Prueba Honda Forza 300: músculo extra

Publicado el jueves 04 de abril de 2019
Prueba Honda Forza 300: músculo extra

La historia del Honda Forza, en Honda, tiene sus altibajos. Apareció en 2001 bajo el nombre Honda NSS 250 Forza. Era un scooter de altísimo lujo, iba muy bien, andaba lo justo, pero suficiente para la ciudad. Y sus acabados y equipamiento hacían de él algo exclusivo y refinado.

Duró muchos años, pero no con gran éxito. No se diseñó para ser un súper ventas, sino para demostrar la tecnología que Honda era capaz de presentar en un scooter, como su original transmisión CVT denominado SMATIC con control electrónico que podía simular un cambio manual, similar al que después se montó en el Suzuki Burgman 650. La versión EX, evolucionada, incorporaba, además, detalles como una llave de proximidad, algo nunca visto en las motos, sí ya por entonces habitual en coches de cierto nivel.



En 2016, con una carrocería similar, se intentó otro posicionamiento. Un Forza 300 derivado de aquel 250, sin tanta tecnología, más económico y con motor Scoopy SH 300, pasó por el catálogo de Honda sin pena ni gloria, hasta desaparecer hace ya unos años. El lanzamiento de la saga Forza 125 ha sido la inspiración directa para el nuevo Forza 300. Se define como un scooter de "octasvo de litro" completamente nuevo que conseguía, desde el primer momento, encandilar a todo aquel que lo probara. Rápido, compacto, ágil en ciudad, estable en la carretera, con gran capacidad de carga, mucha tecnología y soluciones inteligentes, en 2018 presentó su última evolución.

Junto con este segundo Forza 125 llegaba nuestro protagonista. Aprovechaba el diseño acertado del 125 y en él se montaba una nueva versión de ese motor de 300 que también lleva el SH 300 Scoopy. Dispone de un equipamiento muy elevado y un comportamiento intachable, en un scooter de prestaciones suficientes para el uso urbano y de entrada o salida de las ciudades, pero, sobre todo, más equilibrado en todas sus facetas que sus predecesores. No se beneficia de ese cambio CVT con posibilidad de "jugar" a que es un cambio manual, pero tiene un más útil control de tracción. Quizá no tiene ese aspecto algo "manga" de aquellos EX de hace años, pero la estética diseñada en Italia del 125 es mucho más elegante y sport. Y, desde luego, en prestaciones se asemeja a aquel primer 300, mientras que en comportamiento, el chasis derivado del 125 es mucho mejor que cualquiera de ellos, que tampoco eran malos.



Al final, se erige como un scooter muy acertado. No el más rápido de los 300, ni pretende serlo: el motor de 279 cc derivado del Scoopy es suave, agradable, con buena respuesta y suficiente. Eso, sumado a la nueva estética y al nuevo chasis, hacen del Forza 300 un scooter equilibrado, elegante, cómodo y tan bueno como era ya el 125 cc. Es exactamente eso, como el 125, pero más "forzudo": 10 CV más que el 125 con un 70% más de par. Puro Forza.

CÓMO ES EL HONDA FORZA 125

Honda es una de las marcas más importantes del mundo de la moto. En esa posición, es difícil encontrar un segmento del mercado donde no esté presente o donde no haya estado. Sin embargo -y como ocurre con todas las marcas-, a pesar de ser lo que es, Honda no siempre acierta a la primera. Hemos repasado la historia de los Forza y, como hemos visto, no siempre ha sido una trayectoria de éxito. A ello se pueden sumar el X8R, en la época de los 50 sport, Pantheon, cuyo nombre ya vaticinaba pocas alegrías, S-Wing 125€ No. Por otro lado, en esos mismos segmentos, los SFX de 50 cc sí fueron scooters muy vendidos, el famoso y ya casi mítico Helio o Spazio 250, que casi inventó el scooter moderno, o, por supuesto, el Scoopy, el indudable rey de los rueda alta y de los scooter en general en nuestro país.




El Forza 125 se posiciona entre sus modelos que sí han sido todo un éxito. Es un scooter muy bien pensado, el más completo y, sobre todo, el más rápido, en un mercado (el de los 125 cc) donde la velocidad punta es un elemento clave. Luego expandir ese concepto hacia arriba, con el motor SH300 que ya tenían en catálogo, era un movimiento lógico y muy recomendable. Ahoa bien, este motor, con indudables ventajas, hace que el Forza 300 renuncie a esa cualidad de su hermano menor: no es el más rápido de los 300.

El propulsor del Honda Forza 300 es un monocilíndrico con culata de cuatro válvulas y un único árbol de levas. Cubica 279 cc y en versión Euro 4 alcanza los 25 CV a 7.000rpm, con un par de 27,2 Nm a 5.750 rpm. Se presenta como uno de los más suaves y agradables entre sus rivales. Lógicamente, en este Forza 300 se ha reposicionado el radiador: te recuerdo que en el 125 va en un lado del cárter. En el 300 no, va abajo, hacia delante, como en cualquier scooter normal. Y claro, también prescinde del sistema "Idle Stop" de parada al ralentí de su hermano pequeño, sustituido en la lista de equipamiento en este scooter por un más útil en un 300 cc sistema de control de tracción desconectable (HSTC).



En el chasis tampoco hay grandes inventos reseñables. Exhibe una estructura firme, en tubo de acero, con el motor trabajando como basculante, apoyado en dos amortiguadores regulables en precarga. Delante encontramos una horquilla estándar, de 33 mm de diámetro que ayuda mucho al comportamiento intachable de esta moto. Honda es poco amiga de exageraciones y suele calcular este tipo de elementos con la lógica de lo necesario y eficaz, no para que "parezca más grande". En los frenos, un disco delantero de 256 mm y un trasero de 240 mm se muestran suficientes. Y al igual que ya llevaba el 125, equipa llanta delantera de 15", una medida muy eficaz para aunar agilidad y estabilidad.



Pero es el equipamiento uno de los puntos más importantes y que valoran los usuarios en un scooter así, y en eso el Forza es un auténtico ganador. Al ya comentado sistema de control de tracción se unen una espectacular iluminación completa de LED o la llave de proximidad que, si además montas el baúl trasero accesorio de la marca, actúa también sobre esa cerradura, permitiéndote abrirlo sin sacar la llave del bolsillo. La cúpula es grande, además regulable en altura con solo tocar un botón en la piña izquierda. El cuadro, muy completo, aúna dos esferas analógicas con una completa pantalla digital en tres secciones, con todo tipo de información. Bajo el asiento hay un enorme hueco donde dejar dos cascos y más objetos. La documentación de la moto tiene su propio espacio sujeta bajo el propio asiento, de forma que no vaya dando saltos por ahí dentro. Un bolsillo lateral hace la misma función para herramientas u otros objetos pequeños. Y añade un separador de carga que puedes colocar en muchas posiciones para que configures el hueco como mejor te venga. Por si fuera poco, suma una guantera delantera, a la izquierda, muy profunda -cabe una botella de agua grande- que se cierra cuando cierras la moto. Muy completo y bien pensado.



CÓMO VA EL HONDA FORZA 125

Un scooter medio es claramente un vehículo con un enfoque ciudadano obvio. Se diseña para que sea una herramienta de transporte y esa es la motivación por la que la inmensa mayoría lo compra. Si solo te mueves por dentro de la ciudad, te vale un 125. Si vives fuera de la ciudad y todos los días entras y sales, necesitas algo más de velocidad para recorrer las vías rápidas de acceso. Indudablemente, los fabricantes también suelen hacer referencia a las virtudes como vehículo de ocio de los scooters que presentan, pero lo cierto es que es un motivo de compra secundario en este tipo de moto.

Honda explota esta faceta del scooter. El Forza 300 se plantea como un 125 cc "reforzado". Así, es tan bueno como el 125 en la ciudad -para eso emplea el mismo chasis y carrocería-, pero mejor en vías rápidas. Lógicamente, como cualquier 300, ese acceso a la autovía más cómodo, esas mayores prestaciones también lo convierten en una buena opción para salir el fin de semana de excursión, pero no es el enfoque principal que la marca le ha querido dar. El motor de 25 CV es más que suficiente en una autovía de entrada a la ciudad o incluso en una carretera revirada, donde su buen comportamiento hará que te diviertas mucho con él.



Es un scooter cómodo, muy compacto de carrocería y bien pensado en la posición de conducción y de sus mandos. Todos tienen buen tacto y están en buena posición, si bien es cierto que la "manía" de Honda (parece ser que por recomendación de sus estudios de ergonomía) hace que la posición del claxon esté intercambiada con los intermitentes, si comparas con el resto de marcas. Esto hace que al principio, hasta que te acostumbras, pegues algún pitido que otro para indicar que vas a girar. Y otra de las costumbres clásicas de Honda, que en este caso no tiene inconveniente alguno sino más bien ventajas: para arrancar no vale con "acariciar" la maneta del freno, hay que tirar bien de ella, que la moto esté frenada de verdad.



A baja velocidad es suave, fácil y agradable. El asiento está a 780 mm del suelo. Se llega bien porque es estrecho donde bajas los pies. Tiene buen radio de giro y es muy estable y no se siente pesado. En la ciudad, por tanto, es tan bueno como el 125. No aprecias gran diferencia con el pequeño salvo si abres gas para salir deprisa, ya que lo hace bastante más rápido que el 125. Por otro lado, no se para el motor en los semáforos porque no dispone de sistema de parada al ralentí.



En la carretera es muy cómodo, con buen asiento, mucho espacio para poner los pies y la gran ventaja de la cúpula regulable en altura. Permite subirla del todo y te llega muy poco aire (a mi me molestaba un poco el rebufo que genera arriba del todo por cuestión de altura) o bajarla hasta el punto donde te resulte más agradable. Si hay curvas, el Forza es divertido. Frena muy bien y con buen tacto, y las cómodas suspensiones tienen la suficiente consistencia como para que no balancee demasiado al frenar fuerte. De este modo no pierdes nada de precisión a la hora de trazar, tumbar y acelerar. Solo en autovía notas que esos 25 CV se quedan algo justos para un 300 cc subiendo o con mucho viento frontal. Un desarrollo algo largo permite que una vez que coge velocidad la mantenga bien, sin llegar al tope de vueltas.

Fotos: Javier Ortega



Más información de la Honda Forza 300

0
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Honda.
Precios del Honda con ficha técnica y equipamiento completo.