KTM 790 Adventure y R definitivas en el salón EICMA de Milán 2018

Publicado el martes 06 de noviembre de 2018
KTM 790 Adventure y R definitivas en el salón EICMA de Milán 2018

Desde que se presentó el nuevo motor bicilíndrico 790 en KTM se sabía que su aplicación en una trail de la familia Adventure era cuestión de tiempo. De hecho, hace ya meses que vemos prototipos, fotos y vídeos de la moto que ahora se ha presentado en Milán.

La moto llama la atención, sin duda, y junto con la nueva Ténéré 700 de Yamaha abre un segmento hasta ahora dormido: el de las trail con verdadera capacidad off road. Porque en KTM han decidido que esta nueva integrante de la familia Adventure sea una moto diseñada para fuera de carretera: no hay más que ver su aspecto para comprobar cómo se ha priorizado este aspecto. La KTM 790 Adventure es una moto de aspecto muy ligero (189 kg), alta y compacta... como debe ser una moto de campo.

La gama que llega está compuesta por dos modelos: Adventure y Adventure R. Como es habitual en la marca, una (la Adventure) se reconoce por su color naranja, clásico en KTM, con chasis negro. Por encima se sitúa una más equipada y sofisticada variante R, terminada en blanco con el chasis multitubular en naranja. Ambas motos se dirigen a públicos distintos: mientras que la Adventure 790 prima las capacidades clásicas de una Adventure, con total polivalencia y una capacidad off road muy alta, la versión R potencia esas capacidades del fuera de carretera de forma especial.

KTM 790 Adventure


Las dos comparten la base mecánica: el motor LC8c que se estrenó en la Duke 790 y que alcanza los 95 CV a 8.000 rpm y los 88 Nm a 6.600 rpm, de forma que podrá haber versión limitada A2. Las dos motos emplean llantas de radios, con una delantera de 21" y trasera de 18", lo que da idea de la intención del diseñador en cuanto a su uso off road. Equipan ABS con sensor de inclinación y control de tracción, así como un cuadro de instrumentos con pantalla TFT. Cuenta con varios modos de conducción, incluyendo un modo enduro, que será opcional en la Adventure y de serie en la versión R. Ambas son full LED.



Se diferencian, sin embargo, en el empleo de suspensiones WP APEX de 200 mm de largo en la Adventure (en ambos trenes), con neumáticos Avon Trailrider. La R opta por unas sofisticadas (y endureras) WP XPLOR de 240 mm con neumáticos de más taco, Metzeler Karoo 3. Ambas equipan un depósito de gasolina de gran capacidad, de 20 litros, para conseguir una autonomía de unos 450 km.

0