• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

Prueba Honda CB 1000 R Black Edition: Black Beauty sobre ruedas

Publicado el viernes 30 de abril de 2021

Black Beauty, la belleza negra. Es el título de una peli de Disney sobre la vida de un caballo. Está inspirado en un libro, del mismo título, del siglo XIX. Y fue el mote de aquella guitarra mítica, la Gibson Les Paul Custom de los años 50.

Una guitarra icónica entre las eléctricas: toda una Les Paul, terminada en un elegante negro, con las pastillas, puente y demás en metálico. Según Les Paul, el guitarrista que ideó el concepto de esta guitarra y que le dio nombre, quiso que le hicieran una guitarra con un sonido contundente pero que a la vez fuese tan elegante como un traje de los buenos. De ahí que le dieran esa terminación.

No se muy bien por qué, pero rodando con esta Black Edition me vino a la cabeza la historia de aquella guitarra. Me imagino que por el nombre, unido a esa elegancia intrínseca en las dos. Y seguramente por esa sensación contundente y eficaz en su desempeño en los dos casos. Ese debe ser el paralelismo que vi entre ambos mundos sin buscarlo. Porque la CB 1000 R también es así.

A la vista está que es una moto elegante. Tiene algo de agresividad, pero contenida en su diseño. Por supuesto, en esta Black Edition ese acabado negro también aporta su punto de elegancia. Pero ese otro punto retro de la gama CB también suma puntos en ese sentido. Es la "neo sports cafe" definitiva, que es la frase con la que Honda define a la gama CB. Según ellos, es un diseño inspirado en el estilo "retro industrial" -no es una neo retro inspirada en la propia historia de las siglas CB, que como sabes es una larga historia de éxito- con tintes sport evidentes.



 

El cuerpo de una Gibson Black Beauty está hecha de una pieza de caoba, una madera densa que permite que no haya vibraciones en él. Las cuerdas se mueven, por tanto, sin perder inercia, lo que le da un "sustain" a la guitarra increíble. Cuando tocas con ella notas precisión en todas sus partes. Denota calidad y saca ese sonido brutal y potente que se espera de una guitarra así. Con dos pastillas y esa construcción es una guitarra versátil: igual sirve para el rock más duro y "cañero" que para tocar suaves baladas.

Una CB 1000 R Black Edition está hecha de metal, de acero y aluminio principalmente. Apenas ves plásticos en ella. Es minimalista, de manera que no te encuentras demasiadas cosas que estorben o que sobren cuando se trata de montar en moto. Los 143 CV del motor, con mucho par y buena respuesta desde abajo le dan a la moto un empuje increíble desde abajo.

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODAS LAS HONDA del mercado

Cuando te subes a ella notas precisión en todos los mandos, denota calidad y si le das, saca esa respuesta precisa en curvas que esperas de una moto así. Con cuatro cilindros y esa construcción es una moto versátil: igual te sirve en la carretera de curvas para la conducción más dura que para esos días en que sólo hay que ir a trabajar.

Pues lo mismo el paralelismo es mayor del que imaginaba al principio.

Cómo es la Honda CB 1000 R Black Edition



Esta CB 1000 R apareció en 2018 tras un rediseño completo de la anterior CB 1000 R, la naked sport de la marca. Aquella era una gran moto, pero lo cierto es que también era una moto con poca personalidad comparada con otras naked de su segmento. Cuando se diseñó esta sustituta se corrigió -de largo- ese error y ese concepto de diseño "Neo-Sports-Cafe" hizo que se convirtiera en una de las motos más originales del segmento: es diferente a todas.

En 2021 se ha retocado estéticamente en detalles como el subchasis visto, tapas de radiador y airbox, nuevo faro y nuevas llantas, para darle una vista aún más "industrial". La Black Edition va un paso mas allá: palos de ruedas, placas del basculante, tapas motor, soportes del manillar mecanizados son sello del modelo. Bisel de faro, botellas de horquilla, escape y carrocería terminadas en negro, más la incorporación del quickshifter de serie o de la tapa de colín hacen de ella una moto un poco más agresiva y especial.

Equipa ahora una pantalla TFT de 5" en color con cuatro diseños de pantalla. Lleva ordenador de a bordo, por supuesto y es parte fundamental en la gestión electrónica de la moto, junto con la piña izquierda y sus botones en forma de cursor. Incorpora el sistema Honda Smartphone Voice Control (HSVC) que permite controla el móvil por voz (con micro y auriculares en el casco, claro) y un USB bajo el asiento. También se ha montado intermitentes auto cancelables y con función de frenada de emergencia, mientras que los delanteros son de los que permanecen encendidos siempre.



El motor ha pasado por los cambios necesarios para la Euro 5. Así, se ha retirado la inyección, entre otras cosas por que se han montado nuevas sondas LAF (Linear Air Flow) en los escapes, sustituyendo a las anteriores sondas lambda. Estas consiguen una medición más precisa de los gases de escape y, por tanto, permiten un ajuste más fino de la inyección.

Entrega 143 CV a 10.500 rpm y un par de 104Nm a 8.250 rpm y se le ha diseñado una curva de potencia adecuada a una moto así: entre las 6 y las 8.000 rpm tiene -en palabras de la propia marca- una "rampa" de potencia para un pilotaje "excitante y adictivo". Un cambio de seis marchas, bastante corto, que proporciona sobre todo espectaculares aceleraciones y recuperaciones, ayudado por uno de los quickshifter de mejor funcionamiento que hemos probado. Por supuesto, lleva un embrague antirrebote y asistido, para el día que no quieres usar el quickshifter.

En la electrónica, además de ese cuadro TFT o el quickshifer, tienes tres modos de conducción -Sport, Standard y Rain- más un cuarto modo -User- personalizable. Cada uno de ellos establece uno de los tres niveles de potencia, control de tracción y freno motor.



El chasis sigue siendo ese mono columna central de acero, con placas laterales de aluminio para soporte del espectacular basculante monobrazo de aluminio. Delante monta una horquilla Showa SFF-BP, la famosa horquilla que lleva muelle en una pata e hidráulicos en la otra. En este caso, para la Black Edition las barras vienen con un recubrimiento anti fricción oscuro. Atrás, un monoamortiguador de la misma marca, regulable en precarga y extensión. De frenar se encargan dos discos delanteros de 310mm con pinzas de cuatro pistones y anclaje radial, mas un trasero de 256mm, con ABS.

Cómo va la Honda CB 1000 R



830mm de altura de asiento, para 212 kg de moto en orden de marcha, en una moto que a la vista parece más pequeña de lo que es. De hecho, no es muy larga entre ejes y esa estética minimalista, con gran parte de su estructura a la vista, le da esa imagen musculosa y compacta.

Subirte a ella, arrancar y escucharla y ya tienes sensaciones muy agradables. No es una moto incómoda: la posición de conducción es muy natural y cómoda, tienes sitio para moverte. Es algo alta para mi 1,65 y llego con la punta de un pie. No es pesada y es sencillo deslizar un poco el cuerpo hacia el lado que quieras para llegar algo mejor.

En la ciudad esa compacidad visual juega a favor. No es una moto voluminosa, y el par disponible desde muy abajo ayuda a llevarla con toda suavidad. Con la moto en modo estándar puedes circular entre coches sin un solo tirón, bien protegido por el control de tracción y un ABS bien ajustado. Sorprende el quickshifter: no todos permiten, como este, usarlo desde el cambio de primera a segunda, bajo de vueltas, a ritmo de ciudad, sin tirones o golpes de transmisión. Tienes además buen tacto de todos los mandos.



En la carretera la moto sorprende: es más rápida de lo que te crees, en todas circunstancias, ya que los 143 CV están bien repartidos y aprovechados. Efectivamente, en modo Sport, sobre las 6.000 rpm, le cambia el sonido y el carácter y saca un genio deportivo importante. Aún así, es muy controlable y nunca se "desmanda".

El chasis y la parte ciclo acompañan, igual que ese cambio rápido sin embrague: puedes usarlo continuamente, lo que hace aumentar la diversión, la eficacia del motor y la sensación de aceleración. No parece dura de suspensiones, pero ya puedes apretar el ritmo en las curvas en la carretera que no aparecerán faltas en este sentido. Y frena muy bien: ayudado por el freno motor regulable, reduciendo y frenando es eficaz. Solo en reducciones muy exageradas el quickshifter (que actúa perfectamente) puede dejar de ser la opción preferida: el embrague antirrebote actúa peor que si has reducido con embrague cogido. Normal, por otra parte.

En la autovía es una moto agradable: no hay gran protección aerodinámica pero agachado el cuadro desvía algo de aire por encima de la cabeza y se lleva bastante bien. En curvas rápidas, sin aflojar el gas, sí que la amortiguación trasera se queda un tanto blanda: la moto se mueve si pisas un bache. Pero es algo que se puede solucionar apretando un tanto la precarga. En cualquier caso, para una moto así, y diciendo por delante que la moto va muy bien tal y como es, sí nos gustarían unas suspensiones de mayor nivel y regulaciones.

Lo mejor:

-Estética muy acertada
-Prestaciones y comportamiento deportivo
-Utilización diaria agradable

Mejoraría con:

-Suspensiones justas
-Altura de asiento algo elevada

Así vemos la Honda CB 1000 R

En carretera: 4
En ciudad: 4
Pasajero: 2
Confort: 4
Equipamiento: 3
Autovía: 3

(De 1 a 5 puntos)

La CB 1000 R es una moto muy bonita a la vista, y más esta versión especial Black Edition. Pero además es efectiva, divertida de llevar y muy polivalente. Honda ha preferido contener el precio y, aunque podría llevar suspensiones más sofisticadas y mayor nivel electrónico, la moto demuestra que con estos componentes se logra un resultado dinámico fantástico, sin necesidad de ser más cara. Cómoda en la utilización diaria, divertida en las curvas, el pasajero tiene asignado un puesto muy justo, que en nuestra Black Edition se queda en nada, al sustituir el asiento trasero por la tapa de colín, que le da un aspecto aún más agresivo y deportivo.



Más información de la Honda CB 1000 R Black Edition

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Honda.
Precios del Honda CB1000 R con ficha técnica y equipamiento completo.
0