Guía de compra: todas las Kawasaki que puedes conducir con el carné A2

Kawasaki Z 900
Guía de compra: todas las Kawasaki que puedes conducir con el carné A2
Antón Quintiá
Antón Quintiá
Kawasaki está a la cabeza del segmento A2 gracias, principalmente, a su gran éxito superventas: la Z900. A lo largo de los años ha ido aumentando su gama, que ahora se sitúa en siete modelos.

Hace poco más de una década, la DGT implantó, de acuerdo con la directiva europea aprobada en 2006, el carné A2. Este permiso venía a situarse entre el A1, que autoriza a conducir motocicletas de hasta 125 cc., y el A, que autoriza a conducir todo tipo de motocicletas; dicho de otra forma, es la licencia de las potencias medias. Y el término «potencia» es clave ya que, pese a que en un inicio se hablaba de que el A2 limitaría la cilindrada a 500 cc. , finalmente solo aplica a la potencia. De esta forma, un usuario del A2 puede adquirir una moto de gran cilindrada y limitarla al máximo de 35 kW estipulados (siempre que, sin limitar, no supere el doble de esta potencia).

Kawasaki, gracias en gran medida al éxito de la Z900, siempre ha estado a la cabeza en la lista de ventas para usuarios del A2. Este modelo de gran cilindrada, que sucede a la antigua Z800 (también limitable y exitosa), permitió a muchos conductores novatos adquirir una tetracilíndrica grande y vistosa, en un momento en el que no había tanta oferta de motos grandes limitables. Con el paso de los años, Kawasaki ha ido ampliando su gama con motos limitables y ‘puras’, si bien las Ninja y Z 400 están actualmente descatalogadas.

Ninja 650 A2
Z 650 A2

Ninja y Z 650

La gama Z bicilíndrica y 647 cc cubre el segmento A2 con una perspectiva más próxima a la referencia “tetra” Z 900 que a la también “dos en línea” Z 400 (ya descatalogada), ya que en condición estándar dispone de una potencia máxima que requiere el carné A, pero permite su limitación para el carné A2. Por tanto queda lejos de la especificidad de su hermana “cuatrocientos”. 

No obstante, con ella comparte la división entre un modelo 100% naked con la radical imagen Sugomi de toda la serie Z y otra Ninja de corte sport turismo con reminiscencias a la gama ZX, algo inédito en la serie 900. 

En el caso de esta familia 650, el abanico de opciones se amplía aún más, ya que encontramos ediciones Z 650/Ninja 650 estándar, Performance (9.398/10.239 €), SE (7.499/8.350 €), SE Perfomance (9.415/10.390 €) y, desde 2021, Sport, a las que se añaden aún más alternativas en la Ninja de la mano de versiones Tourer (9.203 €) y SE Tourer (9.354 €) equipadas con maletas.

Las versiones SE se distinguen por sus combinaciones de color exclusivas y las Performance por el añadido de un escape Akrapovic, tapa de colín y pantalla ahumada. Por su parte, las opciones Tourer añaden no solo maletas laterales, sino que también aportan una pantalla de superior altura para un contenido más GT en el caso de las Ninja. 

El motor bicilíndrico en línea ya se adaptó a la Euro 5 en la última actualización de 2020. Sus ópticas principales, excepto intermitentes, son de LED. Ambas manetas y manillar son regulables. 

Kawasaki Z650RS 3

Z 650 RS

Esta proposición es nueva en Kawasaki. Su apellido RS la encaja en el mismo segmento que su hermana Kawasaki Z 900 RS, pero frente a esta, sí es válida para los usuarios del carné A2 mediante la instalación de un kit de limitación. Además, sus diseñadores han puesto especial esmero a la hora de conjugar sus líneas con las de los modelos del pasado y se ha logrado un conjunto con aún más atractivo retro, pero sin llegar a los extremos clásicos de la serie W 800 al situarse en un espacio temporal más presente a la actualidad. Aunque ya son 44 años los que separan la nueva Kawasaki Z 650 RS con su referencia Z 650 original.

La base de partida de la nueva Kawasaki Z 650 RS es la naked Kawasaki Z 650. De ella toma el chasis tubular de acero (13,5 kg de peso). En su parte ciclo, la horquilla mantiene la estructura convencional con barras de 41 mm sin regulaciones, acompañada detrás por un amortiguador en posición casi vertical “Back link” regulable en precarga. En los frenos cambia los discos de perfil ondulado por unos tradicionales, mientras que destaca sobremanera el diseño de las llantas de aleación rememorando los radios de antaño.

El motor es el mismo bicilíndrico en línea con culatas DOHC de cuatro válvulas por cilindro e inyección con cuerpos de 36 mm y doble mariposa. En ambos casos, los registros declarados de par y potencia son idénticos: 68 CV de potencia máxima a 8.000 rpm y 64 Nm a 6.700 rpm de par máximo.  La acción sobre la maneta de embrague es muy suave, también la inserción de las marchas, aunque un tanto ruidosas. De esta forma te facilita su conducción en los primeros metros, indicándote ya que ofrece un perfil perfecto para los usuarios del carné A2. Como componentes “neo”, incluye iluminación totalmente LED junto a una pantalla LCD en el centro del juego de doble esfera de su instrumentación.

Z 900 A2

Z900 A2

La joya de la corona “verde”, la moto (no scooter) más vendida en España durante los últimos años, se actualizó en profundidad en 2020 y para la presente campaña sigue vigente su división entre un modelo libre de potencia, con 125 CV de cifra máxima, y otra restringida a 95 CV para su adaptación a la normativa del carné A2. 

Al contrario que en otras, marcas, Kawasaki opta por establecer precios diferentes en cada caso, más económica en la de acceso. Esta estrategia se repite en el caso de las variantes Performance (11.449 € y 11.199 €, respectivamente), diferenciadas por su escape Akrapovic, tapa de colín y pantalla ahumada de más altura. En todos los casos, las ediciones 2021 se comercializan en tres variantes de color: negro/blanco, negro/rojo y negro/verde. 

Su motor de cuatro cilindros en línea ha servido de base para la creación de la serie retro 900 RS, a la que también transmite su chasis de estructura tubular de acero, una configuración que cada vez se extiende más por modelos de la firma de Kobe. Dispone de embrague antibloqueo y en su equipo de inyección encontramos un sistema de doble mariposa accionado mediante la ECU.

Desde su evolución en 2020, la Z 900 acoge un tablero de instrumentos en formato TFT de 4” de última generación; entre otros datos, refleja el nivel de intervención seleccionado para el control de tracción KTRC (tres opciones) y los modos de respuesta de motor Power Modes. Estos últimos se dividen en tres preestablecidos (Rain, Road y Sport) más uno configurable (Rider). 

Versys 650 A2

Versys 650

La versión 650 de dos cilindros en línea es la más popular de la saga Versys. La posibilidad de instalar un kit de limitación, como en la naked Z 650 y sport-turismo Ninja 650, es clave en este éxito. En 2021 se sumaron más versiones a las anteriores estándar, Tourer (maletas, cubremanos y protector de depósito), Tourer Plus (más luces antinieblas) y Grand Tourer (más baúl y toma de corriente 12v): una Comfort con componetes del catálogo de accesorios y otra Mobility con el añadido de un baúl. La Versys 650 incorpora indicador “ECO” en su instrumentación par una conducción más eficiente. 

La variante Comfort muestra un equipamiento algo más contenido. Cuenta con cubremanos, soporte para el GPS y protector para el depósito. En todas las Versys 650, ambas suspensiones son regulables en precarga. 

La versión Mobility añade cubremanos, soporte para el navegador GPS, baúl con 47 l. de capacidad y un protector para el depósito. El baúl cuenta con bolsa interior para tener todo su contenido ordenado. 

Kawasaki W800 2022

W800

Constituye el sesgo más retro del catálogo japonés en este terreno. Su motor es un fiel representante de las primeras épocas de la marca con propulsores de cuatro tiempos. Destaca la presencia del eje rey de la distribución primaria por su lateral derecho, lo que le otorga una imagen de plena autenticidad. 

Se divide en tres ediciones: la W 800 (también llamada Classic) ha sido la última en aparecer, en 2020, habiendo sido precedida en 2018 por las ediciones Café, con su semimanillar cupolino, y Street, la más económica e identificada por el menor recurso de piezas cromadas respecto a la estándar.

El motor está calado a 360º para ofrecer un pulso y sonido especial. Todas están inspiradas en la original W1 de 1966, la primera Kawasaki de gran cilindrada de la historia.  Se comercializan en color único, azul la W 800, magnesio/gris la Café y negro/gris la Street. Todas las versiones disponen de regulación de precarga trasera en cinco posiciones. 

Vulcan A a2 2022

Vulcan S

El panorama custom escrito con K mayúscula se limita actualmente a la serie Vulcan S. Heredera de esta mítica denominación en la historia de la firma japonesa en este segmento, se dirige al perfil más urbano y popular de la mano de su motor de dos cilindros en línea de origen ER-6, válido para incluir kit de limitación para usuarios del carné A2. 

El propulsor cuenta con culatas de cuatro válvulas accionadas mediante un sistema de doble árbol de levas en cabeza. La suspensión trasera es regulable en siete posiciones de precarga

Para configurar una auténtica familia, se divide en versiones estándar y SE, esta última con decoraciones especiales, a las que se añaden variantes Performance (escape Arrow y pantalla café racer) y Tourer en función de su equipamiento. La edición Tourer está disponible en versión estándar (9.786 €) y SE (9.986 €). Se distingue por su pantalla y maletas fácilmente extraíbles, así como el respaldo para el pasajero.

 

Kawasaki Z900

Kawasaki Z900

Lo sentimos, no existen videos de ésta categoría
0 Comentarios