• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

Kawasaki Ninja Z 250 SL (II): cómo es

Publicado el jueves 10 de octubre de 2019

Una moto de iniciación como la Kawasaki Ninja Z 250 SL debe estar diseñada para ofrecer una conducción fácil y accesible. No obstante, la nueva deportiva de la marca japonesa para el carné A2 no obvia detalles técnicos de interés.

Si te has leído nuestra prueba en acción de la Kawasaki Ninja 250 SL, habrás visto el objetivo primordial de esta novedad 2015: servir de perfecta "motoescuela". De este modo, estarás más preparado cuando asciendas en tu evolución vital como motorista y seguro que podrás sacar más partido de tecnologías extremas como controles de tracción, plataformas inerciales y todas esas soluciones electrónicas de ciencia ficción que han desembarcado en el segmento de las dos ruedas en cilindradas superiores.

Inspiración RR



Para comenzar con su estética, la inspiración es directa de sus hermanas Ninja más RR. No solo en sus fibras, con una línea que se mantiene entre el depósito y el colín o un carenado digno de superbike, sino en detalles como los discos de perfil ondulado o las llantas de diez palos de diseño "Factory". El semimanillar, el agresivo frontal o el silenciador elevado son componentes de elevado calado deportivo. También la instrumentación, totalmente digital, con banda superior para las rpm, en el lateral izquierdo para el nivel de combustible (la entrada de reserva se anuncia con los últimos tramos intermitentes, sin chivato específico), parcial, reloj horario y velocidad más un elegante indicativo " Kawasaki".

La Kawasaki Ninja 250 SL se comercializa en colores verde o blanco a un precio de 4.399 €, 400 € más en la versión ABS.

Parte ciclo



En su parte ciclo, la Kawasaki Ninja 250 SL se desmarca con un chasis multitubular poco habitual en la marca nipona. De hecho, solo la nueva y especialísima Ninja H2 sigue este mismo concepto. La horquilla incorpora botellas de buen diámetro (37 mm), con 110 mm de recorrido. Por su parte, el amortiguador dispone de progresividad mediante el habitual sistema de bieletas Uni-Track presente también en las Kawasaki de gran cilindrada, ofreciendo un recorrido de 116 mm. A destacar sus cotas de geometría se cifran en 24º de ángulo de lanzamiento y 90 mm de avance, demostrando su sentido más sport.

La frenada añade ABS opcional, un detalle a tener en cuenta para superior seguridad dado su papel de modelo de iniciación. Su equipo está compuesto por un disco delantero de 290 mm de diámetro y un trasero de 220 mm. El neumático delantero es un 100/80-17 y el trasero un 130/70-17.

Motor

El propulsor es un monocilíndrico de 249 cc (con cotas internas de 72 x 61,2 mm) dotado de alimentación por inyección y refrigerado por agua, culata de doble árbol de levas en cabeza DOHC y cuatro válvulas, por lo que no echarás de menos ningún avance de última generación. Su cuerpo de inyección tomas de 38 mm de diámetro y la relación de compresión se cifra en 11.3:1. Equipa una cubierta por encima del ventilador para trasladar el flujo de aire caliente por la zona inferior, alejándolo del piloto para aumentar su confort. El depósito de combustible cuenta con 11 l. de capacidad.














0