Indian Scout: cómo es

Comentar Publicado el miércoles 09 de marzo de 2016

Después de ver la prueba en marcha de la Indian Scout, ahora profundizamos en todos sus detalles.

Cuando descubres en directo la custom de menor cilindrada del catálogo Indian te quedas perplejo. Combina un perfil puramente custom con un espíritu Vintage que, aunque parece "de serie" en los modelos de prestigio de este segmento, en este caso va mucho más lejos, además, completo con un comportamiento dinámico sorprendente en un modelo de su rango. No en vano, Indian hunde sus raíces en el año 1901, es decir, incluso antes que su archi-rival Harley-Davidson. En sus comienzos, el panorama pintaba muy distinto a la actualidad, con la marca del jefe indio al mismo nivel que la de Milwaukee en lo comercial, en lo tecnológico, en lo deportivo...

Eran otros tiempos, otro siglo, otro... todo. Indian nació en 1901 y cesó su actividad en 1953. Desde entonces, esporádicos intentos de reflotarla jamás llegaron a buen puerto hasta que Polaris adquirió los derechos de la marca y ha reiniciado su comercialización con una gama totalmente nueva desde 2013. A las primeras series Indian Chief con motor de 1.811 cc se suma desde 2015 una gama Scout también con configuración V-Twin pero restringida a 1.131 cc. Para que tengas una perspectiva histórica de lo que significan ambas insignias, las originales Indian Scout se produjeron entre 1920 y 1946 y las Indian Chief entre 1922 y 1953.

CÓMO ES LA INDIAN SCOUT

Conocer todos estos detalles es imprescindible para sacar el máximo partido a cada segundo que ruedas a lomos de la Indian Scout. La sensación de estar sentado sobre una moto muy especial es inmediata. Dicen que sus diseñadores estuvieron encerrados durante meses estudiando el pasado de la marca para trasladar su filosofía a nuestros días. Y a fe que lo han conseguido.

Es difícil apartar la vista de un motor que parece digno de un orfebre. El tallado de las culatas, de sus tapas o los cromados reflejan una calidad estética y técnica de primer nivel. El gran radiador queda perfectamente integrado entre las vigas de su deslumbrante chasis de aluminio, ofreciendo un paquete técnico que te anuncia unas prestaciones sobresalientes. Alimentación por inyección y caja de cambios de seis relaciones indican que no ha habido compromisos a la hora de redefinir un custom clásico en clave actual. Esta configuración es capaz de ofrecer 95 CV de potencia máxima (la marca no ofrece kit para el carné A2), lo que cambia tu perspectiva de lo que es una custom convencional. ¿Sabías que una Indian Scout fue la primera vencedora en las 200 Millas de Daytona y que los legendarios récord de velocidad de Burt Munro logrados entre 1962 y 1967 los obtuvo con una Indian Scout de 1920?

Para encajar este potencial sport, la nueva Indian Scout recurre a componentes de parte ciclo puestos a punto al efecto. Las suspensiones siguen un esquema clásico, con horquilla telescópica convencional y doble amortiguador trasero, éstos regulables en precarga. En ambos casos nos encontramos con un reglaje bastante rígido para tener bajo control una moto de más de 250 kg capaz de rodar más deprisa de lo que pensabas. ¡Casi se siente como una maxinaked más que una custom!

Las llantas son unidades de 16" con neumáticos de serie Kenda en medida 130 mm delante y 150 mm detrás. El ABS es componente de serie y el equipo de frenado se compone de un disco anterior de 298 mm de diámetro y un trasero de la misma medida.

La estética se ha cuidado al máximo. Los guardabarros y el faro negro con corona cromada es una solución idéntica a las Scout originales, así como los logos de su depósito. Por cierto, por doquier encontramos el logotipo clásico de Indian, un diseño que data de 1910. En este mismo orden encontramos un asiento monoplaza de cuero en forma de silla de montar a caballo. La marca ofrece un kit para convertirla en biplaza de forma sencilla. Y entre este elenco de accesorios se suman respaldo para el piloto y el pasajero, pantalla de lexan, protecciones y las inevitables alforjas de cuero.

Como detalles a mejorar de calidad encontramos la terminación de algunas conexiones eléctricas, demasiado a la vista, y la terminación de las estriberas, un escalón por debajo del resto de componentes de una moto que te garantiza el valor de cada euro de los 13.650 € de su PVP.


EL DETALLE DE LA INDIAN SCOUT

Como es lógico, Indian quiere convertir en una fortaleza su arraigo histórico. Su denominación ya nos traslada a épocas pasadas de motociclismo mítico y de ahí que los distintos emblemas de la marca adornen multitud de sus componentes. Aquí tienes el elenco de elementos con algún distintivo Indian:

- Neumáticos personalizados con lectura "Indian"
- Depósito (anagrama original)
- Culatas
- Tapas de motor ("Indian" a la derecha y cabeza de jefe indio a la izquierda)
- Inscripción "Est. 1901" en tapa de filtro
- Depósitos de líquido de freno y embrague
- Tapa superior de goma de amortiguadores
- Tapón de depósito
- Espejo de retrovisores con cabeza de jefe indio
- Palancas de freno delantero y embrague
- Instrumentación

0
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Indian.
Precios del Indian Scout con ficha técnica y equipamiento completo.