Prueba MX Motor Bolt 125: Estilo juvenil a precio de básico

Publicado el sábado 08 de junio de 2019
Prueba MX Motor Bolt 125: Estilo juvenil a precio de básico

No me niegues que, según has visto las fotos, te has pensado que volvíamos a probar un Yamaha Aerox. No estaría mala que Yamaha retomase aquel estilo en una 125 y con un poquito de gracia deportiva. Pero mientras se piensan nuestra propuesta, puedes admirar este MX Motor Bolt 125.

Tiene cierto estilo en la parte delantero o en la división de los asientos con el ya extinto aunque longevo Yamaha Aerox. Pero no tiene nada más que ver. Mientras que aquel fue siempre un 50 cc, con versiones en 2T y una edición final en 4T o aquel recordado 100 cc de 2T, este es realmente un 4T de motor de aire y culata de dos válvulas ya preparado para superar la euro 4, pero, en el fondo, un motor básico destinado a mover scooters utilitarios. No obstante, dispone de algunos elementos superiores a ese estilo básico urbano y un cierto guiño a lo sport, aunque fíjate en el precio y en sus prestaciones y verás cómo su planteamiento real es esa filosofía básica, esencialmente una herramienta de transporte.

Toda la actualidad de los scooter 125

Quizá sea la marca lo que te no te sea muy familiar. Pero es la sección de motos (y motor, que también han vendido muchos quads y hasta algún UTV) de la conocida marca española MX Onda, la misma que patrocinó en su día varios pilotos tanto en el Mundial de Velocidad como en el Campeonato de España. Venden sus propias motos desde casi principios de este siglo y llegaron a tener una interesante gama de scooters económicos.

Hace unos meses retomaron una actividad que en tiempos de la crisis se resintió y comenzaron con la comercialización del Canyon 125 que ya probamos en esta página. Ahora avanzan un paso con un scooter un poco más sofisticado, aunque solo sea en su apariencia y acabados.



Está fabricado por Zongshen, una de las más grandes empresas chinas, que declara una producción anual de más de un millón de motos y que tiene alianzas y acuerdos de producción con varias marcas occidentales. Por ejemplo, ha fabricado muchos scooters para Piaggio.

En este caso es un scooter bien construido, bien terminando en general y con soluciones prácticas que sorprenden. En marcha tampoco decepciona. Es un scooter ágil y ciudadano y, en ese entorno, se mueve muy bien. Pero destaca, sobre todo, un precio muy competitivo, por debajo de los 2.000 €, algo que hoy día no es habitual.

Cómo es el MX Motor Bolt 125

Esos picos hacia dentro por el lateral que estiran el escudo delantero, la forma de los dos asientos y algunos otros detalles recuerdan al deportivo Aerox de Yamaha. Sin embargo, no tiene nada que ver con el japonés. No es uno de esos casos en los que Zongshen haya fabricado Aerox y ahora lo haya modificado para venderlo bajo otras marcas. Es un scooter original que emplea recursos estéticos que en Europa funcionaron bien.

Debajo de los plásticos, este Bolt es bastante estándar, con un chasis de scooter abierto en tubo de acero y motor básico de aire y dos válvulas como basculante para el que se declaran 10 CV. Llama la atención que todavía mantiene -y esto se ve también ya poco- una pata de arranque que permite ponerlo en marcha si tienes problemas con el motor de arranque.



Equipa una horquilla estándar, con una llanta bastante grande para un scooter así, de 14" con un disco de freno ondulado. Detrás porta dos amortiguadores con botella separada y una llanta de 13" con otro disco de freno. En general tiene buen tacto de frenos y las suspensiones, sin ser lo mejor de la moto, tampoco funcionan mal ni son especialmente rebotonas.

En equipamiento cabe destacar un cuadro escueto, de una sola esfera digital, bien legible y suficientemente completo, con kilometraje total, parcial y reloj de hora. Las piñas son bastante estándar, tanto en funcionamiento como en calidad, y lleva pata de cabra lateral con desconexión del motor y caballete central.

A destacar el original sistema de apertura del asiento. Desde el contacto (con obturador, por cierto) giras la llave y se levanta, con un muelle, el asiento del pasajero. Debajo tienes el acceso al depósito de gasolina y una patilla que mantiene cerrado el del conductor. Con ese trasero abierto, directamente puedes levantar con la mano el delantero. Dentro cabe bien un caso integral. Otro detalle poco habitual en scooters de gama baja es un enchufe USB bien a mano, a la izquierda del contraescudo.

Cómo va el MX Onda Bolt 125

El Mx Ondda Bolt 125 sorprende. Tiene líneas agradables, no está nada mal de equipamiento y aspectos como las llantas de 14" delante y 13" detrás o el original asiento destacables. Solo falta probarlo.




Lo pones en marcha y arranca con facilidad tanto con el botón como con la pata. En frío el ralentí se queda bajo y tiene cierta tendencia a pararse. Por tanto, hay que sujetar un poco el gas o, directamente, abrir gas e irte. La posición de conducción es un poco encogida, pero no incómoda. Tienes poco espacio desde el asiento hasta el suelo, pero eso ayuda a llegar bien al suelo. Gira bastante y los mandos tienen un tacto correcto. Pasados un par de minutos ya mantiene el ralentí bien, no hace mucho ruido y no vibra ni aparecen sonidos raros.



El motor es capaz de acelerar bien para los poco menos de 120 kilos en seco que pesa el scooter. Lleva además un desarrollo algo corto y eso ayuda en las salidas. Se nota que el motor no es deportivo, pero sí agradable y suave. En la ciudad se mueve muy bien, siendo estrecho, compacto y ligero, más un motor que acelera de forma adecuada. Puntúa alto en la frenada, a pesar de que el CBS es un tanto intrusivo, ya que notas cómo se frena de delante cuando tiras de la maneta izquierda. Pero está bien tarado y bloquea antes de atrás que de delante.

Si quieres frenar con ambas manetas no hay mucho problema y se gestiona bien a base de tacto. Eso sí, sobre baches o en frenadas fuertes notas cómo flexa un poco por el centro, algo típico en scooters abiertos por esta zona sin refuerzo central y con suelo plano.

En carretera la cosa cambia un poco. Acelera y frena bien, se tiene bastante mejor de lo que uno espera y se deja tumbar. Es muy divertido de llevar. Pero ese desarrollo corto, adecuado en la ciudad, tiene el coste de una velocidad punta muy limitada cuando el motor ofrece un potencia máxima de 10 CV. Cuesta mucho ver los 90 km/h en el marcador en llano. Posiblemente también la falta de rodaje de nuestra unidad se note. Tenía poco más de 300 kilómetros y estos motores necesitan muchos más para "soltarse" del todo.


0