Cataluña, Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana, principales lugares de residencia de motoristas

motoristas edades joven apertura
Cataluña, Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana, principales lugares de residencia de motoristas
Luis López
Luis López
Las principales Comunidades Autónomas en las que residen los motoristas españoles son Cataluña, Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana, por este orden.

La afición de los motoristas, según el Estudio Movilidad en Moto 2022 realizado por motos.net y ANESDOR, queda principalmente concentrada en las Comunidades Autónomas de Cataluña, Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana por número de conductores de moto y scooter participantes en este trabajo.

Con la realización de un total de más de 2.500 entrevistas, dicho estudio muestra la importancia del peso de usuarios con carné de coche convalidado, siendo el grupo mayoritario junto con el conductor que posee el carné A; les sigue el grupo de usuarios con carné A2 y, a continuación, los motoristas con carné A1.

motoristas edades senior

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS MODELOS DE MOTOS Y SCOOTERS del mercado

Edad media del conductor de moto y scooter

En cuanto a la edad media del usuario de motocicletas en general, esta se cifra en 51 años, lo que revela de manera aparentemente evidente la experiencia del colectivo motociclista, siendo la franja de edad entre los 51 y 60 años la más poblada entre el mismo (38%).

Le sigue el grupo de edad comprendido entre los 41 y 50 años, ocupando un 30% del grupo de conductores de motocicletas. Un aspecto que denota la ausencia de interés por parte de los más jóvenes en el entorno de la moto, ocupando en la actualidad apenas el 5% de los usuarios menores de 30 años, mientras el 11% se establece entre conductores de 31 a 40 años.

Por último, aquellos que rebasan los 60 años y continúan empleando la moto quedan retratados dentro del 16% del total de conductores, lo que parece indicar que la anchura de la pirámide camina irremediablemente hacia arriba, quedando sensiblemente “coja” la base.

Como puntos decisivos a la hora de establecer pautas que influyan en estas cifras y que afectan a la forma de la pirámide estadística, podrían mencionarse, entre otras, la falta de educación vial desde la escuela, la ausencia de promoción de la motocicleta o scooter como herramienta ideal para fomentar y facilitar una movilidad fluida y sostenible, el descuido por parte de las administraciones en el mantenimiento y correcto estado de las vías públicas (asfalto, señalización, protecciones aptas para evitar lesiones a los motoristas, etc), la falta de atención al tejido empresarial de la motocicleta en nuestro país, el abandono en la práctica del sector del scooter (ideal para una movilidad urbana ágil y tremendamente accesible y económica), o la propia imagen que de la moto se difunde en prensa y organismos públicos. Una cuestión que, como otras, también depende del propio colectivo motociclista.