KTM 1290 Super Duke GT: actualización de suspensiones para modelos de 2016 a 2018

Publicado el martes 04 de junio de 2019
KTM 1290 Super Duke GT: actualización de suspensiones para modelos de 2016 a 2018

Todos aquellos poseedores de modelos KTM 1290 Super Duke GT de 2016 a 2019, tienen la posibilidad de mejorar la parte ciclo de su motocicleta con la incorporación de la última generación del sistema de suspensiones de WP.

Esta sports tourer se beneficia de una serie de mejoras en su versión 2019, entre las que se incluye la última versión del motor bicilíndrico en V LC8 de 1.301 cc, que ofrece 173 CV y 141 Nm, una pantalla TFT a todo color, una ergonomía y aerodinámica revisadas y una nueva óptica delantera led, pero con todo, una de sus características más destacadas son unas suspensiones actualizadas.

Desde el lanzamiento de la primera KTM 1290 Super Duke GT, la experiencia acumulada de tres años y la evolución de las suspensiones semiactivas WP han dado como resultado una mejora en las prestaciones de los diferentes modos de amortiguación. Accesibles con sólo pulsar un botón de, los parámetros de los tres modos disponibles -Comfort, Street y Sport- han sido redefinidos. También se ha eliminado la función anti-dive del modo Street, que cuenta ahora con unas características de amortiguación aún más refinadas.



La reacción, respuesta y precisión de las suspensiones semiactivas WP frente a las condiciones de la carretera, también han mejorado drásticamente. Los nuevos algoritmos ahora ven triplicado el número de curvas de amortiguación disponibles en relación a la versión anterior, lo que significa que la ECU de la moto tiene menos cálculos que hacer para configurar rápidamente una calidad de pilotaje adaptada al tipo de superficie sobre la que se está rodando.

Dado que la KTM 1290 Super Duke GT 2019 utiliza los mismos componentes de suspensión que la generación anterior, los concesionarios oficiales KTM pueden ahora actualizar los modelos 2016-2018 con estos nuevos parámetros. Este software es gratuito, con el único coste de 30 minutos de mano de obra, que incluyen la instalación y la prueba del mismo. Aunque tiene una pega: los ajustes originales no se pueden volver a instalar, por lo que se recomienda probar primero las especificaciones 2019 antes de dar el paso.

 

0