Prueba Goes 125 GP: Para el GP diario

Comentar Publicado el jueves 20 de septiembre de 2018
Prueba Goes 125 GP: Para el GP diario

Te gustan las motos deportivas, con carenado y decoraciones racing, pero sabes que lo que necesitas es una moto urbana, básica, sencilla y económica. No lo tienes fácil, salvo que te compres dos motos. Goes te propone ahora una solución con la Goes GP 125. Alma de deportiva, corazón de utilitaria.

Quizá también puedas verla como un paso intermedio entre esos dos tipos de moto, ya que la estética es indudablemente deportiva, su posición de conducción podemos definirla como sport y su mecánica está un paso por encima de esas utilitarias básicas, aunque tampoco llegue a los punteros motores de 15 CV que suelen llevar las 125 más radicales.

También en precio se encuentra entre ambas categorías. No es una económica de menos de 2.000 €. Tampoco está en los más de cuatro mil de las deportivas. Roza los 3.000 €, por arriba o por abajo, en función de que te guste más la terminación normal, en color blanco, azul y negro, más discreto, o la decoración "Limited" con chasis naranja y llena de "sponsors" (3.195 €).



Goes completa así una gama de 125 de marchas que la consolida en este segmento después de años de ser más conocida en los ambientes de scooter y quads. Con esta Goes GP 125 y junto con la custom bicilíndrica MB, se completa la gama alta de la marca, que por debajo ofrece una trail (G 125 TK) y dos naked de líneas sport, las NK y SK 125, para un total de cinco motos en esta cilindrada con caja de cambios más dos scooters automáticos.

La estrategia de Goes se basa en diseñar en Europa y buscar proveedores en China con los que después desarrollar estas motos y controlar la calidad con que llegan a nuestro continente. Esta nueva GP sigue este esquema. La moto se realiza a partir de un modelo de 300 cc previamente existente y con un nuevo motor más sofisticado que el que se emplea en la gama naked y trail. De ahí que veas un chasis y una parte ciclo en general bastante más grande de lo necesario, pero que permite precisamente un tamaño de moto bastante medio y de ahí su apariencia de deportiva mayor.



El motor, como decíamos, es una unidad más sofisticada. En este caso es un propulsor refrigerado por agua con unas dimensiones, en cuanto a diámetro por carrera, un tanto peculiares. Se trata de un motor de carrera larga, cuando lo habitual en los últimos tiempos son los motores de carrera corta. Con esta configuración consiguen un mejor par motor, con subidas de vueltas más tranquilas.

CÓMO ES LA GOES 125 GP

La Goes 125 GP es una moto grande y aparente. Como te he comentado, es el resultado de haber cogido una parte ciclo diseñada realmente para meter un motor de 250-300cc con más del doble de potencia de lo que desarrolla esta versión 125cc que ha llegado a Europa, en espera de que llegue una versión superior anunciada. De ahí que detalles como el tamaño de horquilla, de ruedas o los tubos del entramado del chasis estén tan sobredimensionados.

Se monta un motor poco conocido de procedencia asiática. No es ninguno de los clásicos y conocidos motores de aire, ahora con inyección electrónica desde la llegada de la Euro 4. Es una unidad refrigerada por agua, de un solo cilindro, con inyección Delphi y culata de dos válvulas. Exhibe mayor carrera que diámetro, una configuración poco usada en este tipo de motocicletas, pero interesante al otorgarle mejor respuesta abajo. Consigue 11,3 CV a 9.500 rpm y un par de 9,6 Nm a 6.500 rpm y lo transmite a través de una caja de cambios de cinco velocidades. Como ves, sigue sin ser un motor puntero y deportivo, pero está un paso por encima de los básicos de aire.



El chasis también se encuentra un paso por encima de las motos más básicas. Es un multitubular en acero, con placas laterales que sirven de anclaje al basculante y a la parte trasera del motor. En las suspensiones hay una horquilla convencional delante, de diámetro bastante generoso (37 mm) y detrás un monoamortiguador central con bieletas para progresividad variable. Lleva un sistema de regulación de precarga por rosca en la parte superior, lo que complica algo modificarla sobre la marcha, pero a cambio permite una regulación más precisa y exacta. En los frenos lleva un equipamiento absolutamente enorme para una 125 cc, dos discos ondulados delanteros con pinzas de anclaje radial, más otro disco trasero, todos unidos por un sistema de frenada combinada.



El equipamiento de la moto es el lógico en una deportiva. Incorpora pata lateral con desconexión del motor. Es sólida, pero deja la moto un poco levantada, por lo que hay que tener cuidado con cómo la aparcas. El cuadro es bastante completo, algo pequeño pero bien legible, e incorpora luces LED en el piloto trasero y posición delanteras.

CÓMO VA LA GOES 125 GP

La Goes 125 GP es una moto atractiva a la vista. Tiene buen aspecto, además, en cuanto a materiales y calidades de terminación, y no se ven grandes fallos en este sentido. Es grande de apariencia, prueba de su procedencia como moto de 250-300 cc, y además mantiene las ruedas y suspensiones apropiadas para los 20 ó 30 CV de esas cilindradas, aunque su asiento está bastante bajo a pesar del tamaño de la moto.

Esta característica hacen de ella una moto cómoda. Su apariencia deportiva no quita para que se hayan montado semimanillares altos, por encima de la tija superior, y unas estriberas bastante centradas en la moto. Así, la posición es más parecida a la de una moto ciudadana y utilitaria que a la de una deportiva. Con estas condiciones, la Goes 125 GP es una moto con la que se maniobra bien a baja velocidad, si bien tiene un radio de giro limitado, algo normal en una moto carenada. En parado, para moverla desde un lado se coge bien por el manillar y por debajo del colín, aunque haya que tener cuidado porque la pata lateral extendida es demasiado larga y toca enseguida en el suelo, si no la has recogido.



Es una moto agradable en ciudad. No es demasiado voluminosa, aunque sí más que cualquier naked sport de la cilindrada. Su correcta posición de conducción ayuda a moverte con bastante soltura en los pasos estrechos o en maniobras. Con buenos frenos y buen tacto, la suspensión es correcta de delante, pero algo dura de detrás, algo que se puede corregir soltando las tuercas de precarga del muelle trasero. El motor es agradable y suave, con un tacto adecuado de embrague y cambio.

De lo mejor que tiene es el sonido. Suena como una Moto 3 auténtica, solo que al volumen adecuado para circular por ciudad. Es un sonido contundente, algo afilado, aunque ronco y potente. Le falta algo de potencia para ser rápida acelerando de una forma normal, un detalle que ya vimos hace unos meses en la presentación de esta moto. Se ha escogido un desarrollo de transmisión final muy largo para buscar una velocidad punta alta. A nuestro gusto es excesivo y hace que para salir deprisa o en cuestas arriba tengas que subir mucho de vueltas el motor.



En carretera también le penaliza un poco ese desarrollo largo. La moto no es capaz de llegar al tope de vueltas en quinta ni siquiera con algo de cuesta abajo, lo que hace que al final puedas llanear algo justo, teniendo a veces que recurrir a la cuarta. Ahora bien, sin llegar a tope ha alcanzado 110 km/h en nuestra recta de pruebas con GPS, lo que no está nada mal. En curvas la parte ciclo es grande y pesa. Ello, con 11 CV, hace que no puedes entrar muy fuerte, ya que la moto se cae un poco hacia dentro. Es más una moto básica vestida de deportiva que una auténtica especialista en buscar vueltas rápidas en plan RR.

Fotos: Miguel Méndez




Más información de la Goes 125 GP

0