Prueba Honda X-ADV con lectores

Publicado el martes 10 de diciembre de 2019

Andrés y Fernando nos han acompañado en una jornada de prueba sobre la Honda X-ADV. Tras la experiencia con la Africa Twin CRF 1000 L, ya se pueden considerar unos expertos. Así ha sido su experiencia contada en primera persona.

La Honda X-ADV ha sido una de las sorpresas más sobresalientes en el mercado reciente de las dos ruedas internacional. Su simbiosis entre maxiscooter y moto trail sigue siendo exclusiva y las cifras de venta han refrendado la gran acogida de su apuesta innovadora.

"En primer lugar agradecer al equipo humano que hace posible la revista Fórmula Moto, y en especial a su director y probador Ramón López, por brindarme esta experiencia como probador por un día. Asimismo agradecer a Honda y al concesionario Ikono Motorbike por la cesión de las motos.




Mi experiencia sobre la Honda X-Adv ha sido muy positiva y me ha ayudado a verla con otros ojos. Todo lo que había leído sobre ella era lo bien que iba y lo diferente e innovador de su diseño y concepto. Me llama mucho la atención como moto porque se sale de lo normal en su sector. Siempre me han gustado las motos atrevidas por diseño y esta, sin duda lo es, además de bonita, con una estética musculosa y aventurera a partes iguales que rompe todas las reglas. Tiene un funcionamiento excepcional y su comportamiento es sobresaliente en todos los ámbitos de uso, componentes de calidad perfectamente combinados para dar un resultado muy bueno. Todo un descubrimiento.




Lo que más me ha gustado de la Honda X-ADV han sido sus sensaciones dinámicas, el confort de marcha, la protección aerodinámica, su diseño y sus acabados, con una imagen deportiva y aventurera a partes iguales que no pasa desapercibido, a la vez es elegante. ¿Se le puede pedir más? Sí, se le puede pedir que la plataforma del piloto se alargue hacia atrás o monte de serie los estribos que son opción para cuando se va al ataque. También una correa dentada que liberara más aún del mantenimiento aunque la cadena ni se ve ni se siente, gran trabajo, y un precio más comedido, aunque reconozco que vale cada euro que cuesta.

Sin duda es una motocicleta a tener en cuenta. Le daría un 9 sobre 10".

Andrés Hernández




"La Honda X-ADV me ha parecido sorprendente. Había leído mucho al respecto, la había visto en vídeos e incluso había charlado con varios usuarios de esta gran máquina, que como ahora entiendo, seguían alucinando.

No puedes ni tan siquiera vislumbrar de lo que es capaz de hacer y trasmitir esta moto hasta que te subes encima y la conduces, ya no solo por la sensación off-road que trasmite sino por la bestial respuesta del acelerador a pesar de tratarse de una automática. La sensación es espectacular.

Te montas en una off-road con la respuesta de una superbike y sin tener que cambiar, lo que deja todos tus sentidos y extremidades disponibles para la conducción. Quién necesita un cambio cuando tienes suficientes modalidades de respuesta en una caja de cambios DCT tan suave como efectiva. Ya sea por autopista o carretera virada, dispones de un mapeo adecuado y con sus correspondientes retenciones de motor en función del mapeo.

¿Piensas que es aburrida una caja automática? Si tienes en cuenta que en cualquier momento puedes actuar sobre el cambio secuencial sin cambiar el mapeo previamente seleccionado, la cosa cambia y mucho, pero a muy divertido. Y si te apetece meterte por ese sendero que has visto, estrecho y tortuoso, simplemente activa el selector G del control de tracción y prepárate a disfrutar.




Me esperaba uno moto con aspecto off-road pero con un motor más carretera que otra cosa, casi como un SUV, que de sport tienen más bien poco, y me he encontrado con la cuadratura del círculo. Una moto que es capaz de sobresalir en ambas facetas, carretera y campo.

Además de todo el despliegue de electrónica, la capacidad del cambio automático / secuencial, la finura, la comodidad o la espectacular respuesta, me ha sorprendido el bajísimo consumo. En la prueba, tras 200 km utilizando todos los modos disponibles, a un ritmo elevado y en todo tipo de trazados, me parece inaudito que terminase con un consumo medio de 3,9 l/100. Estamos hablando de una 700 con 60 CV, no de una 125.

Añadiría un par de relojes analógicos para cuantavueltas y velocímetro. Me resulta complicado leer tanta información en una pantalla del tamaño de un móvil grande, en medio de una curva a ciertas velocidades. Añadiría también unas buenas estriberas por detrás de los reposapiés, tanto para off-road como para adoptar una postura más deportiva en carretera virada.




También le quitaría un trozo de manillar. La sensación es de extrema ligereza e incluso nerviosismo, por lo menos en parado, luego en orden de marcha, aunque no se trasmite ese nerviosismo inicial, la sensación es de desequilibrio para mi gusto.

Me ha gustado en general todo, con excepción del cuadro de mandos que veo breve en cuanto a tamaño y carente de contrastes e iluminación diurna, lo que impide una lectura rápida e incluso se hace confusa.

Entre 1 y 10 la valoraría con un 8".

Fernando Muñiz

Todos los scooter de + 125 cc del mercado

LOS PROBADORES DE LA HONDA X-ADV

ANDRÉS HERNÁNDEZ (Seseña –Toledo-, 42 años)

"Mi afición por las motos se remonta a cuando tenía dos años. Mi madre siempre me ha dicho que cuando iba en el carro de bebé y pasaba una moto me giraba a verla. Con cinco años me subí sin permiso a la moto de unos amigos de mis padres y me quemé en una pierna. No dije nada y hasta por la noche no vieron mi herida.

Mi primera vuelta en una moto fue en una Honda CB 900 Bol`Dor azul metalizado con matrícula de Tenerife de un gran amigo de mi padre. Aquella bestia de generar ruido y sensaciones me inoculó el virus de amor por las motos definitivamente. Y desde los dieciséis años que me hice con mi primer ciclomotor hasta hoy no he dejado de montar en moto, viviéndolo con pasión.

Actualmente tengo varias motos. La que utilizo para casi todo es una triumph Tiger 800, comprada nueva y que ya tiene 96.000 km. También tengo una Husqvarna TE 630, una Suzuki RF 600, una Kawasaki ZZR 600, una Yamaha SR 250 Scrambler hecha por mi y una Aprilia Climber 280 restaurada completamente. Mis motos por orden cronológico: Lambretta Servetta 49 cc, Suzuki Dr Big 49 cc, Yamaha Diversion 600, Honda VTR 1000 F (mis primeros 100.000 km), Suzuki Intruder 600 (comprada para mi padre), Aprilia Caponord (mis segundos 100.000 km), Yamaha TRX 850, Yamaha TTR 600, Aprilia RXV 450 y una HD Sportster 883 (segunda moto que le regalé a mi padre). Cambio la TRX por una Suzuki GSXR 750 y la Sporster por una Dyna Street Bob, la Caponord por una Supertenere 750 y llegamos a la Tiger. Y entre tanto he probado muchas motos de amigos, de pruebas.

Lo que busco en una moto es un compendio entre efectividad, dinamismo y equilibrio en el uso para el que la concibo, sin olvidar el componente pasional y emocional que tanto me atrae de ellas. Una estética atractiva y algo de exclusividad".



FERNANDO MUÑIZ (Moralzarzal –Madrid-, 55 años)

"Desde los 16, hace ya casi 40 años. Como muchos, empecé con un Vespino que modifiqué (kit Yasuni 65 cc, biela Mahle con rodamiento de agujas, apertura de transfers, rebajado de culata, geaclé de altas, etc) hasta conseguir los 75 km/h en llano. Posteriormente vinieron varias Lambrettas de 125 y 150 cc, a continuación una Vespa 160 Electronic, más tarde una Africa Twin 650 (que este verano he vuelto a ver restaurada) , más adelante una 750 y finalmente otra 650 de 1986 con los colores Honda, que malogradamente gripé.

En estos últimos tiempos, he optado por los maxiscooters, por aquello de la versatilidad y la protección contra el frío e inclemencias (actualmente vivo en la sierra de Madrid), económicas en cuanto a consumo y mantenimiento y con gran capacidad de carga (ordenador portátil, ropa de agua, etc) en vez del horrible cajón posterior o tener que llevar una mochila, e incluso poder acudir a reuniones de trabajo y llegar bien vestido aunque esté lloviendo.

Ahora uso la moto con buen tiempo, con lo que viviendo en la sierra, a partir del mes de noviembre y hasta marzo, la moto pasa la mayor parte del tiempo en el garaje (odio conducir con agua) a excepción de esos preciosos días de sol bajo cero que sí me gusta salir a dar una vuelta, aprovechando los puños y asiento calefactables en combinación con la manta. En resumidas cuentas, no paso de los 10.000 al año, y no, no soy de viajar en moto. Prefiero las salidas tranquilas breves y jugosas a las grandes kilometradas autopisteras. En el triangulo sierra de Madrid-Avila-Segovia existen muchísimas y divertidas rutas para una buena jornada motera.

Actualmente disfruto de la que, hasta la prueba de la Honda X-ADV, creía era la mejor automática con cambio secuencial del mercado, un Burgman 650 Executive. Elegí esta moto por ser el RR de los maxiscooters, con una muy buena respuesta en carretera, autonomía, consumo, capacidad de carga y diversión con el cambio secuencial en zona de curvas. A pesar de su gran peso, 300 kg, se comporta en trazado virado de forma excepcional, da la sensación de que ve las curvas y entra sola. Una vez vuelves al asfalto tranquilo, vuelves al cambio automático y es una excelente rutera, con el mejor asiento que puedes encontrar en el segmento. Por otro lado, el consumo es de 4,6 l./100, con lo que tampoco está mal, teniendo en cuenta que mido 2 m y peso 100 kg. Con esta moto tengo la sensación de disponer de una magnífica rutera para vías rápidas, con una gran capacidad de maniobrabilidad en el denso tráfico de Madrid (permite plegar los retrovisores con un botón cuando la cosa se complica) y una capacidad de carga excepcional sin aditivos cajoneros que rompen la estética de la moto.

Viendo lo que he tenido y actualmente tengo, queda claro que lo que busco es la tranquilidad, comodidad y versatilidad, pero por encima de todo, sensaciones. He discutido mucho al respecto y soy de los que piensan que cada moto tiene un alma y trasmite unas sensaciones, pero todas sin excepción lo hacen en mayor o menor medida, con lo que con todas puedes disfrutar mucho sin tener que recurrir a derroches de potencia o velocidades absurdamente fuera de la ley".



Más información de la Honda X-ADV

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Honda.
Precios del Honda X-ADV con ficha técnica y equipamiento completo.
0