Motos y Moteros Renacimiento de las superbikes más radicales

Qué motos tienen más de 200 CV

Comentar Publicado el jueves 30 de abril de 2015
Qué motos tienen más de 200 CV

Las motos de más de 200 CV se han convertido en toda una tendencia dentro las marcas más punteras del mercado. Aprilia, BMW, Kawasaki, Ducati, Yamaha...nadie se quiere quedar fuera de la fotografía que resume un año que será recordado por "el de las motos de 200 CV". Estas son las "10 elegidas".

En Fórmula Moto -también- nos gustan las motos que superan los 200 CV y, por ello, hemos buscado todos los modelos del mercado que superan esta icónica cifra. Si tienes la suerte de probar una de estas en algún momento de tu vida, disfrútalo cuanto puedas; pero cuidado, porque más de uno podría acabar en la cárcel.

Aprilia RSV4 RR

La firma italiana aprovecha el título obtenido en el Mundial de Velocidad 2014 de motos derivadas de serie para presentar la evolución más extrema desde la aparición de la RSV4 R en 2009. La nueva RSV4 RR se suma a la corriente de modelos que alcanzan la extraordinaria cota de potencia máxima de 200 CV, aprovechando el extenso paquete de soluciones electrónicas APRC de la que Aprilia fue pionera en el mercado durante los primeros desarrollos de este modelo. Las cifras hablan por sí solas. La nueva RSV4 RR aumenta 16 CV y reduce 1,5 kg sus datos respecto al modelo precedente. El motor se ha revisado a conciencia, mientras que en parte ciclo descubrimos un renovado basculante 14 mm más largo para una tracción superior y un reparto de pesos modificado. La RF suma componentes del catálogo oficial de accesorios y colores exclusivo, una producción limitada a 500 unidades.

BMW S 1000 RR

La hiperdeportiva de BMW recibe en 2015 su tercera evolución desde su lanzamiento en 2010. En 2012 introdujo pequeñas modificaciones como nuevos reglajes en su sistema de control de tracción DCT (Dynamic Traction Control), relaciones de cambio, amortiguador de dirección con diez opciones de ajuste, instrumentación con novedosas funciones, diseño del anclaje de los discos a las llantas y variación en la cota de avance. Este trabajo de detalle se mantiene este año, elaborado con la experiencia obtenida en competiciones de todo el mundo. El motor aumenta 6 CV la potencia máxima respecto a la evolución precedente, con una cifra de 199 CV para un peso 4 kg inferior. Es el resultado de un minucioso estudio en el airbox, conductos de admisión y alimentación, todo ello acompañado de una centralita electrónica aún más capaz. En la parte ciclo también se descubren novedades, con suspensiones semiactivas DDS más evolucionadas respecto a la HP4. Entre sus tecnologías de última generación, también se desarrolla el control "anti-wheelies" y el control de tracción. Uno de los componentes más atractivos lo supone el cambio semiautomático, ahora también en reducciones.

Ducati 1299 Panigale

El emblema superdeportivo de Ducati queda arropado dentro de la denominación Panigale. En 2015, toda la gama RR de la firma italiana se encuadra en cuatro variantes de esta saga. Y como viene siendo norma, cada año aparecen nuevas versiones o evoluciones que dejan atónitos a los seguidores de la marca. En 2014 sorprendieron con el lanzamiento de la edición 899, la deportiva de entrada en el catálogo Ducati, a la que acompañó la edición más sibarita de la historia de las RR de Ducati junto con la legendaria Desmosedici: la Superleggera R. Esta edición limitada no tiene continuidad esta temporada, pero poco importa después de las expectativas que levanta la auténtica referencia de las actuales Ducati sport.

La nueva 1299 Panigale significa un nuevo escalón en el desarrollo del V-Twin a 90º con distribución desmodrómica para motos deportivas que comenzó Ducati en 1987 con la mítica 851. Los anteriores 1.198 centímetros cúbicos de la anterior Panigale 1199 se convierten en 1.285 cc para superar con holgura la barrera de los 200 CV. Ducati declara 205 CV a 10.500 rpm, con un par máximo de 143 Nm a 8.750 rpm. Y si ya la anterior Panigale era un dechado de tecnología en términos electrónicos, la nueva versión llega aún más lejos con novedades que hasta ahora solo estaban reservadas para el mundo de la competición en los circuitos... ¡del Mundial! Una unidad central de medida de inercias IMU (Inertial Measurement Unit) desarrollada por la alemana Bosch, analiza el ángulo de inclinación o la posición de la moto en aceleraciones y frenadas para gestionar la respuesta de los sistemas ABS (con asistencia en curva), control de tracción, anti-caballitos o las suspensiones electrónicas.

Como es ya norma en Ducati, a la versión estándar 1299 Panigale se suma una edición S dotada de suspensiones Öhlins de la máxima calidad, en este caso unidades semiactivas Smart EC, en sustitución de los componentes Marzocchi (horquilla) y Sachs (amortiguador) de la primera. También se añaden llantas forjadas, componentes en fibra de carbono y faro delantero formado totalmente por LED. Por otro lado, para competir en el Mundial de Superbike, donde las bicilíndricas están limitadas a 1200, Ducati mantiene una versión Panigale de 1.198 cc. La Panigale R declara los mismos 205 CV que la versión 1299. Esta potencia máxima se alcanza a un régimen de giro 1.000 rpm superior.

Kawasaki ZZR

Nacida como modelo caza-récords, la ZZR 1400 se ha convertido con el paso de los años en una magnífica opción sport-turismo gracias a una ergonomía nada extrema y un equipamiento útil para cualquier tipo de uso. Así, el asiento es muy válido para conducción a dúo, con un espacio para el pasajero nada extremo. Para los que desean sensaciones más deportivas, Kawasaki ofrece una edición Performance Sport dotada de escape Akrapovic de titanio y pantalla de burbuja al modo de competición. También incluye amortiguador Öhlins TTX con 22 ajustes de compresión y otros 22 de extensión.

Kawasaki Ninja H2

Hay motos que marcan un antes y un después, modelos que definen el comienzo de una era y que dictan el camino a seguir por el resto de competidores. Con estas premisas ha nacido la Kawasaki H2, lo más radical sobre dos ruedas con matrícula y solo comercializada en versión monoplaza.

a firma de Akashi dispone de numerosos ejemplos de modelos que han marcado época desde el momento de su lanzamiento. A la mítica Z1 de 1972 se la considera la primera superbike de la historia con sus cuatro cilindros en línea refrigerado por aire de 903cc, la más potente y rápida de su tiempo. Doce años más tarde se presenta la Ninja 900, otra vuelta de tuerca del concepto RR con el primer cuatro en línea refrigerado por agua con culatas de cuatro válvulas por cilindro. Se trata de la primera moto de serie de la historia capaz de superar los 240 km/h.

Con estos antecedentes, los ingenieros de Kawasaki se sentaron ante una hoja en blanco (más probablemente frente a una pantalla de ordenador CAD-CAM en blanco) para renacer el prestigio de la firma de la mano de un modelo único y excepcional. El resultado es la H2 y una versión específica para circuitos H2 R con tecnologías nunca utilizadas en el segmento de las dos ruedas. Kawasaki Heavy Industries, como empresa conglomerado de muy diferentes áreas, desde la construcción de ingeniería civil (puentes, centrales nucleares...) y aeroespacial a la fabricación de barcos, submarinos, trenes de alta velocidad o turbinas de gas, ha utilizado su experiencia en estos distintos ámbitos para aplicarlos a una moto de auténtica ciencia-ficción.

Entre la multitud de detalles relevantes de su nueva propuesta, la Kawasaki H2 se desmarca con un sistema de compresor que parece iniciar una carrera que tuvo una fugaz vida en la década de los ´80, pero que ahora recibe todas las atenciones en sectores como el del automóvil. En este caso se trata de lograr las máximas prestaciones posibles, para lo que se acompaña de soluciones revolucionarias también en parte ciclo. No puede ser de otro modo teniendo en cuenta el nivel de potencia máxima declarado en la versión H2 R. Nada menos que 326 CV con el accionamiento de su sistema Ram Air, una dimensión para la que es difícil imaginar que su piloto esté a la altura de las circunstancias. Este dato se rebaja hasta los 210 CV en las mismas circunstancias en la edición estándar, asimismo sobresaliente, pero más en línea con la batalla de los 200CV que se ha iniciado en 2015 en la rivalidad de las nuevas superbikes de Aprilia, BMW, Ducati y Yamaha.

Kawasaki ZX-10 R

El hecho de haber sido aspirante al título hasta la última carrera de las tres últimas ediciones del Mundial de Superbikes (con un título obtenido en 2013) o la corona en el CEV 2014 en manos de Kenny Noyes declaran la calidad de la hiperdeportiva de Kawasaki. Se trata de un modelo diseñado sin compromisos para uso fuera de los circuitos. Para su propulsor declara una potencia máxima de 220,1 CV (209,9 CV con el accionamiento de la toma de admisión dinámica de aire Ram Air) desde su nacimiento en 2011, por lo que es pionera en esta tendencia tan de moda cuatro años después. Desde 2014 se comercializa una versión especial 30 Aniversario con colores conmemorativos de la original Ninja GPZ 900 R de 1984. Una versión ECO2 reduce emisiones para conseguir un precio inferior gracias a la normativa vigente. Todas las alternativas ZX 10 R disponen de versión KIBS, denominación del ABS electrónico de la marca.

MV Agusta F4 1000 RR

La superbike de la marca más laureada en la historia del motociclismo participa actualmente en el Mundial de Superbike con su tetracilíndrica F4 RR. Es la versión más radical de las deportivas de la firma, equipada con exclusivas suspensiones electrónicas Öhlins y pinzas frontales Brembo M50, pero comparte con sus dos hermanas estándar y R los componentes del equipo MVICS. Mediante un acelerador electrónico RBW, ofrece cuatro mapas de motor y tres opciones (Normal, Sport y Rain) para la sensibilidad del acelerador, entrega de par y respuesta del motor, y funcionamiento del freno motor.

Suzuki GSX-R 1300 HAYABUSA

Aunque en su origen en 1999 fue diseñada para la superación de velocidades máximas por encima de los 300 km/h, como demuestra una aerodinámica exclusiva en su segmento, la legendaria Hayabusa permanece dos décadas después como un modelo icónico sport-turismo dotado de buenas condiciones para uso en ruta. Precisamente por la ingente potencia de su motor dispone de un conjunto de parte ciclo de una solidez indiscutible, con pinzas frontales Brembo monobloque y ABS o chasis de doble viga de aluminio. El motor ofrece tres "mapping" S-DMS.

Yamaha YZF-R1

Cuando en noviembre de 1997 se presentó la primera versión Yamaha YZF-R1 en el Salón de Milán, el panorama de referencia en la competición para los modelos supersport era muy diferente al de hoy día. En el Mundial de Velocidad reinaban las 500 cc con motores de 2T, mientras que en el Mundial de Superbikes se vivía la lucha entre las cuatro cilindros japonesas y las bicilíndricas de Ducati. Otros tiempos. En este escenario, la primera Yamaha YZF-R1 sorprendió con un diseño inédito hasta el momento, inspirado en la fisonomía de los tiburones, rodeando un chasis Deltabox de doble viga de aluminio con una distancia entre ejes menor que su competencia y un basculante de gran longitud para aumentar la tracción, todo ello sobre un motor de cuatro cilindros en línea con los ejes superpuestos. De aquel modelo con carburadores Keihin, horquilla invertida de 41 mm y válvula EXUP se llega en 2015, después de seis evoluciones, a una de las superbikes más radicales que se puedan llevar en carretera y más próximas a una auténtica MotoGP.

Apenas encontramos una pieza que no haya sido objeto de una profunda revisión en la nueva edición YZR-R1 y su versión especial R1 M. Su motor mantiene el exclusivo esquema de cigüeñal Crossplane, aunque se renueva completamente y ofrece un 20% menos de inercias. Se completa con detalles de última generación como bielas de titanio (un 40% más livianas que unas equivalentes de acero), taqués con recubrimiento de DLC o cuatro modos de selección de "mapping" PWR. Además, entra en la era digital con el equipamiento de una centralita IMU (Inertial Measurrement Unit) con un sensor giroscópico de seis ejes que introduce un nuevo sistema de gestión de derrapajes SCS sensible a la inclinación derivado de MotoGP y que trabaja en combinación con el control de tracción TCS, sin olvidar los sistemas ABS combinado, control de salidas LCS, "anti-wheelies" LIF o cambio semiautomático QSS que ya casi son de obligado cumplimiento en el segmento hipersport. El escape 4 en 1 está fabricado en titanio y deja de contar con el silenciador bajo el colín para un sistema más tradicional en el lateral derecho. La versión R1 M es una edición limitada con suspensiones electrónicas Öhlins ERS, cúpula, guardabarros delantero y colín en fibra de carbono, telemetría con GPS utilizable mediante app y neumáticos específicamente desarrollados por Bridgestone.

Yamaha V-Max

En 2015 se cumple el trigésimo aniversario de la legendaria VMAX, una celebración que Yamaha conmemora con el lanzamiento de dos versiones Carbon y Matt Grey. La primera se caracteriza por el escape Akrapovic y las nuevas combinaciones de color de sus escuetas fibras. La Matt Grey introduce un acabado de color neutro como base para la personalización del catálogo Yard Built de preparaciones especiales de Yamaha. Motor V4 a 65º de 1.679 cc, horquilla de 52 mm y acelerador electrónico YCC-T con sistema de tomas de admisión de longitud variable YCC-I son comunes a toda la saga.

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP