Ramón López Pesadilla recurrente

El alcohol vuelve a ser enemigo del motorista

Comentar Publicado el miércoles 11 de abril de 2018
El alcohol vuelve a ser enemigo del motorista

Ramón López, director de Fórmula Moto, habla en su último editorial de la revista Fórmula Scooting de la irresponsabilidad de tomar alcohol y ponerse a los mandos de una moto o scooter.

No daba crédito a la intervención que escuchaba. Me encontraba en una jornada dedicada a la propuesta de medidas en mejora de la seguridad en moto por parte de ANESDOR (patronal del sector de la moto) y la Fundación Pons Seguridad Vial. En ella se reunió la práctica totalidad de estamentos relativos a esta temática, como asociaciones de usuarios, organismos internacionales, el director de tráfico... La secuencia de exposiciones abordaba esta temática con alternativas de sumo interés, siempre con distintas aproximaciones sobre soluciones teóricas, siempre necesitadas, cómo no, de una aplicación práctica: el motociclismo debe ser seguro y sostenible, reclamar más atención y recursos para implantar medias de protección en línea con la representatividad de sus víctimas, integración de la seguridad vial como material en el ciclo escolar... Todo suena muy evidente.

Este discurso, habitual en este década, en la anterior o en la precedente, tuvo un radical punto de ruptura cuando intervino la responsable en la confección de estadísticas de la DGT. Y entonces toda la construcción teórica sobre la seguridad en las dos ruedas se tambalea. Los datos reales, fríos, indican una tragedia: uno de cada cuatro fallecidos en accidente de moto en 2016 (26%) en carretera mostraba una tasa de alcohol en sangre superior a la permitida en la ley, una cifra incluso mayor en ciudad, con uno de cada tres (32%). ¿Hoy día seguimos teniendo un problema de seguridad en la motocicleta derivado del consumo de alcohol? Inmersos en la elaboración de políticas de concienciación, de formación, de equipamiento, de infraestructuras... ¿el colectivo motociclista hemos regresado a ese oscuro pasado de cara a la sociedad como antaño?

Somos vulnerables. En el año 2012 el porcentaje de "grandes vulnerables" -peatones, ciclistas y motoristas- ocupaba el 42 %. de los fallecidos en accidentes de tráfico. En 2015 era ya del 49%. Y, previsiblemente, en 2017 supere el 50%. Sin embargo, uno de cada tres de nosotros, los motoristas, parece no ser consciente. Quizá se necesite decirlo bien alto y claro para no bajar la guardia y reaccionar. ¿A ti no te parece increíble?

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán