que la actual es una 125 ciudadana muy utilizable; igual que la Dax, que viene de una moto que fue una curiosa semiplegable que se utilizaba principalmente, en los 70, como vehículo auxiliar de caravanas o yates. Y para 2023 llega una novedad: la CL500. Unas siglas que significan desde los 60 la versión scrambler de las CB que se inicia en 1962 precisamente con una versión de la CB 72 de 250 cc con escape elevado, bajo el nombre CL 72. La nueva CL500 hace precisamente eso, ser precisamente la versión scrambler de las actuales CB500, aunque entonces significaba la posibilidad efectiva de rodar por campo y ahora es más bien una simple cuestión estética que otra cosa.

kawasaki Z750 2004

Todas las Kawasaki del mercado

KAWASAKI

Si hay una marca a la que le gusta estirar los nombres, es Kawasaki. Su primera moto grande, allá por los años 60, se llamaba W650, nombre que siguen empleando en su actual retro. Ninja, desde los 80 hasta ahora, ha designado a muchas de sus deportivas y sport-turismo. Pero si hablamos de naked, las Z son todo un paradigma de nombre de largo recorrido. La Z900, una moto mítica, se lanzó a principios de los 70. Esa «Z» inicial apenas ha desaparecido en algún periodo: allá por los 90, cuando todo tenía que ser moderno, se camufló a aquella naked polivalente 750 como Zephyr, pero poco más.

En 2004, quizá algo tarde, Kawasaki se apuntó a eso de la naked sport que se ponían de moda. Nació la Z750 que ha ido evolucionando sin pausa hasta la actual Z900, pasando por las Z800. Ahora, esa Z se emplea desde una 125, pasando por la 400, 650 y 900 hasta la moto que recupera otro nombre clásico, en este caso, tomado de la historia, H2, una afamada tres cilindros 2T 750 cc de finales de los 60 diseñada para ser la moto más rápida del momento… al igual que las H2 actuales.

KTM 690 Duke III

Todas las KTM del mercado

KTM

La historia de las Duke es prácticamente la de KTM en carretera, desde los años 90 hasta nuestros días. La marca, que empezó a fabricar motos en los años 50, por supuesto empezó con las de carretera y no fue hasta los 80 cuando abandonó esta producción para centrarse en las off-road. Fue en 1994 cuando deciden volver al asfalto. Partiendo de su trail enduro LC4 620, con ruedas de asfalto y una carrocería hasta algo futurista, hacen algo a medio camino entre una naked monocilíndrica y una supermotard. Se parece, en concepto y funcionamiento, más a esta segunda que a la primera, pero enfocada a un uso urbano y no exclusivamente de circuito. Tiene cierto éxito que se replica con la sustituta 640. Le seguirán las 690, una moto divertida y diferente, las nuevas Duke «pequeñas» lanzadas en 2010, de las que aquí quedan 125 y 390 y, por último, las únicas Duke de la historia en dos cilindros, 790 y 890, verdaderas naked equiparables a la competencia en el segmento de las naked sport. No, no me he dejado las V2 porque no son Duke, sino Super Duke y además no nacieron en el siglo XX si no en 2004 con la sorprendente 990.

Suzuki GSX1100 SX Katana 1984

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS MODELOS DE MOTOS Y SCOOTERS SUZUKI del mercado

SUZUKI

Si Kawasaki es de las japonesas que más ha aprovechado nombres y Honda se ha apuntado con ganas hace unos años a esto, Yamaha no ha movido nada en este sentido y Suzuki tardó y lo hizo tímidamente con dos nombres míticos, SV650 y Katana.

La primera siempre fue naked, a pesar de versiones «S» semicarenadas. Nació en 1999 y tuvo mucho éxito desde el principio. Unos años después, la versión que la sustituye, muy similar en concepto y técnicamente, dejó de ser SV par pasar a denominarse «Gladius», en esta ocasión con bastante menos éxito. En 2017, en vista de la prosperidad de las marcas rivales con motos también de dos cilindros, con cilindrada y potencia parecida (básicamente Yamaha MT-07 y Kawasaki ER-6 y Z650), Suzuki decide relanzar una nueva SV650 que no ha conseguido reverdecer viejos laureles, a pesar de su buen recuerdo.

La Katana es un caso muy distinto. El nombre nació con aquella preciosa GSX1100S de los 80, una deportiva de imagen muy original y diferente. Acabó por identificar a toda la generación posterior de GSX de la marca, aunque sin ese «aura» de autenticidad de las grandes. Después, en un intento por aprovechar la imagen de ese nombre, se empleó para designar a los scooters 50 cc deportivos de la firma de los años 90. Ahora, hace dos años, se presentó una nueva Katana derivada de la familia GSX-S, con el sempiterno motor «K5» (GSX-R1000 2005), con una imagen basada en la de la antigua GSX1100S Katana. Eso sí, aquella era una deportiva bastante radical y con carenado, mientras que la nueva es una naked sport atractiva, pero poco exitosa por ahora.

Triumph Trident 750 1995

Todas las Triumph del mercado

TRIUMPH

Prácticamente desde su renacimiento a finales de los 80, Triumph ha basado gran parte de su estrategia precisamente en el uso de sus nombres clásicos, míticos en algún caso, identificándose con motos de calidad. Por supuesto, esto es más obvio en toda su gama «Modern Classics», el segmento neoretro que prácticamente impulsaron ellos, donde aparecen nombres como Bonneville, Speed Twin o Rocket 3, aunque esto de Rocket 3 lo tomaron prestado de la BSA tricilíndrica de los 70, que era la misma moto que la Triumph Trident de entonces. Tiger es otro de los nombres que la firma ha usado, aunque no en naked como bien sabes. Y por supuesto, Trident, que ahora designa una naked de 660 cc muy original. Por cierto, no ha habido antes Street Triple o Speed Triple, si bien el nombre se basa de cerca en la Speed Twin de los años 30, recuperado para la Speed Triple 1050 lanzada en 1998 y que desde entonces ha formado parte del catálogo británico en sus diferentes evoluciones.