Ayudas a la compra de vehículos: subvenciones para eléctricos, gasolina y diésel

Publicado el lunes 15 de junio de 2020
Ayudas a la compra de vehículos: subvenciones para eléctricos, gasolina y diésel

Hoy se presenta el plan de ayuda para el sector del motor, que estará dotado con 3.750 millones de euros de subvención; en los que se incluyen ayudas directas a la compra de vehículos diésel y gasolina.

En las últimas semanas el sector del automóvil en España había sufrido dos grandes mazazos. Por un lado, el anuncio del cierre de la factoría de Nissan en Barcelona y, por otro, el parón provocado por la crisis sanitaria, que ha traído los peores registros de ventas de coches nuevos de la historia en abril y mayo.

Para combatir tal situación, el Gobierno aprobará, en el Consejo de Ministros del 16 de junio, el Plan de Impulso a la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción, dotado con 3.750 millones de euros. Así las cosas, parece que el Gobierno sigue la estela de países como Francía, que destinará 8.000 millones de euros a potenciar su industria automovilística.

Hay ayudas a la compra para todos los combustibles

Una de las primeras medidas que se adaptarán, será la de dar ayudas directas a la compra de coches nuevos. En la actualidad, el parque español tiene una media de 12 años de antigüedad y su renovación, además de suponer un beneficio mediambiental, es uno de los pilares para reactivar el sector. En principio, aunque en palabras de Pedro Sánchez este plan "beneficiará especialmente a los eléctricos", también la hará con los automóviles con motor diésel y gasolina.

Aunque las cifras todavía no son definitivas y podrían variar, se espera que Plan de Impulso a la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción destine 450 millones a la ayudas para adquisición de coches nuevos. Así las cosas, nos encontramos ante las ayudas directas a la compra de vehículos más importante desde el Plan PIVE de 2015.

Del total de esa cifra, 100 millones estarían destinados a completar la dotación del Plan Moves, 250 a la compra de todo tipo de vehículos; independientemente de si don diésel, gasolina o de GLP, y alrededor de 100 millones para adquirir vehículos eléctricos para la administración pública.

Todavía se desconocen las condiciones que habrá que cumplir para acogerse a las ayudas, aunque a priori los vehículos no podrán tener un precio de más de 35.000 euros; o bien de 45.000 euros en el caso de personas con movilidad reducida o de vehículos con etiqueta CERO de la DGT. Por otro lado, el resto del montante, aproximadamente 2.690 millones, se destinará a ayudas estructurales para el sector de la automoción.

 


Especial MotoGP2020
0