Kymco Toma de contacto

Prueba KYMCO Miler 125

Comentar Publicado el jueves 06 de abril de 2017
Prueba KYMCO Miler 125

Con el Miler 125, KYMCO pone el foco en las mujeres que se mueven en scooter. Pero si hay un scooter válido para todos los sexos, éste es el nuevo rueda alta taiwanés.

Así de claro lo tiene KYMCO. En su comunicación hace referencia a un modelo diseñado para el público femenino, aunque también hay otro anuncio oficial en el que lo define "para vosotros". Y me parece bien que KYMCO quiera llamar la atención de las chicas con este scooter. No obstante, me reservo el derecho a reclamar el Miler 125 para todo aquel varón que quiera un scooter económico, bien acabado, ágil y agradable de llevar.



¿Por qué iba a ser el KYMCO Miler 125 solo para ellas?¿Es que los chicos nos tenemos que conformar con el Agility City? Mi respuesta es no. El nuevo rueda alta de la marca taiwanesa es un gran scooter para todos. Posicionado en un escalón ligeramente superior al Agility City por precio, el Miler 125 no es, ni mucho menos, un derivado de éste y ni siquiera comparten pieza alguna. Pero sí son parecidos en su enfoque. Los dos son scooter económicos, de rueda alta, ideales para moverte por ciudad de forma ágil y cómoda. De ahí, seguramente, que KYMCO España quiera enfocar este nuevo scooter a un público más femenino. Así, el KYMCO Miler 125 es, además (y no sé sin querer o queriendo), el rival más temible del Agility City como candidato a liderar las futuras listas de ventas. Al menos, por lo que ofrece por ese nivel de precio.

Al igual que su hermano-rival Agility City, el KYMCO Miler 125 es un rueda alta ligero. Pero pesa seis kilos menos, es más bajo de asiento y gracias al nuevo motor gasta un poco menos (100 cc de gasolina menos cada 100 km, no una gran diferencia) y ofrece 0,5 CV más. Monta detalles más exclusivos, como la cerradura del asiento en el contacto o el baúl en color carrocería con respaldo para el pasajero. Estéticamente más redondeado y más cuidado, entra por los ojos nada más verlo, con una estética moderna y elegante.



Dispone de nuevo bastidor y motor más un buen nivel de equipamiento. El nuevo KYMCO Miler 125 ofrece mucho por una mínima diferencia de precio sobre el Agility City: 2.399 € del Miler contra los 2.199 € del Agility. E insisto, debería ser para todos, no solo para ellas.

CÓMO ES EL KYMCO MILER 125

Un nuevo bastidor en cuna abierta de acero, presenta espacio para permitir un suelo plano. Está diseñado para que no flexe con facilidad, como veremos después. En la parte trasera se monta un nuevo motor, refrigerado por aire, con inyección electrónica Synerject con diagnostico OBD, el mismo sistema de los KYMCO de gama alta. Entrega 9,52 CV a 7.500 rpm (medio CV más que el Agility), con un par muy aceptable que dibuja una curva muy plana que permite aceleraciones muy aceptables. Al tiempo, una vez más, los valores de emisiones se han quedado en prácticamente en la mitad de la exigencia Euro 4, con 55% de CO, 30% de HC y un 89% de NOx.



En la parte ciclo hay más diferencias con el Agility City y se ha conseguido un compromiso ideal entre comodidad, agilidad y estabilidad. Equipa neumáticos 90/90-16" delante y 100/90-14" detrás, con horquilla de 33 mm de diámetro y 95mm de recorrido y dos amortiguadores traseros con tres posiciones de muelle. Como siempre, los ajustes de los elementos de suspensión se han realizado en España, adecuándolas a los gustos y necesidades de nuestro mercado. En los frenos exhibe un sistema CBS (frenada combinada) con un reparto de un 65% atrás y un 35% delante cuando coges solo la maneta trasera. Es una solución adecuada para los que se inician con este scooter en el mundo de las ruedas y les da miedo utilizar el delantero, pero tampoco estorba en absoluto si quieres usar las dos manetas, manteniendo un tacto correcto gracias al uso de latiguillos metálicos en todo el sistema. Además, ofrece potencia de detención suficiente, con dos discos de 226 mm y 206 mm delante y detrás, respectivamente.

Incorpora un nuevo cuadro de diseño elegante, donde solo echamos a falta un reloj horario. Con luces por barra LED de posición detrás y 5 LED delante, también de posición, el Miler tiene más detalles de scooter "premium". Así, los espejos son cromados y el baúl (fabricado por Shad) añade tapa en color de la carrocería y con respaldo, por poner dos ejemplos. Con el baúl, KYMCO se ha decantado por no modificar cerraduras y lleva su propia llave, de forma que pueda usarse en otras motos. Bajo el asiento, cuyo espumado y tejidos se han definido en KYMCO España para nuestro mercado (igual que las suspensiones y otros detalles), hay hueco para un casco jet, mientras que el tapón de combustible queda bajo una tapa, en el lado izquierdo del contraescudo. Esta tapa también se abre desde el contacto. El depósito en sí va bajo el suelo, lo que permite un mejor reparto de pesos.

LO MEJOR del KYMCO Miler 125:

- Imagen elegante y compacta. Equipamiento

- Agilidad y facilidad de uso

- Suavidad de marcha

El KYMCO Miler 125 MEJORARÍA CON:

- Reloj horario

- Guantera delantera

- Pata de cabra sin muelle, con desconexión motor



CÓMO VA EL KYMCO MILER 125

La presentación oficial del KYMCO Miler 125 se ha realizado en ambiente urbano, en concreto en Barcelona, con escenarios como el mítico Parque de Montjuïc, donde el Miler demuestra su agilidad y buen comportamiento a velocidades medias, tanto en curvas como en rectas. Pero comencemos por el principio.

El Miler convence a primera vista. Si el KYMCO Super Dink 125 y después el Agility City supusieron dos hitos en la historia moderna de la marca, posiblemente el Miler sea otro punto de inflexión. La marca ha demostrado su de hacer scooter de buenas prestaciones, fiables y bien equipados con el primero o ciudadanos versátiles y "de batalla" con el segundo. El nuevo KYMCO Miler 125 destaca por su diseño, cuidada terminación y atención al detalle. Y no es que los scooter anteriores no fueran acertados de diseño. Lo que ocurre es que el Miler (igual que los últimos Super Dink o que el futuro AK550) parece ir un paso más allá, con elementos decorativos con buen gusto y criterio.

Subirte al Miler es muy fácil. Sus 800 mm de altura de asiento, con suelo plano, hacen de él un scooter apto para cualquier estatura. A sus mandos, la posición de conducción es agradable y natural, y el tacto general de manetas, gas y piñas es también reseñable. En marcha emite un sonido discreto, similar al del Agility City. Abrimos gas y salimos.



Acelera con corrección. Todo es muy suave, no hay vibraciones ni sonidos desagradables. Se muestra estable y, desde luego, resulta cómodo. Las suspensiones, una vez más perfeccionadas sobre el modelo base por KYMCO España para las unidades que se vendan en España, han conseguido, una vez más, un buen equilibrio entre la suavidad requerida para resultar cómodas y la solidez necesaria para sujetarlo en curva, aunque en este caso sí tiene mayor tendencia a la comodidad.

A la hora de frenar puedes hacerlo solo con la maneta trasera o con ambas. El tacto no cambia y solo notas que en el primer caso hay mejor capacidad de frenada. En las curvas del parque barcelonés te deja entrar con rapidez. No hay roces por el suelo a una velocidad normal y resulta noble y eficaz. Pero será en el tráfico más denso donde el Miler demostrará su mejor cara. Estrecho, corto y con buen radio de giro, es capaz de meterse por cualquier lado.

A la hora de aparcarlo tiene muchas ventajas, pero también un inconveniente. Ofrece buen recorrido de suspensiones, subirá y bajará bien de los bordillos y al caballete central se sube con total comodidad y facilidad. Pero no te fíes de la pata lateral. Es de las de muelle y si el scooter no está totalmente sobre suelo plano o si alguien lo roza, la pata se plegará, con malas consecuencias para la carrocería del Miler. Es cuestión de costes: si montas pata lateral, por ley (y por lógica) debe tener un sistema que, o pare el motor cuando la extiendas, o que se recoja sola para evitar accidentes. Y en KYMCO han escogido la más económica, pero peor, segunda solución.

ASÍ VEMOS EL KYMCO MILER 125

En carretera: 3

En ciudad: 4

Pasajero: 3

Confort: 4

Equipamiento: 3

Autovía: 2

En esta primera toma de contacto no hemos probado a conciencia el Miler en carretera o autovía y ni siquiera hemos podido probarlo con un pasajero a cuestas, pero permítenos que hagamos "abstracción mental" y podamos imaginarnos y evaluar cómo se comportará en estas circunstancias. A fin de cuentas, no es el primer scooter 125 que probamos?



Hecha esta apreciación, podemos apostar que el Miler no se encontrará tan a gusto en la carretera como en la ciudad. En el ambiente urbano sí ha demostrado suficientes prestaciones, buena capacidad de giro y agilidad, así como un comportamiento muy sano. Probablemente, el día que utilicemos el equipo de medición de prestaciones en este scooter encontraremos que supera, por poco, los 100 km/h y que en aceleraciones está en la línea de cualquier 125 de su potencia y nivel.

El pasajero dispone de buen asiento, unas estriberas plegable que parecen en buena posición y un asa alrededor del asiento trasero donde sujetarse. Eso si, con el baúl instalado, costará algo más subirse y bajarse. Es un scooter muy cómodo, con suspensiones no muy duras y buen mullido de asiento, con suelo plano y mucho espacio para subirte y bajarte.

Dispone de un equipamiento notable para lo exigible a un scooter de sus características, con detalles como LED de iluminación o la cerradura centralizada para todos los servicios, así como puntos a mejorar como el de la pata lateral o la ausencia de reloj horario. En la autovía, como en carretera y al igual que otros rivales de su categoría, por prestaciones no será una opción ideal. Para realizar cada día muchos kilómetros por vías rápidas, KYMCO dispone de otros modelos mucho más adecuados.



0

Scooter 125

Cómo limpiar a fondo tu moto o scooter

No sólo es una cuestión de apariencia. Limpiar la moto adecuadamente es obligatorio para un...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Novedades

BMW F 750 GS 2018: Review y primeras impresiones

El trabajo realizado en la nueva BMW F 750 GS es un desarrollo completo de toda la moto, volver a...

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

El Salón "Vive la Moto", que este fin de semana se está celebrando en el IFEMA de Madrid, nos ha...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...