Seis meses encadenados

Aumenta el incremento de matriculaciones

concehonda
Aumenta el incremento de matriculaciones
Formulamoto
Formulamoto
El mercado de motocicletas continúa creciendo. En febrero de 2014 se matricularon un total de 5.974 motocicletas en España, lo que supone un crecimiento de +15,9% respecto a febrero del año pasado.


El acumulado anual presenta un crecimiento del 13,8% respecto al mismo periodo de 2013, con un total de 12.087 unidades matriculadas. Por segmentos de cilindrada, las motocicletas ligeras (hasta 125 cc) crecieron un +5,7%. Las cilindradas medias (126 cc-750 cc) crecieron más, un 21,8%. Y todavía más las cilindradas altas (>750cc), un +54,5%. Como es habitual, las motocicletas ligeras (hasta 125cc) continúan siendo el segmento más popular y han supuesto en febrero un 54,4% del mercado de motocicletas.

motos ficha

En cuanto a los segmentos por tipo de uso, en febrero 2014 crecieron todos los segmentos: scooter (+6,6%), motocicletas off-road (+42,5%) y carretera (+28,4%). El mercado mantiene una alta concentración en el segmento scooter, que en febrero supuso el 60,9% del mercado total de motocicletas.

Los ciclomotores siguen a la baja

 
Sin embargo, los ciclomotores continúan cayendo en febrero de 2014, registrando tan solo 775 unidades, un -18,2% menos que en enero 2013. Como viene siendo habitual, el segmento del ciclomotor tipo scooter sigue concentrando la inmensa mayoría (82,7%) de las ventas. Debido a todos los cambios en la regulación que han afectado a los ciclomotores (incremento de IVA, encarecimiento del carné o elevación de la edad de acceso) han provocado que el mercado del ciclomotor haya disminuido más allá del efecto de la crisis económica, alcanzado mínimos históricos. En los últimos cinco años la caida supera el 80%.

ciclo ficha

 
La opinión de ANESDOR
 
José María Riaño, secretario general de ANESDOR, la patronal del segmento de las dos ruedas de nuestro país, afirma que «la tendencia es muy buena, aunque los volúmenes de unidades siguen siendo demasiado bajos. Esto se refleja en el progresivo envejecimiento del parque español de motocicletas cuya edad supera ya los 14 años. Sin embargo, la moto continúa discriminada en los planes de ayudas a la renovación del parque. Anunciada una nueva edición del Plan PIMA, se mantienen las ayudas a las dos ruedas eléctricas, que está bien, pero continúan excluidas las motos convencionales. Una discriminación que no ocurre con otros vehículos como turismos o furgonetas. La discriminación de la moto en los planes de renovación (también excluida del PIVE) es un error: se agrava el envejecimiento del parque perjudicando la seguridad vial y el medio ambiente; se desprecia el efecto positivo que tiene en la recaudación del Estado y se frena la recuperación del mercado y del empleo. Menos de un 3% del presupuesto total destinado al PIVE serviría para llevar a cabo un plan completo para la moto».