Harley-Davidson Low Rider S 2020: mejora en el rendimiento

Publicado el martes 27 de agosto de 2019

Desarrollada sobre la base de Harley-Davidson Softail, la nueva Low Rider S 2020 hace gala de un manillar elevado, más potencia gracias al motot Milwaukee-Eight 114 y componentes de la suspensión de primera calidad. Está disponible desde 21.600 euros.

Harley-Davidson acaba de anunciar sus novedades para 2020 y entre ellas figura la presentación de la nueva Low Rider S. La cruiser estadounidense mejora en todos los aspectos gracias a una actualización de rendimiento que afecta tanto a la parte mecánica como a la parte ciclo y que hacen que este nuevo modelo puede pilotarse de una manera mucho más agresiva.

En cuanto al diseño, esta cruiser demuestra su estilo costero gracias a unos manillares elevados. La Low Rider S equipa un manillar estilo motocross de una pulgada de diámetro montado sobre las torretas rectas para poner al piloto en una posición mucho más dinámica. Una pequeña cúpula y un asiento diseñado para que agarre bien durante las aceleraciones, aportando comodidad al piloto. El motor, la tapa de la transmisión primaria y la consola del depósito están acabados en color negro corrugado; mientras que la tapa Derby, la admisión y las tapas inferiores de los balancines lo son en negro brillante.

Los silenciadores y los protectores de escape son Jet Black. La horquilla, la pletina de dirección, las torretas, el manillar y los soportes del guardabarros trasero son de color negro mate. El piloto trasero LED tiene una lente ahumada. El depósito de combustible Softail de 19 litros luce el logo de Harley-Davidson. Las llantas Radiate de fundición de aluminio (de 19'' delante y 16'' detrás) están acabadas en bronce oscuro mate. Hay dos opciones de color sólido disponibles: Negro vivo y Barracuda Silver.

Equipada con el motor Milwaukee-Eight 114



En el plano mecánico, la Harley-Davidson Low Rider S 2020 está impulsada por el motor Milwaukee-Eight 114, que con sus 1868cc ofrece la mayor cilindrada dentro de la gama Softail, así como un par máximo de 161 Nm a 3.000 rpm. El motor está equipado con una toma de aire Ventilator en negro brillante con un elemento filtrante expuesto para mejorar el flujo de aire hacia el motor, y los silenciadores estilo Shotgun 2 en 2 rematan un aspecto agresivo y de alto rendimiento.

Con el fin de potenciar aún más las prestaciones del motor, en los concesionarios oficiales de la marca están disponibles una serie de componentes de mejora Stage dentro de la gama de piezas de alto rendimiento Harley-Davidson Screamin' Eagle Genuine Motor Parts & Accessories.

Herencia Softail



El chasis de la Harley-Davidson Softail es la base de las prestaciones de la moto. Su diseño ha sido optimizado para reducir el peso sin sacrificar la rigidez, manteniendo el aspecto clásico de una suspensión rígida con un comportamiento plenamente actual.

El monoamortiguador trasero con tecnología de emulsión y un ángulo optimizado entre el chasis y el basculante mejoran el recorrido y la respuesta de la suspensión trasera. El ajuste hidráulico de la precarga mediante un mando situado debajo del asiento permite al piloto mantener un rendimiento óptimo de la suspensión en función de la carga y las condiciones de la carretera. Una horquilla invertida de 43 mm refuerza el tren delantero para mejorar la respuesta de la dirección.

El freno delantero de doble disco de 300 mm ofrece un mayor rendimiento de frenado con menos esfuerzo en la maneta que el único freno de disco delantero de la Low Rider estándar. El ABS de serie proporciona un rendimiento de frenado seguro cuando las condiciones no son las ideales. El modelo Low Rider S rueda sobre neumáticos Michelin Scorcher 31 de alto rendimiento.

Todavía no conocemos la ventana de lanzamiento de la nueva Harley-Davidson Low Rider S 2020, aunque sí su precio: 21.600 euros.

 

0