Giovanni Castiglioni rinde homenaje a su padre en una carta

Giovanni Castiglioni, hijo del recientemente fallecido Claudio Castiglioni, uno de los empresarios que ayudó a relanzar el mundo de la moto en Italia, ha querido agradecer todas las muestras de cariño de las marcas y los aficionados a las motos y ha escrito una carta de agradecimiento en la que explica cómo era su padre y lo que hizo por la industria de la moto.

Publicado el lunes 12 de septiembre de 2011
Giovanni Castiglioni rinde homenaje a su padre en una carta
Carta de Giovanni Castiglioni traducida:
Estoy escribiendo esta carta para agradecer personalmente las muestras de afecto que han demostrado tanto a mi padre como a nuestra familia. Todos ustedes han llegado a conocer a Claudio, pero creo que yo lo conocía más íntimamente que nadie dado que él era más que un padre para mí, él era también mi mejor amigo, socio de negocios, punto de referencia y la persona a la que podía llamar en cualquier momento, día o noche, para compartir tanto buenas como malas noticias. Me gustaría contarles un poco acerca de él. En pocas palabras mi padre se puede definir como una locura, un volcán lleno de ideas y energía, valiente, tenaz y una persona a la que no le importaba tomar riesgos. Él era diferente a la mayoría de los otros hombres de negocios a los que sólo le immporta el dinero o el éxito personal. Mi padre siempre estuvo impulsado por sus emociones y vivió para su empresa y sus motos. Mi padre se encargó de relanzar la industria italiana de motocicletas en los últimos 25 años y lo hizo arriesgando todo, trabajando día y noche, luchando contra un sistema complejo en un sector industrial que está en un momento difícil y que estaba derrotando a muchas fábricas de motos en aquel momento. Más bien, él los desafió continuamente gracias a las marcas y modelos históricos que se le ocurrió y que pudo desarrollar. No voy a enumerar todas las cosas que hizo por el mundo de las dos ruedas. Sin embargo, me gustaría explicar cómo la compañía ha desarrollado durante los períodos a partir de 2007, año en que Husqvarna fue vendida a la multinacional BMW, y 2008, cuando MV y Cagiva fueron vendidos a la gloriosa Harley-Davidson. En este período, la empresa estaba en dificultades financieras debido a las grandes inversiones y la falta de liquidez. Sin embargo, esta no fue la crisis que le hizo perder su resolución. Reflexionando sobre la situación, pensamos que nuestro grupo necesitaba un socio más fuerte que nos ayudase a garantizar la continuidad, como sucedió con un gran número de la empresa privada, las empresas familiares en diversos sectores. Y eso es lo que hicimos. Sin embargo, las empresas dirigidas por estos gigantes colosales no siempre mejora... Además del hecho de los tiempos difíciles, el día en que Harley-Davidson decidió poner MV Agusta en venta, mi padre, a quien ya acechaba la enfermedad dijo: "Nunca vamos a renunciar a la MV y de todas las personas que trabajan allí, tenemos que salvarla a toda costa ". Le dije a mi padre, por enésima vez, que esta sería una locura. Sin embargo, su locura infección a pesar de mí y se nos ocurrió un nuevo plan para esta gran aventura. Un desafío en contra de todos... Hoy en día, mi padre ya no está con nosotros, pero nos ha dejado una gran herencia: la mejor marca en el mundo, un cuatro cilindros de line-up de 920cc a 1090cc con dos F4 y tres Brutale es que son todos nuevos y la nueva F3 675 y Brutale 675 que nos permitirá aumentar nuestros volúmenes al entrar en la categoría de peso medio. Pero, sobre todo, establecer la ruta para nuestro futuro. Dos conceptos para los nuevos modelos que fueron formados por él en la lucha contra su enfermedad y en los que continuaremos desarrollando su trabajo junto con nuestro fuerte y gran equipo.

Especial MotoGP2020
0