Dirt Track en Tierra (de Campos)

Publicado el jueves 12 de diciembre de 2019
Dirt Track en Tierra (de Campos)

Si eres uno de los 226 conquenses (de Cuenca de Campos) puede que sepas lo que es el dirt track. En cambio, otros vallisoletanos como los alejanos, esguevanos, iscarienses, laguneros, mayorganos, simanquinos, pucelanos, buciancos, aguasaleros, bahaboneros, brahojeños, camporredonchinos, cogezanos, patajos, olegarios, cirrienses, garrapos, testarrones, cazallas, puede que no.

Pues un zaratanero (o pucelano, ya le preguntaré) es el responsable de este trabalenguas de gentilicios. En la localidad que abre este texto existe una pista dirt track. En un entorno rural, rodeado de girasoles y atrapado bajo un cielo inmenso salteado de cúmulos lanosos. Allí se extiende una capa de polvo en suspensión provocado por los acelerones de las motos.

Ejercen allí su deporte favorito, derrapar. El óvalo ocupa el espacio que antes pertenecía al caballo de hierro, las instalaciones ferroviarias de una línea en desuso, ni sabemos de dónde viene, ni adónde iba. Ya lo preguntaré.

El sitio en cuestión se llama La Estación Dirt Track. Puedes recabar más información en otros andenes sociales: FB, IG, etc. @dirttrack_la_estacion.



Pues al lío, este "finde" del 14 al 15 de diciembre se celebra la Rodada Internacional. Inscríbete en este enlace.

En lugar te dejará boquiabierto. El apeadero consta de tres edificios casi decimonónicos; uno está reconvertido en garaje de motos, sala de DJ, y cantina. Otro está destinado al alojamiento de peregrinos (estamos en el Camino de Santi) y bikers nómadas. El tercero, txoco o bar.

Se pueden observar longitudinalmente a los inmuebles, huecos por donde transitaban las vías del tren, el tren, los vagones, los viajeros, las maletas y los bultos de mano. Ahora son cascos con visera y gafas con elástico, botas con hebillas, ropa con protecciones. El metal del raíl ya no luce, sino que parece que se ha reconvertido en los zuecos de hierro del pie izquierdo.



El giro de las motos en el oval se realiza en el sentido contrario a las manecillas del cronómetro, y mientras unos realizan sus tandas de cinco vueltas, otros charlan amigablemente, seguramente de motos. Mientras, en una mano sujetan la lata de cerveza y en la otra el móvil. Para describirte mejor el asunto, ponle de fondo una banda sonora de rock, blues o música adecuada.

¿Cómo llegas? Te pilla a dos horas y media de Madrid, Oviedo o Vitoria. Hora y media desde Salamanca o Segovia, una desde León o Zamora... Estás en Tierra de Campos, todo plano y casi cerca.

 

Especial MotoGP2020
0