• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

16 años de media: La moto sigue envejeciendo en España

Publicado el martes 14 de enero de 2020
16 años de media: La moto sigue envejeciendo en España

El parque de motocicletas continúa envejeciendo a pasos agigantados según los datos de la DGT, que cifra en 16 años la antigüedad media de las motos que siguen de alta en sus registros.

A pesar de que, según la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR), 2019 fue un año positivo en lo que a ventas de motos nuevas se refiere, con un total de 175.585 unidades matriculadas frente a las 158.086 del año anterior, el parque de motocicletas en España continúa aumentando su edad progresivamente.

Y es que, según datos de GANVAM, la motocicleta usada continúa manteniendo su absoluto predominio en el mercado español. Así, en 2019 se vendieron en España 309.762 motos usadas, más del doble que nuevas. Llama la atención, además, que son las motos de más de diez años las que mayor cuota de mercado alcanzan: una de cada tres vendidas tenía entre diez y quince años de antigüedad, mientras que el 21,3% superaba los 15 años.

La aplicación de normativas medioambientales en Madrid y Barcelona no parece haber contribuido a desincentivar a los usuarios en la compra de unidades usadas. En Madrid, de las 35.515 motos que se han vendido, cerca de la mitad, 17.296, contaban con más de 10 años de antigüedad. En Cataluña, por su parte, la situación es similar: de las 68.102 unidades vendidas, 36.047 superaban la década desde su primera matriculación.

Es importante recordar que, desde la entrada en vigor de Madrid 360 en el primer semestre de este año, las motos que no tengan etiqueta medioambiental, es decir, aquellas anteriores a la normativa de emisiones Euro 2 -matriculadas antes de 2003- no podrán acceder al centro de la ciudad, mientras que a partir de enero de 2022 no podrán acceder ni circular dentro de la M-30. En 2024, ninguna moto que no tenga etiqueta ni pertenezca a un residente en Madrid podrá circular por el término municipal, mientras que en 2025, todo vehículo sin etiqueta tendrá prohibido circular por Madrid.

En Barcelona, por su parte, tras la entrada en vigor de Barcelona ZBE, aquellas motos que no dispongan de etiqueta medioambiental de la DGT no podrán acceder a esta zona de circulación restringida. Un dato a tener en cuenta, ya que tres de cada diez vehículos que circulan por Barcelona son ciclomotores o motocicletas.

El incremento del parque también arrastra consecuencias medioambientales. Solo 423 de las 309.762 motos usadas que cambiaron de dueño en 2019 eran eléctricas. A ello hay que sumar el porcentaje de ventas de motos eléctricas nuevas el pasado año, que se situó en solo un 3,8% del total, con 6.718 unidades, frente a las 168.688 motos impulsadas por gasolina. Además, en su inmensa mayoría dirigidas a empresas de "motosharing".

Frente a esta situación, la industria de la moto continúa reclamando un plan de renovación del parque impulsado por el Gobierno o las comunidades autónomas, que contribuya a retirar del mercado las motos más antiguas, inseguras y contaminantes. Hasta el momento, solo el Plan Moves 2019, que se aprobó en abril del pasado año, ha recogido ayudas, aunque en este caso solo para motos eléctricas, con una cuantía de 750 euros para particulares, y de 700 para grandes empresas.

 

Especial MotoGP2020
0