Indian Nos subimos a las nuevas Indian

Indian Chief Classic: custom Premium

Comentar Publicado el jueves 20 de marzo de 2014
Indian Chief Classic: custom Premium

El regreso a la actualidad de Indian nos trae una de las marcas con más respaldo de la historia del motociclismo. Subirte a ellas te produce unas sensaciones que sólo lo realmente auténtico es capaz de transmitirte.

No soy fumador ni nunca lo he sido, pero no todo el mundo sólo sabe de lo que ha experimentado. Un astrofísico puede relatarte paso a paso cómo es el universo más allá de nuestra atmósfera y no haber tenido contacto con ese mundo exterior jamás. Te digo esto porque los amantes de los puros habanos aseguran que no hay sabor ni placer comparable al que produce un habano auténtico. Supongo que será así. Con las Indian Chief Classic y Chieftain que he tenido la ocasión de probar, me ocurre algo similar. 

Al principio pensé que era sugestión. La mirada del jefe indio desde los cárteres del motor o desde el
añadido en el guardabarros frontal no te pueden dejar indiferente, y te transportan al período dorado de la marca estadounidense antes de mediados del siglo anterior. Entonces era el rival con mayúsculas de Harley-Davidson y toda una referencia en competiciones. Si eres amante de la historia de las dos ruedas, plantarte frente a una de las nuevas Indian te despierta sensaciones que sólo modelos muy especiales son capaces de lograr. Y esta lo hace a raudales...

Cómo es

El detalle
 
Desde el punto de vista técnico, las Indian aportan soluciones de total actualidad. El motor denominado Thunder Stroke 111, con diseño de aletas de los cilindros inspirado en los modelos de los años ´40, cuenta con un original sistema de tres árboles de levas para accionar las cuatro válvulas del bicilíndrico en V a 49º mediante empujadores paralelos. Dos de ellos sirven para las válvulas de escape, mientras que el restante actúa sobre los dos empujadores de las válvulas de admisión. La alimentación se realiza mediante un sistema de inyección con cuerpos de 54 mm de diámetro. 

 

Polaris, también propietaria de Victory, es el gigante norteamericano del motor que está detrás del relanzamiento de Indian. Su política ha sido extender una misma base motor sobre tres modelos con distintas filosofías. Así, la gama básica la compone la serie Chief Classic, una custom al estilo de los tradicionales modelos de la época de esplendor de la firma. Un paso más lejos en cuanto a componente retro es la Vintage, con pantalla elevada y asiento con flecos entre otros detalles. Por último, en la vertiente más GT encontramos la edición Chieftain, una alternativa que entra de lleno en la carrera por este segmento dominado por las Touring de H-D con sus variantes Glide y Road King

Su motor es capaz de entregar un par máximo de 138,9 Nm, la misma cifra que declara el nuevo propulsor Rushmore de la H-D Electra Glide Ultra Limited. Si piensas que su tecnología iba ir a tono con su imagen, estás muy equivocado. Acelerador electrónico, control de crucero o chasis de aluminio te reafirman su actualidad. El ABS es de serie, pero como es norma en la tradición de la firma, las pinzas quedan cubiertas por los guardabarros. Por otro lado, las llantas de radios son indispensables en un modelo de este calado. 

Cromo por todos sus costados y asiento con costuras son comunes a todas las versiones, destacando en la Classic el característico guardabarros envolvente que, junto con los neumáticos de peril blanco y el faro delantero al estilo de los coches de época, le otorgan su imagen más genuina. Se comercializa en color negro, rojo o azul.

Por su parte, la edición Chieftain suma maletas y pantalla más semicarenado tipo "bat wing", anclado a la dirección, para un uso más Gran Turismo. Dichas maletas rígidas son desmontables y cuentan con apertura desde la consola de la instrumentación, y la pantalla es regulable en altura de modo eléctrico. Los led de los laterales del carenado contrastan con su estética Vintage, una tecnología de vanguardia que continúa con su sistema de audio y Bluetooth o la llave inteligente también presente en la Classic. 

Cómo va

En las Indian nunca te subes solo, y en esta ocasión he tenido la oportunidad de hacerlo con la Classic y la Chieftain. Siempre te acompaña la presencia del gran jefe indio. Su "retrato" sobre el guardabarros frontal es un detalle que la marca mantiene en sus modelos desde 1947. Si a esto añades el color rojo de la Chieftain, combinación clásica de la firma norteamericana desde 1912 o que el logotipo de las letras "Indian" se creó en 1910 y se ha mantenido desde entonces, crea el ambiente perfecto para que subirte en cualquiera de las variantes estadounidenses sea como ir al cine a ver una obra maestra del séptimo arte.

A sus mandos, todo rezuma suavidad. El taco de los frenos y mandos, el funcionamiento de las suspensiones y, sobre todo, el empuje y consistencia de su propulsor, son una delicia que te asombra dado su volumen y porte. Es mucho más suave que lo recuerdo de una Victory como la Cross Country, aunque el motor de ésta ofrece sensaciones más sport, por cierto, unas sensaciones que jamás buscarás en las Indian. Y podrías hacerlo, porque sólo son capaces de rozar sus plataformas-estribera si lo buscas a propósito.

El empuje del Thunder Stroke 111 es sobresaliente. Sale desde las 1.000 rpm y responde a la perfección entre 1.500 rpm y 2.500 rpm. Todo es ideal hasta las 3.500 rpm, porque a partir de 4.000 rpm ya comienzan a crecer las vibraciones, un punto al que ni te apetece ni necesitas llegar. El sonido es en todo momento glorioso, un detalle que seguro que también han tenido en cuenta sus creadores.

La ergonomía es perfecta en ambos modelos. Ni remotamente se acerca a posturas extremas o radicales de otros modelos custom. El manillar más ancho de la Classic es tan cómodo como el más cerrado de la Chieftain.

El cuidado a los detalles es tal que incluso la instrumentación de la Classic cuenta con una terminación de color envejecido o el display de bienvenida en la pantalla digital de la Chieftain. Hablando de instrumentación, en la Classic queda demasiado baja al situarse sobre el depósito, lo que te obliga a bajar la cabeza y alejar la visión de la carretera de forma nada aconsejable. También podría mejorar la protección de la pantalla de la Chieftain, que aún en la posición más elevada, no te cubre como estás acostumbrado en una auténtica GT. Mira el lado bueno. Es tan delicada de funcionamiento que se agradece contacto con el mundo real para que no parezca una moto eléctrica...

La manejabilidad en ambos modelos es sobresaliente. Las cotas no son las mismas en ambas, siendo menos extremas en la Chieftain, con lo que se compensan sus mayores inercias. Nada radical que enturbie tu romance con el pasado a lomos de cualquiera de dos nuevos modelos que te inundan de espíritu Vintage como pocas rivales son capaces de conseguir. Lástima que la película se acaba y debas volver a la realidad...

Los rivales

H-D SOFTAIL DELUXE

La referencia más próxima en la actualidad a la Indian Chief Classic es la Harley-Davidson Softail Deluxe. Refleja el espíritu más fiel de la década de los ´50 en el catálogo de la firma de Milwaukee y se caracteriza por su faro de siete pulgadas y manillar ancho sobre horquilla de gran diámetro. Faro trasero en forma de lápida "tombstone", depósito de combustible en forma de cacahuete o neumáticos con flancos blancos son otros detalles de pura autenticidad custom retro. 

H-D STREET GLIDE

La nueva Indian Chieftain tiene en el catálogo H-D, cómo no, su rival más directa. Se trata de la Street Glide. Inscrita en el segmento Touring de la firma "yankee", se distingue por el equipamiento de un semicarenado tipo "alas de murciélago" (batwing), con pantalla corta y maletas rígidas, todo ello de nuevo diseño esta temporada. También en 2014 innova con nuevos emblemas en guardabarros, depósito y tapa de filtro, además de diferente diseño en el interior del carenado, además de aportar elementos del novedoso proyecto Rushmore en motor y equipo de audio.

0

Scooter 125

Cómo limpiar a fondo tu moto o scooter

No sólo es una cuestión de apariencia. Limpiar la moto adecuadamente es obligatorio para un...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Novedades

BMW F 750 GS 2018: Review y primeras impresiones

El trabajo realizado en la nueva BMW F 750 GS es un desarrollo completo de toda la moto, volver a...

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

El Salón "Vive la Moto", que este fin de semana se está celebrando en el IFEMA de Madrid, nos ha...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...