Prueba KYMCO People S 125: Para toda la gente

Publicado el martes 27 de noviembre de 2018
Prueba KYMCO People S 125: Para toda la gente

Es el tercer rueda alta de la marca taiwanesa en la gama y tercero en su historia en emplear la denominación People. El nuevo S 125 llega para completar esta serie de KYMCO como scooter brillante en lo tecnológico y en el diseño.

Si has seguido la trayectoria de KYMCO en nuestro país, seguro que recordarás aquel People de la década pasada, un scooter de rueda alta y suelo plano que (para gustos, los scooters ...) no resultaba demasiado agraciado estéticamente pero sí muy duro y económico. Tuvo bastante éxito en matriculaciones. Años después, un nuevo People con apellido GTI recogió el testigo de los rueda alta de gama alta de la marca. Con éste no alcanzó las cifras de ventas esperado. Se definía como un modelo muy bien realizado, estable, atractivo y con la exitosa (y rápida) mecánica de 15 CV con culata de cuatro válvulas del Super Dink. No se adaptó a la Euro 4 y desapareció cuando esta norma entró en vigor. Seguramente un precio similar al de ese Super Dink hizo que su popularidad fuera relativa. Tenía al enemigo en casa ...

La denominación KYMCO People llega, por tanto, a su tercera reencarnación y esta vez con mejores credenciales que nunca. Exhibe una carrocería atractiva y elegante, al tiempo que actual, a lo que se añade un elevado equipamiento, un motor convincente y un precio contenido. Será el tercer rueda alta de la gama, con lo que KYMCO se asegura tener un scooter de rueda alta para cada cliente, para cada escalón de precio, en la franja entre los poco más de 2.000 € y los poco menos de los 3.000 €. Así, el Agility City (2.199 €) será el rueda alta económico, el Miler (2.399 €), con cierto estilo retro, se coloca en medio, y este nuevo KYMCO People S 125 será el tope de esta gama, con un precio de 2.988 €.



Se fabrica en una nueva planta propiedad de la marca situada en Changzou, en China, la más avanzada del grupo, lo que ha permitido reducir el precio final, manteniendo un elevado nivel de calidad y un gran nivel de equipamiento. Ello, unido a un diseño inteligente y bien pensado, hará del KYMCO People S 125 un rival duro para la competencia y un scooter muy interesante para el que busque un 125 cc de rueda alta en los próximos tiempos.

CÓMO ES EL KYMCO PEOPLE S 125

El KYMCO People S 125 es un rueda alta tecnológico y moderno. Se construye alrededor de un chasis en tubo de acero sin mayor particularidad que el uso de un suelo plano. Más llamativo es el motor. Es el mismo que se instala en el retro Like y que destaca por una tecnología avanzada que se empleará en más lanzamientos en un futuro próximo. Comentan en KYMCO que, como es lógico, no tiene sentido lanzar un motor nuevo, hoy día, que cumpla sin más la Euro 4. esta normativa tiene los días contados y, en principio (y si no hay prórrogas, que es posible) en 2020 será sustituida por la Euro 5. Esta nueva reglamentación restringirá aún más la contaminación permitida y, sobre todo, entrará de forma más incisiva en los problemas de contaminación acústica. Por tanto, en dos años, los motores tienen que ser más limpios y menos ruidosos. De esta forma, este nuevo motor se ha diseñado ya cumpliendo en gran medida con esas nuevas restricciones. Así, en cuanto a emisiones, el motor del People S está en un 42% de las emisiones permitidas de CO actuales, en un 37% en cuanto a HC y en un 53% de lo que podría llegar a emitir en NOx.



Para ello, el propulsor es un monocilíndrico con culata de cuatro válvulas dotado de inyección Synerject y refrigerado por aire. Es capaz de entregar 11,28 CV a 8.500 rpm y un par máximo de 10 Nm a 7.000 rpm, unas cifras muy correctas para un peso total de 130 kg en orden de marcha. Tecnologías de bajo rozamiento y otros avances técnicos hacen que declare 3 litros de consumo cada 100 kilómetros, aunque en utilización real, en nuestras pruebas, hemos obtenido una cifra con medio litro más. Para ello se han aligerado muchos componentes del motor y se han montado rodamientos en los balancines, con mayor precisión y menor rozamiento. Además, en el árbol de levas, montado también sobre rodamientos, se han incluido micro-variaciones en su curvatura, lo que también mejora la sincronización en la apertura y cierre de válvulas. Todo ello mejora su eficiencia y, si lo piensas, como es lógico, también los ruidos mecánicos. En este sentido, también en el cigüeñal se ha trabajado al ir montado sobre placas de fijación del rodamiento, de forma que se eliminan oscilaciones de este elemento al girar y, con ello, ruidos de alta frecuencia.



En la parte ciclo, por supuesto, hay una rueda delantera de 16", lo que le da su clasificación como rueda alta, además de asegurar la estabilidad de este tipo de scooters. Detrás observamos una llanta de 14" que aumenta su agilidad y permite mayor espacio bajo el asiento, dejando mayor espacio libre. En las suspensiones, como siempre, KYMCO ha permitido que en las unidades para el mercado español se utilicen suspensiones especialmente puestas a punto para nuestro mercado y al gusto del conductor español. Una horquilla telescópica de 33 mm y dos amortiguadores traseros regulables ofrecen un gran resultado. Y en los frenos, un disco de 260 mm y un trasero de 240 mm emplean un ABS Bosch 9.1M, el más avanzado y compacto de la gama del fabricante alemán.

En cuanto a la carrocería, el KYMCO People S 125 hace gala de iluminación "full LED", con faro principal, grupo óptico trasero e intermitentes delanteros de esta tecnología. Bajo el asiento se ha conseguido un hueco capaz de albergar un casco integral. Además es alargado en la parte trasera, gracias a que el depósito de gasolina se ha desplazado al suelo. Por eso dispone de una segunda zona para dejar cosas con un separador extraíble que puedes dejar en su sitio o quitar para llevar cosas de gran longitud. Aquí encuentras una de las dos tomas USB que incorpora el scooter, situándose la otra bajo el manillar. El cuadro digital te informa si llevas un dispositivo enchufado a una de esas dos tomas. Por lo demás, ofrece un diseño muy correcto y completo.

Con tapón de gasolina con apertura desde el contacto y situado abajo, doble caballete, lateral y central, con desconexión del motor, muelle de apertura del asiento, suelo plano con gancho extraíble en el contraescudo, portabultos trasero o guantera delantera, el equipamiento del nuevo KYMCO People S 125 se puede calificar de notable.



CÓMO VA EL KYMCO PEOPLE S 125

Decir a estas alturas que un KYMCO sorprende por su finura o buen funcionamiento sería como admitir que no te has subido nunca a ninguno. Porque, efectivamente, es un scooter de buen andar, con un funcionamiento muy dulce y un motor casi perfecto para el día a día ciudadano.

Resulta agradable a la vista, que se fabricará en cuatro colores, rojo gris, azul y un marrón moka, todos ellos muy elegantes y atractivos, con el asiento marrón, salvo el caso del rojo, que lo lleva en negro. Delante de él te das cuenta de que es compacto y tiene un tamaño perfecto para un scooter de rueda alta de corte urbano.



Es fácil subirte, ya que dispone de suelo plano y no encuentras obstáculos. El asiento está a 800 mm de altura y es estrecho, por lo que se llega bien al suelo aunque midas poco más de 1,60 m. La posición de conducción es muy natural y agradable, y los mandos tienen un tacto perfecto. Al poner vertical el scooter, la pata lateral no se pliega. Es mejor este sistema. Desconecta el arranque y tendrás que plegarla para salir, pero así no se cierra sola cuando apoyas el scooter mal en el suelo. En marcha es especialmente silencioso y no ofrece vibraciones. Es evidente ese trabajo en virtud de la Euro 5.

El motor es uno de los puntos fuertes del KYMCO People S 125. No es especialmente potente y, desde luego, no iguala en prestaciones al People GTi de 15 CV anterior. Tampoco lo pretende. El enfoque de aquél era el de un auténtico GT en rueda alta y éste es un scooter urbano. Sus bajos y medios, la respuesta que tiene a aperturas parciales del gas, es lo que más me ha gustado. Resulta rápido respondiendo al gas, algo que en ciudad es una ventaja indudable. El chasis acompaña esas bondades del motor y las suspensiones, una vez modificadas por KYMCO España en sus tarados, son todo un acierto. El scooter se agarra muy bien, siendo cómodo, ideal en ciudad.



En carretera, el KYMCO People S 125 se queda justo por prestaciones. En nuestras pruebas se ha quedado en los 99 km/h de velocidad máxima, un tanto limitado para rodar en autovías de acceso a las ciudades, aunque a su favor se puede decir que no protesta en absoluto ni se convierte en incómodo llevándole prácticamente a tope el tiempo necesario. Los frenos son eficaces y con buen tacto. El ABS de serie es, además, un plus de seguridad que ayuda a frenar con total confianza y con la fuerza necesaria, muy por encima del mejor scooter con frenada combinada. Ruedas y suspensiones permiten tumbar mucho si se rueda sobre buen asfalto y el chasis transmite bien lo que pisa. En suelos bacheados puedes apreciar cómo flexa el chasis si miras al cuadro. Se nota que oscila adelante y atrás, pero no reduces un ápice tu confianza.



Está claro que el enfoque de este People es urbano completamente y eso se nota en que, centrando todos los esfuerzos de diseño en esa idea, KYMCO ha logrado uno de los scooters más interesantes de la actualidad. Se mueve bien en ciudad, el motor ofrece la curva de potencia apropiada para este uso, con una baja rumorosidad y sin vibraciones, y resulta cómodo, gira de forma adecuada y frena muy bien. Con un tamaño bastante compacto se ha conseguido que pase bien entre coches, mientras que tiene una buena capacidad de carga, fácilmente ampliable si lo necesitas. En carretera se defiende con buen chasis, buenos frenos y comodidad, aunque queda justo de motor al alcanzar con esfuerzo los 100 km/h. Ello lo limita un tanto en autovías, aunque se muestra dispuesto a recorrer muchos kilómetros sin esfuerzo. Es cómodo para el pasajero, con buenas asas y reposapiés desplegables con correcta superficie, añadiendo un asiento largo y bien mullido para ambos ocupantes, con las suspensiones bien reguladas para poder llevar pasajero sin notar grandes variaciones de comportamiento. En equipamiento no echas nada en falta. Está bien pensado y si bien podría haberse investigado un sistema "Start&Stop" o algún otro "gadget" tecnológico Premium como un control de tracción, también lo haría en precio. En conclusión, está muy bien como está.

Fotos: Miguel Méndez



Más información del KYMCO People S 125

0
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Kymco.
Precios del Kymco con ficha técnica y equipamiento completo.