Prueba Mondial HPS 300: más grande y mejor

Publicado el lunes 15 de octubre de 2018
Mondial HPS 300

Varias de las marcas italianas clásicas están viviendo una época de renacimiento. Al ejemplo de Benelli y Fantic se suma ahora Mondial, todas ellas acogidas o en colaboración con grupos industriales chinos y con un futuro más que esperanzador. La nueva Mondial HPS 300 es un ejemplo perfecto.

Benelli es 100% propiedad de QJ desde 2006, con un catálogo de modelos diseñados en Italia y producidos completamente en China. Su éxito en los mercados internacionales es evidente, ahora también con modelos de media cilindrada como la serie TRK 502. En otra línea nos encontramos con el caso de Fantic y su gama Caballero de 250 y 500 cc. Las motos se ensamblan en Italia con motores procedentes chinos de origen Zongshen, empresa (la tercera en importancia en el país asiático) que los produce mediante "joint venture" con Piaggio.

Hace dos años le tocó el turno a Mondial, cuando comenzó la producción de la neo-retro HPS 125, una moto muy distinta de la última que la marca produjo hacía 15 años, la Piega 1000 con motor Honda SP-01. La HPS es una "street scrambler" diseñada en Italia y construida en China empleando motores Zongshen. Con datos de septiembre 2018, la Mondial HPS 125 es la octava moto de su cilindrada más vendida en España durante este año (y con dos modelos por delante con la mayoría de sus matriculaciones por parte de empresas de alquiler –Benelli Tornado Naked T 125 y Honda MSX 125-). De esta forma, vuelve a la actualidad una marca mítica. ¿Sabías que en 1957 obtuvo dos campeonatos del mundo de velocidad en las cilindras de 125 y 250 cc?




A partir de ahora, la Mondial HPS 125 está acompañada en los escaparates de los distribuidores de la firma por una hermana mayor Mondial HPS 300. A pesar de lo que indica su denominación, el motor se restringe a 249 cc (77x53,6 mm). ¡Llámalo estrategia de marketing! Chasis y componentes de parte ciclo están compartidos con la "octavo de litro", de la que se distingue con un precio de 4.195 € frente a 3.495 €. El diseño también es idéntico, obra de Alessandro Tartarini, hijo del legendario Leopoldo Tartarini, el fundador de Italjet y creador de modelos míticos de Ducati como la 750 SS réplica de chasis verde. Y entre los planes de futuro se encuentran modelos hasta 650 cc, aprovechando motores monocilíndricos y bicilíndricos "made in China" construidos con calidades y prestaciones para el mercado europeo.

CÓMO ES LA MONDIAL HPS 300

El propulsor de la Mondial HPS 300 es un monocilíndrico de 249 cc refrigerado por agua y con inyección electrónica Magneti Marelli, dotado de culata SOHC con cuatro válvulas. Es el mismo que incorpora la Fantic Caballero 250, con una potencia máxima de 24,5 CV a 9.000 rpm y un par máximo de 22 Nm a 7.000 rpm para adaptarse a la normativa del carnet A2.

La imagen del doble silenciador con salida por el lateral derecho es muy característica, así como la de toda su zona frontal gracias a la horquilla invertida con barras de 41 mm, fabricada en China (como los frenos) y sin opciones de regulación. La moto rezuma calidad en todos sus componentes, un detalle que ha sido muy tenido en cuenta por el máximo responsable de la marca, Cesare Galli, a la hora de seleccionar los proveedores chinos en este proyecto. Un ejemplo es el asiento, de acabado Vintage pero sorprendentemente confortable, aunque solo para el piloto, porque el espacio disponible para el pasajero es marginal.



Una vez subido a ella, la percepción de buena calidad se mantiene. El tamaño es el de una moto-moto, y yo no desentono encima con mis 1,80 m de altura. Es más, resulta hasta cómoda. Con sus 785 mm de altura al suelo, el asiento no hace que quede encajado y puedo poner ambos pies en el suelo con soltura. El manillar es bastante ancho y dibuja una posición de conducción relajada, erguida sin resultar cansada, y con mucho espacio para mis rodillas en los huecos laterales del depósito de aluminio.



El radiador se esconde detrás del faro delantero y los escapes no te molestan gracias a la longitud de las estriberas, lo que te deja mucho espacio para que tu pie derecho accione el pedal de freno. Esto parece un poco extraño al principio, pero te acostumbras rápidamente. Además, la placa protectora del escape parece hacer bien su trabajo.

CÓMO VA LA MONDIAL HPS 300

Equipa neumáticos de tipo "street enduro" CST. Ya los había probado antes en modelos CF Moto y te garantizo que ofrecen el mismo nivel de agarre que productos similares japoneses o europeos. Utiliza llanta frontal de 18" y trasera de 17". El peso se cifra en 135 kg en seco, solo 5 kg más que en la HPS 125, y se muestra manejable, estable y bien equilibrada. El neumático delantero en medida 100/90 ofrece una conducción ligera y precisa, un poco menos rápida aunque también menos nerviosa que en otras rivales equipadas con neumático delantero de 17". Para una moto pequeña y ligera como esta Mondial no es mala idea, sobre todo porque el ancho manillar permite mucha palanca para moverla de un lado a otro en curvas cerradas o en las quinas de la ciudad. El 130/80-17 trasero ofrece el agarre necesario para un motor al que le gusta subir rápidamente de vueltas.



Como en el caso de la Mondial HPS 125, el motor de la nueva HP 300 es brillante. Por supuesto, requiere jugar menos con la caja de cambios para obtener las prestaciones que necesitas. El accionamiento del embrague es ligero, lo que la convierte en una moto muy aconsejable para la ciudad, a lo que también suma la erguida posición de conducción. El ralentí se sitúa bastante elevado, a 1.800 rpm. Esto evita que la potencia se transmita sin entradas bruscas tras la primera apertura del acelerador y que el freno motor sea fácil de gestionar. Se puede decir que la entrega de potencia es notable, aunque siempre controlable. Para un modelo de "cuarto de litro", sus aceleraciones son brillantes. Como este motor cuenta con mucho más par que el de 125, no necesitas subirlo tanto de vueltas para adecuarte al ritmo del tráfico.

Asimismo, el "mapping" de la ECU Magneti Marelli es muy correcto. Puedes abrir gas a tope desde tan solo 2.500 rpm, encontrando una suave y limpia subida de vueltas sin que la transmisión ofrezca ninguna duda hasta el corte de encendido situado a 10.200 rpm. Esto hace que sea una moto muy fácil de pilotar, hasta relajante cuando ruedas en la ciudad. A bajas vueltas, la Mondial HPS 300 circula en la urbe con soltura, como te digo, ayudada por un embrague muy ligero y una puesta apunto de la inyección que no implica ninguna brusquedad.



Tú decides si quieres pedirla un poco más de lo que la Mondial HPS 300 está dispuesta darte de principio. Entonces te encuentras con una contundente respuesta a partir de las 4.000 rpm hasta una nueva patada a partir de 8.000 rpm. Esta flexibilidad permite que te puedas ahorrar algunos cambios de marcha. Se encuentra perfectamente a la par, por ejemplo, de la Honda CB 300 R, una moto que se puede considerar una rival directa. La Honda está construida en Tailandia y cuenta con un motor de carrera larga, un poco más potente (30,4 CV y 27 Nm) y de 286 cc, aunque un poco más pesada (143 kg).

Mondial HP 300, con clase y asequible

Esta italiana "made in China" dispone de unas relaciones de cambio muy bien seleccionadas, lo que ayuda a sus prestaciones. No es difícil ver los 150 km/h en su velocímetro y no encontrarás ninguna vibración hasta las 8.000 rpm, donde comienzas a sentirlas ligeramente en las estriberas, aunque de forma nada molesta. Ello es gracias a su eje de equilibrado, lo que se traduce en una conducción de auténtico lujo.



A pesar de su corta distancia entre ejes de 1.370 mm, la Mondial HPS 300 ofrece buena estabilidad en curvas rápidas, incluso a pesar de sus neumáticos con dibujo casi off road. El control en zonas reviradas que deriva de su ancho manillar es sobresaliente, mientras que la horquilla invertida de 41 mm no regulable funciona de una forma más que adecuada. Ello se traduce en un buen confort en marcha, aunque el recorrido de la rueda delantera sea de tan solo 90 mm. Detrás, un nostálgico sistema de doble amortiguador ofrece un recorrido de 120 mm y se muestran más duros. La mayoría de sus usuarios apenas utilizarán la HPS 300 con pasajero, por lo que no creo necesario este reglaje tan extremo.

En cuanto a los frenos, el único disco frontal de 280 mm cuenta con una pinza radial de cuatro pistones es más que suficiente para detenerla adecuadamente en uso normal, aunque con pasajero, incluyendo el accionamiento del disco de 220 mm trasero, se puede quedar un poco corto.

Los retrovisores situados en los extremos del manillar son muy prácticos para ver el tráfico que llevas detrás y no implican ningún problema en el tráfico como de primeras parecen indicar. En su instrumentación, la esfera digital, desplazada hacia la derecha en la tija, está bien diseñada e informa bien de su contenido. El tacómetro corre por la parte superior de la circunferencia, el velocímetro se muestra en su parte central y el indicador de marcha engranada se sitúa por encima. Solo hay un totalizar en la parte de abajo y el reloj horario, con el nivel de combustible a la izquierda y la temperatura del agua a la derecha.


La Mondial HPS 300 es una moto con clase, pero asequible. Rezuma una calidad de fabricación inesperada hasta hace poco en productos "made in China", aunque portasen el indicativo "diseñado en Italia". Al igual que la industria japonesa hace medio siglo, este término ya no es sinónimo de barato o malo, sino que ya son buenos productos y a un precio muy razonable. Fácil y con un motor con buen par, es capaz de codearse con otros modelos de casi 300 cc. Lo cierto es que se puede definir como un modelo más grande e incluso mejor que su hermana Mondial HPS 125. Parece que pronto asistiremos al nacimiento de una Mondial HPS 500 capaz de alcanzar los 43 CV con un motor Zongshen con culata SOHC como el de la Fantic Caballero 500. El regreso de Mondial será entonces ya definitivo y con mayúsculas.

Fotos: Kel Edge



0