Prueba KYMCO Super Dink 350: escuela Premium

Publicado el jueves 06 de junio de 2019
Prueba KYMCO Super Dink 350: escuela Premium

La historia de KYMCO es peculiar. No hace más de 10 años era una marca especializada en scooters baratos y fiables, pero en absoluto "premium". Ahora no solo sí entra en esta definición, sino que con modelos como el Super Dink 350 se ha convertido en referencia.

Haz memoria: aquellos Dink, Bet&Win, Agility€ eran scooter económicos y duros. No eran precisamente lujosos ni especialmente atractivos o rápidos. Resultaban buenas herramientas de transporte, que cumplían. Y, sobre todo, eran baratos. Por eso se vendían razonablemente bien.



El Super Dink 300 revolucionó este panorama. Un modelo potente, de los más cómodos y equipados, y el mejor vendido que lograba ser más barato que la competencia. No obstante, todavía oías por ahí quién opinaba que siendo KYMCO no se vendería si fuese más caro. ¿Ni aún siendo el mejor? No creo que fuese así. En 2017 llegó la sustitución de aquel Super Dink que marcó un antes y un después en la historia de KYMCO. El Super Dink 350 nació ya como un scooter Premium de media cilindrada sin ningún tipo de complejo. El anterior ya había dejado claro lo que la marca era capaz de hacer. Y por si quedaban dudas, nació el "maxi" AK550. Este nuevo 350 mejoraba en todo al anterior 300. Introducía un nuevo motor, ahora Euro 4, con la misma potencia que el anterior, pero con mejor respuesta desde abajo, un nuevo chasis, diseñado específicamente para esta cilindrada (ya no es un esquema compartido con el 125) y un nivel de equipamiento en el tope de la categoría.

No es el más barato de todos los 300 del mercado, pero tampoco es el más caro ni mucho menos. De hecho, sigue en un nivel de precio muy aceptable, teniendo en cuenta prestaciones, acabados y equipamiento.



CÓMO ES EL KYMCO SUPER DINK 350

El KYMCO Super Dink 350 se ha quitado de un plumazo cualquier complejo que pudiera tener su predecesor. Es un scooter muy aparente, con cierto estilo de vehículo de gama alta, algo que los colores escogidos, y más el granate metalizado que nosotros hemos utilizado, realzan. Está bien terminado y en general da sensación de calidad. Se ha diseñado desde cero, con un chasis en tubo de acero de doble cuna superpuesta, con diferentes refuerzos para el 350 que para el 125 cc y un motor también nuevo. Cubica ahora 321 cc para una potencia de 28,8 CV a 7.500 rpm y un par motor máximo de 30,8 Nm a 6.000 rpm.



Un nuevo sistema de refrigeración y mejoras en los materiales empleados en la transmisión CVT aumentan la eficiencia de este motor, que en marcha se percibe como más suave de funcionamiento que su predecesor. Se ha buscado no más potencia que en el 300: el aumento de cilindrada responde a la necesidad de no perder potencia al pasar de Euro 3 a Euro 4, pero además se aprovecha para mejorar el para a medio régimen y la respuesta desde abajo. En las suspensiones encontramos una horquilla estándar de 37 mm y detrás, como siempre, un par de amortiguadores regulables en precarga. En estos elementos se ha trabajado de forma especial desde KYMCO España para una puesta a punto específica.



CÓMO VA EL KYMCO SUPER DINK 350

Se nota que es un Super Dink, pero más moderno y mejor que el anterior. Te subes y la sensación aquella que el asiento te daba de que te "atrapaba" y no dejaba moverte sigue ahí. Pero en el primer Super Dink era algo excesivo: no te dejaba moverte sobre el asiento. Este sí. Vas recogido, metido en tu sitio, pero cuando llegas a las curvas o quieres moverte te deja hacerlo. Igual ocurre en parado: la nueva plataforma, con recortes justo por donde bajas los pies, lo hace parecer más estrecho, aunque no lo es. La cúpula es más alta, pero menos aparatosa. Tapa más, pero molesta menos. Y así en cada detalle que quieras mirar del Super Dink.

Lo arrancas y esas sensaciones continúan. El sonido recuerda al del Super Dink, pero es menos tosco y hay menos vibraciones (que tampoco eran muchas en el anterior). Los mandos quedan en una posición similar y permiten controlar bien al scooter. En parado o a baja velocidad, sobre el asiento, se maneja bien. Es estable, gira bastante y, aunque no es especialmente pequeño, sí resulta ágil. Cuando abres gas es más suave que el anterior, aunque acelera claramente más. Exhibe una respuesta más contundente en toda la curva de potencia.



En ciudad es un scooter tan agradable como siempre fueron los Super Dink o más. Es más ágil, a pesar de que el tamaño es igual o mayor. Ese rebaje para los pies da buena sensación de control y de estrechez y ayuda a maniobrar. Como siempre, gira lo suficiente para pasar por huecos más estrechos de lo que parece. Y el nuevo motor, con mayor aceleración, permite salir deprisa de los semáforos o circular a pocas vueltas a la velocidad del tráfico.

En carretera el Super Dink es un gran scooter. Rápido en autovías y autopistas, con buena protección aerodinámica, si sales de las vías rápidas y te metes a hacer curvas el Super Dink se comporta como un buen scooter sport. Cambia rápido de dirección, se puede frenar fuerte y tarde, tumbar mucho, apuntar a la salida de la curva y abrir gas con confianza para salir disparado a la siguiente. Responsables de este buen comportamiento son el chasis, bien diseñado, las suspensiones, con tarados sport bien calculados, y el motor, con buena respuesta.



El KYMCO Super Dink 350 es el digno sucesor de un scooter que supuso un triunfo en todos los sentidos para KYMCO. Cualquiera que conozca aquellos 300 reconocerá, no solo en las líneas, sino también en su forma de andar, las mejores virtudes de aquél en este 350, pero aumentadas. Es un gran scooter en marcha. En carretera es estable y divertido de llevar, rápido como pocos scooters medios. En autovía, con ese motor y con buena protección aerodinámica, permite hacer muchos kilómetros sin cansarte. Y como buen Super DInk, todas estas ventajas se completan con un tamaño justo en la ciudad. Se define como un GT, grande pero no aparatoso ni siquiera en ciudad.



El pasajero ha mejorado su espacio. Las nuevas estriberas desplegables solucionan el problema de alcanzar las plataformas con los pies que tenía el anterior, ya que estaban un poco hacia dentro y la carrocería era redondeada en esa zona. Con buen asiento, buenas asas y buena ergonomía para el conductor, es un scooter muy cómodo tanto para disfrutarlo en solitario como a dúo. El equipamiento es muy alto y no echarás nada importante el falta, aunque: puestos a meter LED en la iluminación, ¿por qué no ya también intermitentes y faros?

Fotos: Miguel Méndez

Más información del KYMCO Super Dink 350

0
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Kymco.
Precios del Kymco con ficha técnica y equipamiento completo.