10 consejos para conducir tu moto con niebla

niebla
10 consejos para conducir tu moto con niebla
Formulamoto
Formulamoto
La niebla aumenta el riesgo de salirse de la calzada o de tener incidentes con el resto de vehículos, por lo que hay que extremar precauciones y poner en alerta todos los sentidos. Te damos algunos consejos para evitar sustos.


La niebla es un fenómeno meteorológico consistente en nubes muy bajas, cerca o a nivel del suelo, y formadas por partículas de agua de pequeño volumen en suspensión, que puede aparecer en cualquier época del año, aunque es más frecuente en los meses de otoño e invierno. Existen distintos tipos de niebla: niebla simple y niebla espesa.

La diferencia entre estos dos tipos de niebla es la distancia que obedece al grado en que complican la visibilidad del conductor, y por tanto su conducción. La niebla simple nos permite ver a una distancia superior a los 200 metros, mientras que con niebla espesa la visibilidad se reduce a menos de 200 metros.

Para evitar sustos, es importante que tengas en cuenta algunos detalles:

1. El mantenimiento de nuestra moto debe estar en perfecto estado. Los neumáticos tienen que estar en un estado óptimo para poder garantizar un buen agarre. Con la niebla, la carretera puede encontrarse mojada y nuestra moto podría deslizarse. Si quieres saber cómo poner a punto tu moto, echa un vistazo estos consejos para el mantenimiento de tu moto.

2. Consulta el tiempo antes de realizar un viaje en moto. Las mañanas y una vez que la noche ha caído, son los momentos del día más expuestos a este fenómeno. Si existe previsión de nieblas, intenta evitar que tu viaje en moto sea durante estos momentos.

3. Adapta la velocidad a las condiciones climatológicas. Debido a la existencia de niebla, la visibilidad de los conductores se ve reducida. Esto hace que sea más complicado percatarse de la existencia de otro vehículo en la carretera, así como de un frenazo brusco del vehículo que nos precede.

4. Si tu moto dispone de luces antiniebla, utilízalas. Pueden facilitarte la visión ante condiciones adversas.

5. Evita poner las luces de largo alcance. Cuando la niebla es muy espesa, las luces de largo alcance suelen verse reflejadas en la niebla e impiden que divisemos correctamente la carretera.

6. Evita los cambios bruscos de carril, otros conductores podrían no observar el cambio, y ocasionar un problema.

7. Evita los frenazos bruscos. La niebla a bajas temperaturas se puede congelar siendo más fácil que nuestro vehículo se descontrole.

8. Si previamente al inicio del viaje, has observado la posibilidad de niebla, aplica en tu caso un sistema anti-vaho, que evitará que nuestro casco se empañe fácilmente, lo que provocará una reducción de nuestra visibilidad.

9. No dudes en detener tu marcha si crees que tu seguridad está comprometida al continuar conduciendo tu moto bajo la niebla. Utiliza un lugar seguro como las áreas de servicio para hacer una parada hasta que la niebla se disperse.

10. Utiliza las marcas viales como guías cuando se trate de una niebla muy densa.