ABS sí o sí

ABS sí o sí
Formulamoto
Formulamoto


¡Campeones del Mundo de las tres categorías de MotoGP! Increíble. Pero más allá del deporte, ha llegado la época de los salones otoñales y las marcas nos enseñan sus sorpresas para las próximas temporadas. ¿No se te acelera el pulso, la imaginación se desborda y sólo ves la moto de tus sueños por todas partes? A mí también me pasa.

Esta vez, tras la primera entrega en forma de Salón de Colonia, la explosión de sensaciones en todo tipo de motos y  marcas ha llegado al éxtasis. Las deportivas capturan gran parte del protagonismo que monopolizaban en el pasado. Como siempre, vienen cargadas con más potencia (200 CV ya no son sólo una quimera de GP) y menos peso como argumentos, además tienen una tecnología que ni siquiera soñaban los pilotos de MotoGP de hace poco más de un lustro. Pero lo más destacable es que parte de sus soluciones llegan también a otros sectores que nada tienen que ver con el cronómetro, como las Gran Turismo, entre las que ya se extiende el empleo, por ejemplo, de controles de tracción, en su caso como estrategia de seguridad en lugar de perfeccionar un rendimiento al límite en circuito. La electrónica es un componente barato de producir. Su elevado coste procede de su desarrollo, algo sólo reservado a las marcas más pudientes y que más invierten en I+D. Éstas tienen la responsabilidad de convertir la moto en un instrumento cada vez más seguro.

La seguridad será la protagonista del universo moto a partir de 2011. Ya era hora. La accidentalidad es el gran obstáculo de la definitiva aceptación de la moto en la sociedad y el desarrollo de técnicas que reduzcan este factor es clave. Esto era evidente estos últimos años, ahora, con la presentación de una directiva comunitaria que obligará a equipar ABS a todas las motos nuevas -de media y gran cilindrada- a partir de 2013 en Europa, hablamos de una realidad irrefutable. Esta normativa es muy ambigua al no concretarse los términos exactos (¿a partir de qué se entiende -media cilindrada-?) y el plazo de ejecución se antoja muy exiguo. Pero el camino es éste: ABS sí o sí, en deportivas (Honda abrió la veda, con BMW y ahora Kawasaki a rebufo), naked, GT, trail, custom- Súmale la popularización de controles de tracción, de sistemas de reparto de frenada, etc. y obtendrás la moto, no del futuro, sino de mañana mismo. Y aún queda el Salón de Milán, cuyos secretos te desvelaremos desde el primer día en formulamoto.es