• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

Prueba KYMCO Xciting 400S TCS: Un paso más seguro

Publicado el sábado 03 de abril de 2021
KYMCO Xciting 400 S TCS

Una nueva generación del "cuatrocientos" taiwanés acaba de llegar. El original KYMCO Xciting 400 S era ya un scooter muy equipado, rápido y cómodo que ahora en forma de Xciting 400 S TCS adopta el motor Euro 5 y un nuevo sistema de control de tracción. Un paso más en su historia y dirigido a una mayor seguridad.

El KYMCO Xciting 400 ha sido, desde que se presentó en 2013, uno de los scooters más exitosos de su segmento. Era diferente a sus rivales, porque a un precio ajustado aunaba un comportamiento más sport que lo que era habitual entre sus rivales. Rápido, estable, con buenos frenos y una parte ciclo muy notable, era, para los que les gusta la conducción más sport, el 400 más recomendable. Pero también era algo duro, escaso de protección aerodinámica, con aquella primera cúpula corta y ahumada que reforzaba esa imagen sport y con un hueco bajo el asiento algo escaso, dando cabida a un solo casco integral.

Desde entonces, todas sus evoluciones han ido convirtiéndolo en un scooter más polivalente, añadiendo equipamiento y modificando elementos para convertirlo en más señorial, cómodo y útil. Llegó primero la versión con ABS y luego un "restyling" que aportaba una cúpula alta y protectora más un nuevo cuadro. El primero era medio digital y medio analógico, pequeño y de diseño un demasiado convencional; en el siguiente se mejoró mucho este aspecto.



Le siguió, ya en 2019, la nueva versión Xciting 400 S, un modelo que, sin perder demasiado sus capacidades deportivas, suponía un paso firme en esa dirección de hacerse más cómodo y agradable para todo tipo de conductores. La nueva carrocería diseñada en Italia le daba un aire más elegante. Montaba una nueva cúpula regulable en altura, instrumentación de dos esferas más pantalla digital, un hueco para el asiento diferente, maneta de freno de aparcamiento mejorada y unas suspensiones desarrolladas en sus ajustes finales aquí, en España, para definir un comportamiento perfectamente diseñado para el gusto y las carreteras de nuestro país. Volvía a ser uno de los 400 más interesantes del panorama.

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS MODELOS KYMCO del mercado

2021 es un año muy especial, porque la Euro 5 obliga a revisar modelos para seguir en el mercado. Y en muchos casos las marcas han aprovechado para introducir más mejoras en sus motos. KYMCO también lo ha hecho con este 400 y, además del motor Euro 5, se ha montado un sistema de control de tracción, algo que ya se había hecho en el hermano pequeño KYMCO Super Dink 350.



Se parte del motor en su versión 2019, el que se retocó para el Xciting S, para esta nueva versión Euro 5, una mecánica que ya estaba preparada para este paso gracias a unas emisiones muy contenidas. Ahora cumple con las exigencias de forma holgada: menos de un tercio de lo permitido en cuanto a monóxido de carbono, un 57% del límite de hidrocarburos y un 35% de lo marcado para el óxido de nitrógeno. Y todo ello manteniéndose en forma, con más de 35 CV disponibles, es decir, uno de los dos 400 más potentes del mercado.

CÓMO ES EL KYMCO CITING 400 S

Apenas hay cambios a la vista con respecto al KYMCO Xciting 400 S que ya conocíamos. Salvo por la incorporación de ese sistema TCS, el motor sigue siendo el mismo. Ya en la presentación de la versión S se habían modificado transmisión, con nuevos variador, embrague y correa, para una ganancia de un 3.5% en eficiencia, y culata con la distribución rediseñada. Para esta homologación Euro 5 entrega ahora 33,85 CV a 7.250 rpm con un par de 37,5 Nm a 5.750 rpm.



Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de todos los SCOOTERS PARA EL CARNÉ A2 del mercado
El chasis del KYMCO Xciting 400 S TCS es, como siempre, de tubos de acero, en una estructura doble especialmente rígida, responsable de gran parte del buen comportamiento de este scooter. Incorpora doble tija, estilo moto, una de las señas de identidad del Xciting desde los tiempos de aquella primera versión 500. El anclaje del motor se adelantó buscando una mejora del comportamiento con respecto a las primeras versiones del 400, pero se han mantenido las mismas suspensiones, con la horquilla de 41 mm y amortiguadores traseros regulables en precarga, pero con los nuevos reglajes que suavizan su comportamiento. En los frenos sigue equipando discos ondulados con pinzas radiales. Por supuesto, mantiene el obligatorio ABS, cuyos sensores en las ruedas se aprovechan para la nueva función TCS.



Este sistema es un nuevo desarrollo de software, en este caso realizado por KYMCO en colaboración con los especialistas alemanes Bosch y Continental. Esos mismos sensores informan a la centralita de que se ha producido una diferencia de velocidad en ambas ruedas. Si en el caso del ABS esta diferencia provoca su actuación al frenar, ahora será al acelerar: si la rueda trasera "corre más" que la delantera, está patinando. En ese momento el sistema "cierra" el gas (adelanta el encendido, de forma que la sensación que percibes es que deja de acelerar), hasta que el neumático recupera adherencia (se igualan las velocidades de ambas ruedas). Inmediatamente, si tú sigues acelerando, vuelve a intentar acelerar. Actúa cuando la diferencia entre las dos ruedas es superior a 5 km/h medidos en velocidad lineal. El sistema, por supuesto, se puede desconectar, ya que hay veces, en una cuesta resbaladiza por ejemplo, que puedes necesitar que no actúe para lograr avanzar.



La cúpula es regulable en altura. Lleva una palanca por el lado interior con la que actuar sobre ella. Teóricamente se podría con una mano, pero lo cierto es que al final está bastante duro y resulta más fácil hacerlo desde parado, con ambas manos, una sobre la palanca y otra ayudando a la pantalla a moverse. Cuenta con dos guanteras laterales en el contraescudo, que quedan bajo cerradura automáticamente cuando bloqueas el scooter, y con un asiento que se abre también de forma electrónica, desde la llave o desde el manillar, con un botón. El hueco bajo el asiento sigue siendo más o menos el de siempre, porque cabe un casco y poco más, pero el asiento se abre ahora solo la mitad delantera, limitando un tanto el acceso. La luz interior se enciende por célula fotoeléctrica, lo que impide quedarte sin batería si el asiento no está bien cerrado, ya que se apaga con tan solo bajarlo. Por último, el nuevo cuadro es visualmente más agradable que los anteriores, con tres esferas, la central para un sistema Noodoe que permite, entre otras funciones digitales, mandar información de navegación desde la app del móvil.



Con todas estas novedades, el KYMCO Xciting 400 S TCS se convierte en un scooter más equipado, más seguro, y prácticamente tan deportivo como siempre, pero ahora más cómodo. El sistema TCS supone además un plus de seguridad, con un coste reducido, poniendo al Xciting 400 en un elevado nivel con respecto a sus rivales. Por cierto, en las fotos, como ves, nuestro scooter incluye un baúl a juego en el color con el Xciting; es un accesorio oficial de KYMCO y no forma parte del equipamiento de serie.

CÓMO VA EL YMCO XCITING 400 S TCS

Como ves, este KYMCO no ha cambiado mucho con respecto al anterior Xciting 400 S. Sigue siendo el mismo scooter, ajustado totalmente a la Euro 5 (ha perdido solo un par de caballos sobre los 35 CV que se anunciaron en 2019) y con el nuevo sistema TCS. Así, en marcha aprecias pocas diferencias con respecto al anterior.



Sigue siendo un scooter cómodo, más que el primer KYMCO Xciting 400. No es especialmente bajo de siento, con 805 mm de altura de asiento, pero se llega bien al suelo y se siente bastante ligero. También ha engordado con respecto al primer 400 (sin "S"). Aquel establecía 209 kg y este 213 kg, pero no lo notas. Sí en cambio el nuevo tarado de suspensiones, menos firme, menos deportivo en la primera sensación, pero más agradable a baja velocidad. La pantalla se regula con facilidad antes de arrancar.

Te subes, pulsas el botón de arranque con una maneta cogida (son regulables) y suena el sonido que esperas de él. No ha cambiado mucho, si acaso es más suave. Salir andando requiere quitar el freno de aparcamiento. Ya se cambió de posición para el modelo S y ahora va en una maneta bajo el puño izquierdo, mucho más cómoda y fácil de accionar que el anterior a la derecha en el contraescudo.



Cuando abres gas sale con toda suavidad. Los casi 34 CV siguen siendo una cifra encomiable y si abres con ganas sale verdaderamente deprisa. No hay vibraciones ni ruidos mecánicos. Y si lo haces sobre suelo resbaladizo verás actuar el sistema TCS. Yo tuve que buscar un aparcamiento de tierra para probarlo: los neumáticos Maxxis que equipa tienen buen agarre y será difícil hacerle deslizar sobre el asfalto en buen estado solo acelerando. Pero al final el TCS no es para jugar, es para el día que acelerando y sin que te lo esperes, intente "escaparse". En ese sentido, funciona muy bien, por que su intervención es suave y acertada, permitiéndote mantener el control del scooter.

En la ciudad es tan adecuado como siempre. Es un scooter de 400 y tiene tamaño de 400, pero gira bien. El manillar no es excesivo y se mueve bien con agilidad. Frena muy bien y la suspensión revisada es claramente mejor ahora. Por supuesto el TCS en combinación con el ABS pone muy difícil ya que se produzcan deslizamientos indeseados. Y en los semáforos no es difícil ser el primero en salir con un motor así.



En la carretera sigue siendo uno de los mejores 400 del mercado. Corre mucho, a pesar de haber perdido esos pocos caballos respecto a la edición previa. Acelerando no lo notas y en velocidad máxima tampoco obtienes una gran pérdida, ya que es un motor nada perezoso. A poco que le animes, gira a tope de vueltas con total suavidad el tiempo necesario, pero así vas jugándote todos los puntos del carné, porque corre bastante.

En carreteras de curvas es divertido de llevar. A ello ayuda el agarre de los neumáticos, un motor potente y con muy buenas recuperaciones, más el chasis de doble estructura y doble tija. También una posición de conducción que permite ir rápido y una cúpula que si la bajas se queda a la altura de aquel primer Xciting. Todo ello hace que las nuevas suspensiones, efectivamente más blandas y cómodas, acaben por no ser decisorias para poder rodar con alegría, porque sigues sintiendo el agarre en ambos trenes hasta inclinaciones muy pronunciadas sin que el scooter se mueva lo más mínimo.



LO MEJOR

-Prestaciones elevadas

-Cómodo y equipado

-Estética acertada

MEJORARÍA

-Cúpula regulable más fácil (en marcha)

-Hueco bajo el asiento justo

ASÍ VEMOS EL KYMCO XCITING 400 S TCS

En carretera: 5

En ciudad: 4

Pasajero: 4

Confort: 5

Equipamiento: 4

Autovía: 4

(Puntuación del 1 al 5)

El KYMCO Xciting 400 S TCS es uno de los 400 mejor equilibrados del mercado por prestaciones, comportamiento y comodidad. Gana en 2021 no solo en ecología superando la Euro 5, sino que, además, monta ese sistema de control de tracción que supone una nueva ayuda a la seguridad. Es un scooter que siempre fue cómodo y deportivo, y que en su versión S se inclinó hacia esa mayor comodidad, sin perder realmente capacidad sport. Muy rápido para ser un 400 en carretera y autovía, es ahora superior por su elevado equipamiento, en el que cabe destacar en ese uso en autovía la cúpula regulable. En ciudad es ágil y seguro, resultando cómodo también a dúo.

FOTOS: Miguel Méndez



Más información del KYMCO Xciting 400 S TCS

 

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Kymco.
Precios del Kymco Xciting 400 con ficha técnica y equipamiento completo.
0