La Ruta de los Exploradores Olvidados, con la ayuda de Continental, ha alcanzado Manila y se ha convertido en la primera expedición terrestre española en lograrlo desde el descubrimiento del archipiélago de Filipinas por Magallanes en 1521. Disfruta con los vídeos grabados por Miquel Silvestre mientras estaba inmerso en esta gran aventura.

Vídeo: Miquel Silvestre alcanza la meta de Filipinas

miquisilvestre
Vídeo: Miquel Silvestre alcanza la meta de Filipinas
Fórmula Moto
Fórmula Moto


rutaexploradores

En estos casi 500 años, nunca antes un vehiculo con matrícula española había llegado hasta la remota isla de Luzón. Miquel Silvestre lo ha conseguido en diez meses de viaje, 35.500 kilómetros y solo 3 juegos de neumáticos TKC80 y unos Trail Atack. Ese era el objetivo principal de su REO. A ello se había comprometido públicamente. Para lograrlo ha tenido que cruzar Europa, África,  India y Asia sobre su BMW GS1200, bautizada Atrevida en honor a una de las goletas de la Expedición Malaespina del siglo XVIII, y siempre calzando Continental.

En esta nueva vía abierta hasta las Filipinas el autor de Un millón de piedras ha cruzado Europa de norte a sur, desde Nordkapp a Salerno, utilizando los Continental Trail Atack para las carreteras asfaltadas; una vez en El Cairo, se pasó a los TKC80 para superar los desiertos, trialeras y barrizales africanos. Cambió sus gomas en Nairobi y con ellas cruzó India, Nepal, Tailandia y Malasia. Tras dejar atrás Sumatra, pasó a Java y volvió a cambiar sus tacos en Yakarta y pasó a Borneo, donde los empleó a fondo en sus pistas forestales y bajo la lluvia tropical. Desde el extremo noreste de Borneo, en la ciudad malaya de Sandakan, Silvestre embarcó a Atrevida en el único servicio regular de ferries que une territorio de Filipinas con otro país.

miquisilvestre

Desembarcado en Zamboanga, Silvestre se dirigió sobre sus TKC80 a Cebú, a la ciudad de Lapu Lapu, donde se encuentra el monumento a Magallanes, el navegante lusitano al servicio de la corona española y cuya expedición fuera la primera en circunnavegar el Globo en 1522. Tras rendirle homenaje, Silvestre cruzó la gran isla de Leyte y arribó a Luzón, donde visitó el Volcán Mayón, uno de los conos más perfectos del mundo. Desde ahí se dirigió a Manila, para cruzar las puertas de la vieja ciudad española de Intramuros y recordar emocionado a otro de sus exploradores olvidados, don Miguel López de Legazpi, quien 1564 fundara la capital.

De este modo, Miquel Silvestre y Continental han hecho historia al reconquistar de un modo totalmente pacífico, el archipiélago de las Filipinas, demostrando así que con fe en uno mismo y unas buenas cubiertas se pueden conseguir los más difíciles retos.