Kawasaki Ninja ZX-25R: 250cc tetracilíndrico

Publicado el miércoles 23 de octubre de 2019
Kawasaki Ninja ZX-25R: 250cc tetracilíndrico

Por fin se ha desvelado la nueva Kawasaki Ninja ZX-25R, una moto que supone el renacimiento de las deportivas de baja cilindrada que causaron furor en los mercados asiáticos en los años 90.

Toda una sorpresa para muchos ha sido el descubrimiento de una moto de la que se venia rumoreando su existencia: una nueva Ninja ZX-25R que supondrá el renacimiento de una estirpe de motos que nos dejó a muchos en Europa suspirando por ellas: 250cc, cuatro cilindros, soluciones técnicas de moto grande y tamaño de moto3. Queda por saber si se comercializará en España.

Sinceramente, esperemos que sí y que no solo eso si no que de lugar a un renacimiento de las motos deportivas de baja cilindrada; aquellas que en los años 90 fueron verdaderamente estrellas en Japón y otros países asiáticos y que en Europa "ni olimos".

La moto es espectacular a la vista; no hay noticias por parte de Kawasaki Europa sobre su inclusión o no en sus planes de futuro, pero supondría todo un placer poder verla e incluso probarla. Eso si; entraría en liza con la actual Ninja 400 "nuestra", europea, ya que se habla de que esta 250 podría rozar los 60 CV a 18.000 rpm, algo que la sacaría del mercado A2, que es el lógico en una deportiva de tamaño medio. Pero si se limita a los 47 CV reglamentarios... ¿que pasará con la 400?



Aún así, la moto merece la pena conocerla: un chasis en tubo de acero, similar al empleado en las 400, 650, Z900 e incluso en las H2. La carrocería, el escape y el estilo general de la moto están más cerca de la ZX10 y ZX 636 que de las Ninja 400 y 650; semimanillares bajos y estriberas retrasadas demuestran que estamos ante una verdadera deportiva y no ante una moto "vestida" de deportiva.

Se habla de una zona roja a 18.000 rpm para el pequeño tetra de 249 cc, DOHC 16 válvulas; monta una horquilla S- BP invertida, suspensión trasera con bieletas, disco delantero con pinza radial monobloc, quickshifter, control de tracción y varios modos de conducción, lo que sugiere el empleo de un sistema de acelerador electrónico. Como veis, una auténtica deportiva, a escala.

 


0