Prueba Honda Forza 300: Súper fuerza

Comentar Publicado el martes 24 de julio de 2018
Prueba Honda Forza 300: Súper fuerza

La historia de los Honda Forza se remonta a aquel Forza 250 de hace más de 10 años, un modelo muy equipado y sofisticado. Pasó por una versión más económica y un NSS 300 que apenas superaba aquel primer 250. Luego llegó el 125, de altísimo nivel, reformado ahora a la vez que se desdobla en un nuevo y virtuoso Honda Forza 300.

Si analizamos este recorrido vital de los modelos Forza de Honda por el final, para mi, este último es el mejor de media cilindrada de la historia. Y ello, que suele ser evidente casi siempre que se presenta un scooter nuevo, en el caso del Forza es diferente. Para muchos, el Forza 250 súper equipado de hace ya muchos años era el mejor. Era diferente, de estética un poco "manga" y con un nivel tecnológico que ningún scooter de la época (con permiso de los primeros Suzuki Burgman 650) igualaba. Pero también era carísimo. Todo aquella tecnología no era gratis. En el fondo, era un 250 que andaba bien, pero no dejaba de ser un "dos y medio". Con los años se convirtió en un 300 bajo la denominación NSS. Había perdido ese equipamiento vanguardista y se situaba en un precio más similar a su competencia. Empleaba el fantástico motor 300 (279 cc reales) del Honda SH 300, todo suavidad, buen par y respuesta plana en un scooter de comportamiento noble y adecuado, pero tampoco era un scooter que levantase pasiones ni alcanzaba las prestaciones de sus rivales en la categoría.

La historia cambia radicalmente con la aparición del Honda Forza 125. Fue un scooter realizado partiendo de cero, con toda la tecnología "made by Honda" y un montón de buenas ideas de diseño para conseguir, esta vez con más acierto, lo que la denominación Forza quiso significar del principio, es decir, el mejor scooter del mercado, el GT más completo, rápido, cómodo, equipado y lujoso que podías encontrar. También volvía a ser caro, pero esta vez esa diferencia de precio era más asumible y el éxito fue imparable: desde 2015, cuando se lanzó, se han vendido más de 30.000 unidades de este scooter. Y las ventas siguen creciendo año a año, siendo uno de los indiscutibles entre los "top 10" del mercado.



Aquel primer Honda Forza 125, que ahora par 2018 también se renueva, es fantástico. Corre bastante más que los demás 125, pero al tiempo es cómodo como un gran GT. Ligero, ágil y maniobrable, hasta parece más pequeño en ciudad. Pero chasis, los frenos y el motor estaán a la altura en comportamiento del mejor deportivo. Con pantalla regulable o enorme hueco bajo el asiento, tampoco le falta nada en equipamiento. No es fácil ponerle pegas. Y ya cuando se lanzó recuerdo haber pensado que había chasis suficiente para el motor el Scoopy 300, y entonces tendríamos un Forza 300 casi ideal. Por una vez acerté y parece que Honda también tenía en mente aquella idea, que ahora se ha hecho realidad.

Porque el Honda Forza 300 nuevo es exactamente eso, como un 125 al que, con las modificaciones precisas, se le ha instalado el motor SH 300. Así tienes un scooter del peso, dimensiones y comportamiento del mejor 125 cc, pero con 10 CV más y, sobre todo, un 70% más de par motor. Además, añade algunas sorpresas agradables como el control de tracción o la nueva pantalla eléctricamente regulable.



CÓMO ES EL HONDA FORZA 300

El Honda Forza 300 u Honda NSS 300 Forza, que ese es su nombre completo, es un magnifico scooter. El chasis, la parte ciclo y la carrocería es la misma que en el 125 cc. Es más corto, más ligero y más cómodo que el anterior 300 de carrocería derivada del 250. En concreto, es 35 mm más corto entre ejes y 12 kilos más ligero. A diferencia del 125, como es lógico, ha habido que recolocar el radiador: en el 125 te recuerdo que es lateral y adosado al cárter motor. En éste va justo por delante del motor, algo inclinado hacia abajo para coger aire por ahí. Otra diferencia es la falta del sistema de arranque parada "Idle Stop" del 125, que en este 300 se sustituye por un más útil, en un 300 cc, sistema de tracción de control desconectable HSTC "Honda Selectable Traction Control".



Seguramente, a todos los que nos gustan las motos jamás tenemos suficiente. Parece que siempre necesitamos un poco más. Y en el caso del Honda Forza 300 es fácil pedir más: va muy bien y es tan agradable como solo podrías soñar. Pero el motor del SH 300, muy bueno en aspectos como consumo y suavidad, no es precisamente el más potente del segmento. Yamaha declara 27 CV en su X-Max 300; SYM, con el nuevo Cruisym, también afirma alcanzar 27 CV, aunque luego te aseguran, de forma extraoficial, que su motor se acerca más a los 30 CV que a los 27 CV. Y KYMCO, con su modelo estrella de este segmento que realmente es un 350, entrega más de 28 CV. El Honda Forza 300 se conforma con 25 CV con los que se declara una velocidad punta de 129 km/h. De esta manera se da la paradoja que el más rápido y deportivo de los 125 cc se convierte, con el motor de 300 cc, en un gran scooter, cómodo y fácil, de buen comportamiento en cualquier tipo de conducción, además con mucho par para obtener buenas aceleraciones, pero parece difícil que iguale en prestaciones máximas a los más punteros de la categoría. Habrá que esperar a medirlas con precisión. Pero, por supuesto, no todo son prestaciones a la hora de valora un scooter.

Horquilla telescópica, doble amortiguación trasera, discos de freno delantero y trasero son paralelos a los componentes presentes en el Honda Forza 125. También la elección de llantas de 15" delante y 14" detrás, pero las cubiertas de serie son Michelin en el 125 y Pirelli en el 300. La carrocería y el cuadro son iguales. Desde el asiento del piloto, solo el mando del Idle Stop, lugar donde irían las ráfagas en la izquierda, diferencian ambas cilindradas.



Adopta un nuevo sistema eléctrico de pantalla regulable en altura, capaz de cambiar su altura en un rango de 110 mm. Equipa iluminación "full LED" y un sistema de arranque con llave de proximidad. El asiento se abre desde una tecla en la consola del contacto y en el hueco tiene capacidad para dos cascos integrales, dejando hueco para otras cosas en el centro gracias al inteligente sistema que ya conocimos del anterior 125 de separador móvil. De esta manera puedes configurar el hueco a tu conveniencia. Un bolsillo lateral permite dejar las herramientas y otros pequeños objetos, mientras que la documentación tiene su soy se cierra simplemente presionando sobre la tapa, aunque cuesta cogerle el truco.

CÓMO VA EL HONDA FORZA 300

Te comentaba antes que el nuevo Honda Forza 300 no puede presumir de ser el más potente de la categoría, y Honda declara una velocidad máxima de 129 km/h oficiales. Ahora bien, tras recorrer durante la presentación mundial las carreteras de la Riviera francesa entre Niza y Mónaco, te garantizo que la sensación que obtienes es que sí corre, y mucho. De hecho, circulamos por una autovía con bastantes bajadas, de esas que tienen desvíos con arena para camiones con problemas de frenos, y superaba con holgura esos 130 km/h prometidos. Bien es cierto que es posible que un desarrollo largo consiga este efecto, pero lo cierto es que subiendo entre curvas muy cerradas, de las de primera marcha en una moto con cambio, si entras deprisa, tumbas y vuelves a abrir, gracias al buen par disponible desde abajo consigues que el Forza ande más que suficiente. Y no solo eso: lo hace muy bien, con buen agarre y total nobleza de reacciones.



Es ligero y ágil. Pesa 23 kilos más que un 125 cc, pero no se nota apenas en marcha. Cuando lo arrancas suena muy parecido al 125, con una rumorosidad muy contenida. Eso sí, cuando abres gas las diferencias son obvias. Acelera bien, es cómodo y suave. También frena bien. Con todo ello, y con el tamaño de un 125 bastante compacto en ciudad, se mueve muy bien. Tuvimos la ocasión de probarlo en condiciones urbanas muy duras en la ciudad de Mónaco, con un tráfico intenso y algo de calor, recorriendo las calles que conforman el circuito de F1 del Principado. Te aseguro que el Honda Forza 300 se mueve bien entre tanto Rolls&Royce, Ferrari, Lamborghini y similares. Cuándo me veré en otra ...



En carretera y autovía es tan buen scooter como cabría esperar. El chasis del 125 es efectivamente igual de bueno con estos 10 CV de más y el motor del Scoopy es suave y agradable de llevar. Responde muy bien a recuperaciones desde medio gas. En bajada, como te decía, es fácil verle correr mucho y en llano es capaz de mantener cruceros por encima de 130 km/h de marcador, dejando todavía por delante mucho espacio en el cuentavueltas, síntoma de que puede estirarse más.

Cómodo, rápido, elegante, eficiente, capaz de ser divertido en conducción deportiva ? este Honda Forza 300 es algo más. Es un Súper Forza.



ASÍ VEMOS EL HONDA FORZA 300

El mejor Honda Forza hasta la fecha es, como se deduce de esa afirmación, un scooter excelente. Rápido y muy estable en carretera, resulta eficaz y noble si le buscas las cosquillas con una conducción animada. Es compacto y ágil en ciudad, uno de los GT más cómodos de llevar en ciudad y casi al nivel de los especializados scooters urbanos como su hermano PCX, teniendo en cuenta las diferencias de tamaño y peso que les separan. Y también en autovía es un scooter perfecto para desplazamientos de radio medio. Es muy cómodo en cualquiera de esos escenarios, con buen asiento, grandes plataformas para los pies y una pantalla que puedes regular en altura con solo tocar el interruptor correspondiente.

Para el pasajero también es cómodo. El asiento es grande y dispone de buenas asas y reposapiés amplios. Por tanto, resulta una buena opción. En equipamiento es donde marca diferencias. Además de la pantalla regulable eléctricamente, cuentas con control de tracción, iluminación totalmente LED, un enorme hueco para el casco y casi todo lo que se te ocurra pedir a un scooter GT. También cabe destacar un cuadro muy completo, de agradable diseño, con una gran pantalla digital que te informa de consumos o autonomía. Y, por supuesto, destaca que en toda esta prueba, el Honda Forza 300, entre carretera, autovía y atascos urbanos, fue capaz de mostrar en el contador de consumo unos escasos 3,5 litros a los 100 km.



Más información del Honda Forza 300

0