MV Agusta Rush 1000: una Brutale vitaminada

Publicado el jueves 07 de noviembre de 2019

Basada en la excelsa MV Agusta Brutale 1000 RR, esta Rush 1000 estrena soluciones empleadas en las carreras de resistencia, amén de un diseño todavía más atractivo y rompedor que el resto de modelos de la marca italiana.

MV Agusta está apostado fuerte en este Salón de Milán EICMA 2019. A las ya presentadas Brutale 1000 RR, Superveloce 800 y gama Rosso, se le suma un prototipo que muestra que la marca transalpina puede ir todavía más allá en la búsqueda y desarrollo de la hypernaked definitiva. Se llama MV Agusta Rush 1000 y quiere ser aún más radical.

Estéticamente, se basa en una Brutale 1000 RR, si bien, añade elementos de diseño únicos que refuerzan la naturaleza exclusiva de este modelo. Por ejemplo, el faro delantero, inspirado en el de la RVS #1, cuenta con una tecnología que le permite girar para una mayor visibilidad en curva o un mayor protagonismo de la fibra de carbono. Sin embargo, el elemento más llamativo de todo el conjunto está en la parte trasera. La rueda trasera se compone de una llanta de fibra de carbono diseñada para obtener un mejor rendimiento aerodinámico. Todo ello se completa con un colín, un asiento del pasajero y un faro trasero creados específicamente para este modelo.



El motor es el mismo que el de la Brutale 1000 RR: un cuatro cilindros en línea de 998cc que desarrolla 208 CV de potencia a 13.450 rpm y un par máximo de 116,5 Nm a 11.000 rpm. Donde sí ha diferencias es en los componentes y en la puesta a punto de este bloque, cuya potencia se puede elevar hasta los 212 CV gracias a un sistema de escape específico. En concreto, utiliza de inyectores con mayor caudal, válvulas radiales y bielas de titanio para un rendimiento todavía mejor. Esto se completa con la unidad de control de EM2.0 y la caja de cambios electrónica.

La parte ciclo de la MV Agusta Rush 1000 empleará el sistema de suspensión semiactiva Öhlins EC, que permite elegir entre configuración en tiempo real o ajustes predefinidos. El equipo de frenos seguirá corriendo a cargo de Brembo, con discos de 320 mm delante y 220 mm atrás, las pinzas Stylema y el sistema de ABS Bosch 9 Plus.



La vertiente tecnológica vendrá dada, entre otras cosas, por la aplicación MV Ride, la cual permite una configuración de la moto desde nuestro propio smartphone, acceder a las funciones de navegación o compartir nuestras experiencias de conducción. A pesar de ser un prototipo, MV Agusta ya ha confirmado que la etapa de producción de la Rush 1000 comenzará en los próximos meses.

 

0