Prueba Honda Forza 125: Sin rival

35
Fotos: Prueba Honda Forza 125
Daniel Navarro
Pocas veces, ante la pregunta de cuál es la mejor moto de una categoría, hay una sola respuesta. Depende del uso, de la persona y de las propia multitud de opciones que ofrece el mercado. Y prácticamente, hasta ahora, no había pasado en el segmento de los scooters de 125. Probamos el Honda Forza 125 en busca de respuestas. 

Tampoco soy yo muy amigo de afirmaciones tan tajantes como “esta es la mejor moto”. No, no suele ser fácil determinar algo así. Por ejemplo, ¿es el Scoopy el mejor rueda alta? Pues depende: va muy bien, sin duda. Y tiene un equipamiento elevadísimo. Pero si estás buscando un scooter para reparto en ciudad y punto, seguro que es mejor un Mode (por ejemplo), más barato. O si solo vas a viajar «largo» tienes algún rueda alta más rápido y capaz. Tendría que haber uno que fuese el mas rápido, el más capaz, el más equipado y, al tiempo, el más ágil en ciudad. Y además, que fuese el único en ser así. Bien, pues en el segmento de los 125 sí se ha dado esa «conjunción astral» en el Honda Forza 125. Eso sí, no puede ser barato. Aunque lo cierto es que tampoco es tan caro, cuando ves lo que ofrece. 

No siempre ha sido así. Incluso, mejor dicho, esto no habría sucedido nunca. En el «top» del segmento siempre ha habido varios modelos luchando entre ellos con niveles de potencia, prestaciones y equipamiento en el más alto nivel. Y además, casi siempre eran scooters muy grandes que «perdían puntos» con respecto a scooters más pequeños, en el momento en que valorabas (o comparabas) su agilidad y maniobrabilidad en ciudad.  

Si echas la vista atrás verás que no hace mucho más de diez años este segmento era completamente diferente: el X-Max, el más rápido y equipado (y caro) de los 125, luchaba por los puestos de cabeza de las listas de ventas con el también rapidísimo Super Dink 125, más barato, muy popular. Aprilia con el SR 125Max reclamaba también ese puesto entre los más rápidos, y muchas marcas llegaban al segmento con propuestas similares y motores de 15 CV. Honda no: el S-Wing se conformaba con unos modestos 12 CV, mucha suavidad, buen hueco… y una estética discutible. Este scooter se quedaba en una «tierra de nadie» donde está claro que para triunfar tienes que ofrecer alguna característica superior a los demás rivales: Agility CitySymphony, baratos y funcionales; PCX tecnológico y ágil; Burgman 125, capaz, fiable y muy ágil; Super Dink: rápido y barato; X-Max: igualmente rápido pero más equipado y lujoso. Y no era el primer error de Honda en el segmento: veníamos del Pantheon, en el que hasta el nombre era un error. Honda se cansó de esta situación en 2015. Y reaccionó. 

La reacción se llamaba Honda Forza 125. Aquel primer Forza fue toda una revelación: era el más rápido de los 125. Era tan estable y deportivo como el que más. Tenía más equipamiento que ninguno. Y rizando el rizo, era compacto y ágil en ciudad como un scooter pequeño, pero capaz y cómodo como los más grandes GT. Impresionante. Ese scooter ha evolucionado dos veces ya, mejorando lo que había, mientras que las sucesivas normas Euro iban dejando en la cuneta a sus rivales. Este «efecto Euro» ha tocado a todos: incluso el Forza no anda lo que andaba, pero sigue siendo el más rápido. Pero ahora mismo es el único de los GT que mantiene los 15 CV. El Super Dink hace años que bajó a los 13. Peugeot, con el Pulsion o SYM, con el Cruisym, declaran 14. Y Yamaha cambió el motor del X-Max por el del NMax, de 12 CV. Ninguno, por tanto, de los GT, alcanza en prestaciones al Forza. Y en las demás características ninguno le supera. Solo algunos le igualan. 

Cómo es el Honda Forza 125 

Y pudiera parecer banal, incluso algo infantil, esa «obsesión» por las prestaciones: en cualquier segmento superior sí, estoy de acuerdo: me da lo mismo que una super sport haga 287 km/h o 302, me va a sobrar mucho casi siempre. Pero cualquiera que se haya subido en un 125 sabe lo importante que es, para mucha gente, que el scooter sea capaz o no de pasar de 100 km/h; que sea capaz de alcanzar los 120 o no. Cuando tienes que rodar por autovías de circunvalación o cercanas a las ciudades es una cuestión de comodidad e incluso de seguridad. Y el mercado también lo sabe: los GT mejor vendidos siempre han coincidido con los más rápidos. Desde hace años. 

Honda esto lo sabe. Y lo aprendió con aquellos Pantheon y S-Wing, que no tuvieron el resultado comercial esperado, siendo grandes scooters. Por eso, el Forza 125 no ha vuelto a cometer esos errores. El nuevo Honda Forza 125 2021 es Euro 5, pero se ha trabajado para mantener potencia y prestaciones. Y no defrauda cuando lo pruebas. A nivel técnico, en el motor, el eSP (Enhanced Smart Power: potencia inteligente mejorada) sigue siendo el monocilíndrico, de cuatro válvulas SOHC, con 15 CV a 8.750 rpm y 12,2 Nm a 6.500. Sus características más reconocibles son el radiador lateral en el cárter, que ahorra mucho peso en líquido y manguitos de conexión, y su sistema de alternador-arranque (ACG), que realiza las dos funciones de forma más compacta y eficiente.  

Este es parte el sistema de arranque y parada automático en detenciones: ya sabes, cuando te paras en un semáforo, el Forza «se cala» y vuelve a arrancar con solo abrir gas. El ACG hace que ese arranque sea inmediato, sin ruidos de bendix o de engranajes, también gracias a que el sistema hace que al pararse, el pistón se vaya a la posición de punto muerto superior anterior a la admisión y «tira» de un descompresor que ayudará en ese arranque instantáneo. La función «Start&Stop» puede desconectarse desde el manillar y, además, se auto-desconecta si nota que la batería no está en perfecto estado de carga. Lleva además todas esas tecnologías que le dan el nombre de eSP, tecnologías enfocadas a mejorar su eficiencia: cilindro descentrado con camisa con micro-protuberancias, dos soluciones que permiten menor fricción, uso de tres rodamientos principales en la transmisión de baja fricción más esos comentados ACG y radiador lateral consiguen que el Forza homologue 42,7 kilómetros por litro, en consumo WMTC. con ese consumo tienes prácticamente 500 kilómetros de autonomía

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODAS LAS HONDA del mercado

En el chasis no hay novedades, y es el mismo que se empleaba: un bastidor de acero, con una horquilla de 33m y amortiguadores traseros regulables en precarga. Pesa solo 161 kg en orden de marcha: es uno de los GT 125 más ligeros del mercado. Equipa ruedas de 15″ delante y 14″ detrás y para frenar, con ABS de serie, lleva disco delantero de 256mm y trasero de 240mm. 

El equipamento es lo más completo que puedes encontrar. Destacan, sobre todo, su parabrisas regulable de forma eléctrica desde el manillar, ahora con 40mm de recorrido y nuevas tomas de aire para evitar presión negativa (esa que te tira de la cabeza hacia delante) cuando lo llevas levantado a tope. Y también su sistema de control de tracción desconectable HSTC. Cuenta con iluminación completa de LED, y lleva llave de proximidad que, además, se conecta con el top case opcional: no solo no sacas la llave del bolsillo para arrancar o abrir el asiento, ya tampoco para abrir o soltar el baúl si decides montarlo. Tiene, además, un cuadro completo, con dos esferas y un completo ordenador de abordo en el centro, digital. Y a la hora de cargar o dejar cosas dentro, la guantera, a la izquierda del contra escudo, que se abre y se cierra pulsando sobre la tapa, se queda asegurada cuando bloqueas la dirección y el hueco bajo el asiento es largo, profundo y muy capaz: metes dos cascos, te deja espacio entre los dos, lleva bolsillo lateral para dejar cosas y hueco específico para libro de usuario y documentación. Ah, y un separador de carga móvil que puedes colocar en un montón de posiciones para «personalizar» el hueco y que se ajuste lo mejor posible a tus necesidades. Como ves, en general, el Honda Forza está muy bien pensado y equipado 

Cómo va el Honda Forza 125 

En 2015, el Honda Forza puso muy alto el listón. A todos los niveles: era rápido, era muy divertido de llevar por las curvas, era muy ágil en la ciudad y tenía ya una lista de equipamiento enorme. Y sí, también era caro. Pero, efectivamente, hubo mucha gente dispuesta a pagar ese diferencial de precio por un scooter que ofrecía más que ninguno. En 2018 se hizo un restyling y cambiaron algunas cosas, como la pantalla, que pasaba de esa original regulación manual que tenía a la actual, eléctrica, si bien tenía 40mm menos de recorrido. En 2021 llega una tercera versión que, como hemos visto, sigue manteniendo el listón muy alto en lo técnico y en el equipamiento. ¿Y en marcha? 

La Euro 5 ha afectado mucho a las motos de 125 en general y a los scooters de esta cilindrara en particular. Motores diseñados hace años, como el de KYMCO, eran capaces de entregar 15 CV bajo las condiciones de entonces, no bajo Euro 5. Otros se ve que no merecía la pena el desembolso necesario para convertirlos y directamente han desaparecido, como el motor de 15 CV del X-Max (14, en sus últimas versiones) que ha dejado su puesto bajo el asiento del X-Max al motor Bluecore del NMax y Tricity de 12 CV. El motor Forza es, sin embargo, de los más modernos y ha aguantado más que bien esta evolución. Sigue entregando los 15 CV, con buen par y con la suavidad de siempre. Y el scooter tampoco ha engordado excesivamente: 161 kg en orden de marcha sigue siendo una cifra muy razonable para un scooter de su tamaño. 

Y eso sigue siendo uno de los grandes aciertos del Forza: cuando lo ves, es obvio que estás ante un GT puro y duro. Nada en él parece menos o menor que en otros GT. Cuando te subes aprecias que sí es especialmente compacto y ligero. Mucho más que grandes GT, como el Super Dink o el X-Max, sus mayores rivales durante algún tiempo. Además, no es alto de asiento: con 780mm de altura de asiento, se llega bien al suelo casi con cualquier talla. 

Para arrancar pones el contacto con el pomo en el contraescudo. No hace falta sacar la llave. Pulsas el botón con un freno cogido y el ACG lo arranca sin ruidos. Y de hecho, una vez en marcha, sigue sin hacer mucho ruido. Es especialmente suave y silencioso. Abres gas y sale andando con toda suavidad. Con el parabrisas bajo tienes sensación de un scooter muy ligero y ágil. No notas peso y gira bien. Tampoco es especialmente ancho en ningún sitio. Así, en ciudad es muy cómodo. Es casi tan ágil como un pequeño ciudadano pero, desde luego, desde el semáforo saldrás antes que cualquiera de ellos. Además, tienes un control de tracció, que evita que en esas salidas rápidas, al pisar un paso de cebra, una zona mojada o cualquier cosa, haya algo mas que un corte de aceleración, suave y controlado, que devuelve la rueda trasera «al redil». 

Pero lo mejor está por llegar. Sales de la ciudad, enfilas una autovía y el Honda Forza mantiene sin ningún problema la velocidad del tráfico: a 100 km/h va relajado. Le ves los 120 km/h en el marcador sin problemas, llaneando. Y es capaz de llevar el motor al corte de encendido en ese mismo llano, pasando, por poco, de los 120 en el marcador. Esto ya no está al alcance de casi ningún (por no decir ninguno) scooter actual Euro 5. Además, incluso a esas velocidades, con ese esfuerzo de motor no oirás una protesta ni notarás vibraciones. Es suave, cómodo y agradable siempre. Llegas a una zona de curvas y las cosas aún pueden mejorar más: buenos frenos, vigilados por un ABS de impecable actuación y una suspensión bien equilibrada, que te da comodidad y, ayudada por las ruedas de 15″ y 14″, un paso por curva realmente rápido y con buena sensación. Así, a pesar de que el Honda Forza no quiere destacar en su carrocería o en sus formas como especialmente deportivo, resulta uno de los 125 más rápidos y divertidos aquí también. 

Súmale a todo eso el listado de equipamiento que has leído antes. Y ahora sí, 5.175€ es un dinero para un scooter de 125. Pero ya no parece tan caro. 

Lo mejor: 

-Rápido, suave, eficaz 

-Equipamiento de primera 

– Comportamiento intachable 
 

Mejoraría con: 

-Es el más caro de los 125 

-Pata lateral difícil de encontrar 


Así vemos el Honda Forza 125 

En carretera: 5 

En ciudad: 4 

Pasajero: 4 

Confort: 5 

Equipamiento: 5 

Autovía: 4 

El Honda Forza 125 ha mejorado aún más su oferta con respecto a versiones precedentes: ahora es Euro 5, igual de rápido, de cómodo y con un equipamiento mejorado en detalles. Pero además se aleja de la competencia, que sí ha bajado de nivel. Es el más rápido de los 125 en carretera, y es ágil en la ciudad. Es muy cómodo en cualquier entorno y agradable de llevar, tanto con uno como con dos ocupantes. Equipamiento al más alto nivel posible actualmente, el Forza no es un scooter barato, pero se asegura de ofrecerte compensación por cada euro de más que pagas: vale lo que cuesta. 

Más información del Honda Forza 125

 

Honda Forza 125

0 Comentarios