Cómo debe ser la moto ideal para la ciudad

Publicado el lunes 18 de febrero de 2019
Cómo debe ser la moto ideal para la ciudad

Cada año se venden en España casi 200.000 motos y ciclomotores, con un mercado conformado por cientos de modelos. Si te preguntas cómo debería ser la moto ideal para una gran ciudad como Madrid, aquí tienes las respuestas.

Cómo debe ser la moto ideal para callejear

La ciudad es territorio scooter. Un scooter te protege de salpicaduras, frío y eventuales golpes; su bajo centro de gravedad y ausencia de cambio lo hace fácil de manejar; su acceso es cómodo y tiene una razonable capacidad de carga.

1.- Cualquier scooter puede ser una buena herramienta. Los mejor adaptados a este entorno son los 125 cc, que puedes llevar con carnet de coche. Hay pequeños, ligeros y económicos scooters básicos o grandes GT, aerodinámicos, con amplios espacios de carga y completos equipamientos.

2.- Si vas a utilizarlo sobre todo en la ciudad lo mejor será un scooter urbano. A la hora de elegir debes tener en cuenta algunos detalles: el escudo protector; el suelo -uno plano te permitirá transportar bultos, como una bolsa de deportes-; el hueco bajo el asiento -debe caber, al menos, un casco integral- y posibilidad de añadirle accesorios -como un baúl trasero-.

3.- ¿'Rueda alta' o normal? Se consideran 'rueda alta' los que llevan llantas -al menos la delantera- de 16" de diámetro. Tienen buena amortiguación y estabilidad y pasan mejor sobre irregularidades. Son especialmente aconsejables en barrios con calles empedradas o bacheadas.

4.-  Luces led, doble caballete, pata de cabra que al desplegarse apaga automáticamente el motor -evita las que se pliegan solas-, apertura del asiento desde el contacto y una guantera o un bolsillo delantero son equipamientos muy recomendables.

Honda SH 125 Scoopy


URBANOS

Los scooters de 125 cc son los más vendidos por su economía y versatilidad. Uno de los favoritos de los moteros urbanitas es el Honda SH 125 Scoopy, un 'rueda alta' muy equipado, fiable, ágil y fácil de llevar. Cumple todos los requisitos salvo el de la pata lateral, que se pliega sola.

Para centro y extrarradio

1.- Scooter o moto. La moto es más divertida en carretera; el scooter es mucho más funcional. Ambos te hacen más llevaderos los atascos de entrada y salida de la ciudad, pero valora: en el día a día, ¿buscas diversión o practicidad?

2.- Cilindradas. Si no tienes carnet de moto, el de coche te plantea dos opciones: 125 cc o 'tres ruedas' -de cilindrada libre-. Los primeros son más económicos, pero salvo contados modelos GT, se quedan justos de prestaciones. Los 'tres ruedas' resultan menos ágiles, pero en autovía son más capaces de rodar al ritmo del tráfico, contando aún con un margen de respuesta y seguridad. Aunque si tienes carnet de moto, ahorrarás tiempo y dinero eligiendo un GT de media cilindrada.

3.- Practicidad y capacidad de carga. Entre los scooters de media cilindrada también encontrarás modelos de 'rueda alta' con suelo plano. Son aconsejables si el uso es más ciudadano que en carretera. En cambio, si vas a hacer más carretera que ciudad, lo mejor será de nuevo un GT. Busca uno con capacidad, al menos, para dos cascos integrales bajo el asiento.

4.- Autonomía. El consumo puede resultar determinante. Un 125 cc como el Honda PCX, consume poco más de 2 litros a los 100 km; un maxiscooter de dos cilindros, ronda los 6 litros/100 km. Con depósitos de gasolina que van desde los 5 litros de los más pequeños hasta los 15-16 litros de los más grandes, las autonomías oscilan entre los 200 km y los más de 400 km.

Kymco SuperDink 350


EXTRAURBANOS SIN CARNET

Un 125 GT que alcance el tope de potencia legal de 15 CV te asegurará prestaciones suficientes en autovía. Dos buenas alternativas: Honda Forza y Yamaha XMax.

EXTRAURBANOS CON CARNET

Aquí los 300 son muy convincentes. Además del XMax 300 de Yamaha, el Super Dink 350 de Kymco es un scooter cómodo y rápido. En el tope, los bicilíndricos Yamaha TMax y Kymco AK 55.

¿Siempre con ABS?

Los scooters nuevos de cilindrada superior a 125 cc equipan ya por ley el sistema antibloqueo de frenos ABS. Si te estás planteando adquirir un scooter de segunda mano, asegúrate de que va equipado con este dispositivo de seguridad. Merece la pena.

La alternativa empleada por modelos de menor cilindrada es el sistema de frenada combinada (CBS). Pero no todos los sistemas CBS ofrecen un buen tacto y, al frenar sobre suelo resbaladizo, es fácil bloquear la rueda delantera, incluso si frenas con las dos manetas. Lo mejor, no lo dudes: el ABS.

 

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP