Harley-Davidson eléctricas, naked, trail y mucho más a partir de 2019

Comentar Publicado el lunes 30 de julio de 2018
Novedades Harley-Davidson

El lanzamiento definitivo de la Harley-Davidson Livewire eléctrica en 2019 o el desarrollo de modelos trail, naked, eléctricos urbanos y, cómo no, custom, a partir de 2020, dan fe del cambio de rumbo vital que vivirá esta marca centenaria.

El hecho de haber sobrevivido a cambios tan radicales como los que ha sufrido la sociedad estadounidense, y el mundo occidental en general, en los últimos 115 años, es una muestra clara de la capacidad de adaptación de una marca. El caso de Harley-Davidson es emblemático, todo un icono de un modelo de motocicleta universal.

A lo largo de su existencia ha superado difíciles momentos económicos, y en la actualidad vuelve a encarar una situación adversa en un mercado internacional convulso, pero con las mismas ansias de inmortalidad a la que nos tiene acostumbrados. Así se destapa de las últimas maniobras estratégicas del gigante norteamericano. Tras años de retahíla de lanzamientos de novedades para la temporada siguiente en estas fechas veraniegas, la propuesta en 2018 es de demostrar la capacidad de innovación con un plan de futuro basado en ámbitos absolutamente novedosos en la historia de la marca.




Para empezar, al menos hasta la celebración de los salones otoñales de Colonia y Milán, no habrá novedades absolutas 2019 en sus segmentos tradicionales, ya sean Touring o Custom, aunque en este sector se mantendrá la constante evolución de sus modelos actuales. Su apuesta para el año próximo será la comercialización definitiva de la Livewire, el primer modelo eléctrico de la marca y que quiere convertirse en referencia en su segmento.

Pero la sorpresa más sobresaliente ha sido la publicación de lo que será el boceto de nuevos modelos a partir de 2020. Entre estos planes destaca el desarrollo de una maxitrail denominada Pan America 1250, una naked "streetfighter" con motor de 975 cc y una nueva custom de 1.250 cc. Las tres se integrarán en una política de motocicletas desarrolladas sobre plataformas modulares entre 500 cc y 1.250 cc, lo que supone un nuevo desembarco de la marca en cilindradas populares, un rango en el que solo estaba presente con las series Sportster y Street. Y se asegura que a partir de 2022 se ampliarán los modelos pertenecientes a cada uno de estos segmentos.



Este acervo popular se suma a la intención de la marca de hacerse fuerte en mercados como el chino o el indio, con alianzas junto a marcas locales que les permitan expandir sus productos en el entorno de los 250 cc y 500 cc. Parece obvio que Harley-Davidson pretende seguir sumando años a su historia y, a partir de ahora, en una dimensión jamás vista, un cambio de rumbo que se recoge en su nueva lema "Más carreteras para Harley-Davidson".



0