Harley-Davidson Street 750: Fácil rider

Comentar Publicado el miércoles 08 de julio de 2015
Harley-Davidson Street 750: Fácil rider

La imagen de H-D ha estado asociada históricamente a la estética Easy Rider de manillares altos, horquillas largas y tipos duros. La más reciente gama de la marca, la Harley-Davidson Street 750, se inclina por la acepción "fácil" de este término inglés, una Harley para todos los públicos.

En la mítica película Easy Rider (1969), Peter Fonda y Dennis Hopper protagonizan una "road movie" (película de carretera) en la que sus Harley-Davidson ofician de metáfora de la libertad. Si ni tu experiencia ni tu cuenta corriente dan para excesivas alegrías en la búsqueda de tu propia libertad cuando tienes entre tus manos el catálogo Big-Twin de la marca norteamericana, ahora ha llegado el momento de tu redención con la nueva Harley-Davidson Street 750.


 

Significa un concepto totalmente nuevo en la firma. Por 7.350 €, más que a una fiesta de barbacoa con mayúsculas en la que te sumerges con la gama Sportster, Softail, Dyna, Touring y V-Rod, tienes acceso a un plato de hamburguesas con buena ración de curry. La Street 750 es la única Harley-Davidson actual fabricada fuera de las fronteras USA y ve la luz en la India. Para ello se ha creado un concepto radicalmente distinto a todo lo presente en su gama, con un modelo de cilindrada media (hay una versión 500 que se comercializa únicamente en países emergentes), motor 100% refrigerado por agua y diseño exclusivo, aunque con acabados que distan de los principios Premium que caracterizan los productos de la marca.

CÓMO ES LA HARLEY-DAVIDSON STREET 750

¿Entonces no es una auténtica Harley-Davidson? Motor V-Twin, transmisión final por correa de kevlar, neumáticos Michelin Scorcher, anagrama de depósito cromado, imagen Dark Custom con opción de acabado mate... Sí, es una Harley-Davidson. Pero a su manera.

A 2.000 € de distancia de la siguiente Harley-Davidson más barata, la Sportster 883 Iron (9.350 €), debes observarla como lo que es, una moto de iniciación, válida para los que quieren estrenar su carné A2 sobre una leyenda y que no hace distinciones por sexo. Su reducido asiento y fácil manejo la convierten en una opción excelente para féminas, una alternativa poco común en el universo de la marca.

Su imagen desata pasiones entre los amantes de los modelos de corte café racer. Su cúpula y el resto de sus líneas se inspiran en la XLCR 1000 Café Racer fabricada entre 1977 y 1980, un modelo obra del propio Willie G. Davidson. Los fuelles de la horquilla son otro de los rasgos personales de la Harley-Davidson Street 750, un detalle en común con la Sportster 883 Iron. En la parte trasera destaca el faro de LED y su instrumentación se sitúa frente al manillar sobre la tija de dirección con una única esfera de 3,5" de diámetro. Sobre esta tija se incluye un anagrama grabado como muestra de distinción.

Pero si hay un componente que destaca sobremanera en su concepción técnica es el motor. Se denomina Revolution X y es, junto con la saga V-Rod (su motor es el Revolution original), el único propulsor totalmente refrigerado por agua entre los modelos actuales de la marca. Sus cilindros dibujan un ángulo de 60º y en cada culata encontramos un conjunto de cuatro válvulas. A pesar de contar con un radiador de grandes dimensiones, los cilindros reciben las tradicionales aletas, aunque en este caso como mero motivo ornamental. La alimentación, por supuesto, confía en un sistema de inyección electrónica, en su caso de origen Mikuni con cuerpos de 38 mm. Y la caja de cambios incorpora seis relaciones, cinco en la serie Sportster.

CÓMO VA LA HARLEY-DAVIDSON STREET 750

La primera vez que te encuentras frente a frente con la Harley-Davidson te deja perplejo. Su tamaño no da pie a pensar en su auténtica cilindrada, con un volumen muy contenido en todos los parámetros. Ni siquiera la distancia entre ejes de 1.535 mm parece notable. Solo una horquilla con 32º de lanzamiento te anuncia sus intenciones más custom, a lo que se suma una ínfima altura de asiento de 710 mm. Parece más bien un modelo naked de corte retro que una verdadera cruiser.

Esta sensación desaparece en cuanto te subes a su asiento. El manillar ligeramente alto y adelantado te produce la primera descarga de aroma a cuero negro, reforzada con la visión de los logos H-D por doquier (instrumentación y tija) más la amplia superficie de la zona superior del depósito. Llegar con los pies al suelo es pan comido para estaturas dignas de jockey, con una parte trasera de depósito y delantera de asiento muy estrecha para facilitarlo. Las estriberas, muy poco adelantadas para el estándar custom, no molestan en absoluto y en los semáforos podrás disfrutar de forma confortable de la mirada envidiosa de peatones y "enlatados".

Este tamaño XXS tiene su contrapartida para los pilotos a partir de 1,80 m. Quedas tan encajado que tu flexibilidad queda bien puesta a prueba. Mejor calentar músculos antes de subirte... Un relato similar vale para el pasajero, con minúsculo espacio disponible.

Personalidad propia

A la hora de apretar el botón de arranque te encuentras con otro de los dilemas que presenta la Harley-Davidson Street 750. Su sonido al ralentí no es el tradicional "potato-potato" de los bicilíndricos de la marca, sino un rumor de cilindros en movimiento y silbido de la transmisión primaria más propio de Tokio que de Milwaukee. ¿Sacrilegio? Nada más lejos de la realidad, porque con esa pérdida de personalidad clásica también pierde las vibraciones de sus hermanas, incrementando el confort muchos enteros. Y la imagen de su radiador es sobresaliente.
De este modo, se convierte en una moto moderna con un sentido para todos los públicos, no solo los más recios fanáticos de los modelos de los Harley y los Davidson. Tanto es así que incluso en marcha sigue su propia senda de entrega de prestaciones. Con una primera apertura de gas dulce, la entrada de par es francamente poderosa sin dejar de resultar perfectamente gestionable. En absoluto resulta aburrida, ni en la parte baja de respuesta de motor como más arriba. El par entra de forma muy progresiva y manejable, con una relación de marchas bien escalonada. Por otro lado, el freno motor es menor del que esperas en una moto de su concepción, lo que también redunda en su sentido más popular. Y en cuanto a su consumo, durante nuestra prueba hemos alcanzado una contenida media entorno a los 5,2 l./100 km.

Las piñas tienes un diseño agradable y práctico, pero la instrumentación es muy escasa. La pequeña pantalla digital solo muestra información de kilometraje, sin opciones básicas como reloj horario o nivel de combustible. A ritmos entorno a 120-140 km/h es sorprendente la protección que ofrece su escueto cupolino. Incluso la manejabilidad es muy digna a cualquier velocidad. Tiene buena "cintura" y la distancia libre al suelo es adecuada, algo que podrían aprender muchas de sus hermanas de catálogo en las que resulta difícil hasta circular por algunas rotondas en las que vas rozando las estriberas o plataformas sin piedad. A paso de persona en ciudad, su bajo centro de gravedad te permite trialear entre coches. A muy bajas rpm, su motor apenas da tirones y la transmisión por correa te permite salir de las profundidades con solvencia.

Mucho de cal y algo de arena

El buen tacto de todos sus mandos te ayuda, con un embrague muy progresivo y un acelerador de largo recorrido, idóneo para pilotos noveles. El cambio también entra en acción con suavidad, incluso en primera. Encontrar el punto muerto no tiene ningún misterio y hasta permite subir marchas sin tocar la maneta de embrague sin aspavientos.

Si nos referimos a su equipo de suspensiones, la horquilla es correcta, un escalón por debajo de unos amortiguadores que están perfectamente regulados para cualquier uso. En los numerosos resaltes para reducir la velocidad en las ciudades ofrece una respuesta muy confortable.

El detalle

La transmisión final mantiene la solución de correa de kevlar tan relacionada con Harley-Davidson. En el mundo de las dos ruedas, tan solo podemos encontrar el parangón de BMW y su esquema bóxer-cardan. En su superficie quedan impresos los logotipos de Harley-Davidson. Su resistencia esta más que contrastada y frente a un sistema de cadena de eslabones convencional, se beneficia de ausencia de mantenimiento.

Hay aspectos en los que la Harley-Davidson Street 750 demuestra que es una recién llegada y como tal, necesitará evoluciones posteriores para limar puntos concretos. El más urgente es la frenada. El único disco delantero se muestra insuficiente para detenerla en situaciones de emergencia como la que te encuentras un día sí y otro también en la vorágine del tráfico de las grandes ciudades. Además, el trasero parece un componente de adorno, con un recorrido de pedal excesivo. Los americanos tendrán que pensar en instalar un sistema ABS si quieren seguir comercializándola a partir de 2017, cuando será un componente obligatorio.

Algunos detalles fácilmente mejorables radican en el sistema de cierre del depósito (te quedas con él en la mano al repostar) o la exposición de la instalación eléctrica, con cables y clemas a la vista de forma demasiado económica, o la instalación de los espejos retrovisores, incapaces de mostrarte lo que ocurre a tus espaldas. Otros tienen solución más complicada, como el acabado de soldaduras o el pintado del chasis, de difícil convivencia con la tradición que se ha forjado H-D en sus más de 100 años de existencia.

Por forma de andar como por imagen, ¿quién te iba a decir a ti que podías sentirte un miembro de pleno derecho del club más exclusivo del mundo sobre dos ruedas por una cuota de inscripción de poco más de 7.000 €?
 

Lo mejor... Mejoraría con...
Respuesta de motor Frenos más contundentes
Manejabilidad Acabados
Imagen exclusiva Visión retrovisores


FICHA T É CNICA
 
Motor
4T, 2 cilindros en V; agua
Cilindrada
749 cc
Potencia m á xima
N.D.
Par m á ximo declarado
59 Nm a 4.000 rpm
Cambio/Transmisi ó n
6 velocidades/Correa
Chasis
Tubular acero
Suspensi ó n delantera
Horquilla telescópica
Suspensi ó n trasera
2 amortiguadores
Freno delantero
1D.
Freno trasero
D.
Neum á tico delantero
100/80-17
Neum á tico trasero
140/75-15
Entre ejes
1.535 mm
Altura asiento
710 mm
Capacidad dep ó sito
13,2 l.
Peso declarado
206 kg (en seco)
PRECIO
7.350

 

Así la vemos

El hábitat natural de la Harley-Davidson Street 750 es la ciudad, valga la redundancia. La viveza de su motor hace que se adecue a cualquier circunstancia del tráfico con precisión, apoyado en una notable agilidad y manejabilidad lejos de la pereza clásica de los modelos custom tradicionales. Lástima que los frenos no estén a la altura. Por sonido no parece una H-D "de verdad", pero transmite una imagen muy cívica, lo que nunca viene nada mal. La reducida altura de su asiento será la panacea para muchos usuarios que se estrenan con una moto en la ciudad.
 
Saliendo a carretera, sorprende el reducido envite del viento en tu contra, aunque no es una elección si tienes pensado recorrer largas distancias en autovía, sobre todo por posición de conducción. El motor se mantiene vigoroso hasta que la aguja alcanza la cota de los 160 km/h y la llanta delantera de 17" permite una trayectoria precisa en secciones reviradas.
 
El sufrido pasajero solo estará dispuesto a desplazarse por cortos recorridos urbanos, si quieres mantener su amistad. Y en cuanto a equipamiento, carece de ABS ni siquiera en opción, su instrumentación es francamente escasa y las manetas no son regulables en distancia al puño. Por otro lado, los LED traseros dan un toque de modernidad que contrasta con su concepto más clásico.

0

Scooter 125

Cómo limpiar a fondo tu moto o scooter

No sólo es una cuestión de apariencia. Limpiar la moto adecuadamente es obligatorio para un...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Novedades

BMW F 750 GS 2018: Review y primeras impresiones

El trabajo realizado en la nueva BMW F 750 GS es un desarrollo completo de toda la moto, volver a...

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

El Salón "Vive la Moto", que este fin de semana se está celebrando en el IFEMA de Madrid, nos ha...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Harley-Davidson.
Precios del Harley-Davidson Street 750 con ficha técnica y equipamiento completo.